23 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,05 Venta 41,25
14 de enero 2023 - 13:58hs

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una resolución que crea un nuevo Comité Selecto sobre la competencia Estratégica entre Estados Unidos y el Partido Comunista Chino. La votación fue de 365 votos a favor contra 65 de un sector demócrata, lo que quiere decir que una amplia mayoría bipartidista aprobó la medida.

La resolución describe el nuevo comité de manera difusa, afirmando que “la única autoridad del Comité Selecto será investigar y presentar recomendaciones políticas sobre el estado del progreso económico, tecnológico y de seguridad del Partido Comunista Chino y su competencia con los Estados Unidos”.

La vaguedad de los objetivos propuestos no ilumina sobre el funcionamiento del comité y las posibles controversias a futuro en el seno de lo que algunos ya llaman el comité “duro con China”. Tampoco quedan claras la razones por las que un número no despreciable de legisladores demócratas votaron en contra del comité, afirma Marcus Stanley, PhD de Harvard en políticas públicas, en una nota para Responsible Statecraft.

Más noticias

Pocos discutirían que China debería ser un importante foco de atención en Washington. Existe un consenso bipartidista generalizado de que el enfoque hacia China en décadas anteriores fue demasiado optimista sobre Beijing como competidor y sobre los daños a la economía estadounidense creados por la tercerización corporativa hacia China.

Como país que pronto se convertirá en la economía más grande del mundo, gobernado por el Partido Comunista Chino y profundamente entrelazado con la economía estadounidense, China ofrece claramente una multitud de desafíos económicos y de seguridad. Pero eso no explica completamente la necesidad de un nuevo comité, los actuales comités permanentes del Congreso sobre servicios armados y relaciones exteriores ya dedican una atención sustancial a China, y existen comisiones permanentes adicionales, como la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China.

China ya fue un tema central en el último Congreso, que aprobó una legislación importante destinada a impulsar las capacidades de fabricación de Estados Unidos para competir de manera más efectiva con China, así como grandes aumentos en el gasto militar justificados por los esfuerzos para contrarrestar a China y defender Taiwán de manera más efectiva. La Estrategia de Seguridad Nacional de la administración Biden también destacó a China como la mayor amenaza y competidor estratégico de Estados Unidos.

Pero la premisa del nuevo comité es que los esfuerzos existentes para competir con China son inadecuados frente a lo que el republicano Mike Gallagher, el presidente del nuevo comité, llama a una “nueva guerra fría con China”. La pregunta planteada por los escépticos es si el comité conducirá a un enfoque más efectivo en los desafíos planteados por China, o creará más calor que luz e impulsará una mayor escalada del conflicto en la ya peligrosamente tensa relación entre Estados Unidos y China.

Entre los votantes en contra de la creación del comité se encontraban destacados líderes demócratas como Pramila Jayapal, jefa del caucus Progresista del Congreso, el miembro de mayor rango del Comité de Asuntos Exteriores, Gregory Meeks, y la líder asiático-estadounidense Judy Chu.

Enmarcar una “nueva guerra fría” en particular podría eliminar oportunidades para una cooperación mutuamente beneficiosa entre las dos economías más grandes del mundo, alimentar la xenofobia contra China y aumentar el riesgo de caer en una guerra caliente potencialmente desastrosa.

Un juego de guerra reciente realizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales descubrió que un conflicto entre EE. UU. y China por Taiwán tendría consecuencias devastadoras para ambas partes y un impacto aún peor en el propio Taiwán. Los opositores demócratas al comité dijeron en un comunicado publicado después de la votación: “Este (…) no debería ser un comité sobre ganar una ‘nueva Guerra Fría’ como ha declarado anteriormente el presidente designado del comité. Estados Unidos puede y debe trabajar hacia nuestros objetivos económicos y de competitividad estratégica sin una "nueva Guerra Fría" y sin la represión, la discriminación, el odio, el miedo, la degeneración de nuestras instituciones políticas y las violaciones de los derechos civiles que tal "Guerra Fría" puede implicar”.

Pero los defensores del comité prometieron un enfoque bipartidista y un enfoque productivo en temas reales de competitividad con China. El nuevo presidente electo del cuerpo, Kevin McCarthy describió un comité que sería un lugar para legisladores serios, trabajaría cooperativamente entre los partidos y abordaría temas como la restauración de las cadenas de suministro y la lucha contra el robo de propiedad intelectual. Un artículo de opinión anterior de McCarthy y el presidente del Comité Selecto, Gallagher, dio más detalles sobre las prioridades del comité, incluido un enfoque de "paz a través de la fuerza", poner fin a la dependencia económica estadounidense de China y combatir los abusos de los derechos humanos en China.

Con la aprobación del Comité Selecto, la pregunta ahora gira en torno a quiénes serán los miembros y los detalles de los asuntos del comité. Solo el tiempo dirá si el nuevo Comité Selecto realmente impulsará una política estadounidense más sabia y eficaz de acercamiento a una China en constante crecimiento.

 

Temas:

Estados Unidos china

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos