Espectáculos y Cultura > LIBROS

Enfermeros, náufragos, ladrones y pandillas: cuatro historias reales

Esta semana recomendamos cuatro investigaciones periodísticas sobre hechos reales

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2020 a las 09:07

"Ángeles de la muerte"

Emiliano Zecca

En 2012 la noticia de que “enfermeros asesinos” eran responsables de cientos de homicidios se instaló durante semanas como tema central en la conversación, recorrió el mundo y se esfumó de repente. “La prensa de la época tituló a los imputados como ‘los ángeles de la muerte’, dictando de ese modo la más anticipada y estigmatizante sentencia de condena social sobre quienes debían estar protegidos por el principio de inocencia”, escribe en el prólogo el experto en derecho procesal Santiago Pereira Campos. Y, sin quererlo, en esas palabras se explica el porqué de las comillas en el título.

¿Qué pasó de fondo en este caso? ¿Eran culpables los acusados y no se logró probarlo? ¿Qué fue de ellos? Quizá este libro, que se presenta en palabras de su autor como un “relato imperfecto”, no tenga todas las respuestas. "Esta investigación contra los enfermeros buscaba homicidios múltiples. No es el caso judicial del cóctel o la eutanasia. Tampoco se inició a partir de la denuncia de familiares de un paciente que murió. Todo eso asoma y desaparece en la causa. Esta historia se lo traga", escribe el periodista y admite que este libro es un bucle. Una y otra vez pasa por el mismo lugar para renegar de lo que se dice e insistir. Con la fantasía de llegar a una parte, de aproximarse a la verdad. (Debate, $ 590)

¡Tiren, cobardes! 

Sebastián Panzl

Ya nadie, o casi nadie, recuerda a esos marinos. A esos héroes, como fueron recibidos al llegar a Montevideo después de que su barco fuera atacado por las fuerzas italianas en plena segunda guerra mundial. Por eso el periodista y escritor Sebastián Panzl se propuso rescatar sus historias del fondo de la memoria y lo hace con una minuciosa y cautivante investigación en ¡Tiren, cobardes! (Planeta, $ 550). “Los hombres que conformaban la tripulación estaban informados de la presencia de submarinos nazis y fascistas, pero aceptaron el viaje seducidos por la buena paga. ‘No sigan, no pasarán’, les dijeron en el puerto de las Islas Vírgenes, pero siguieron, y un submarino italiano los bombardeó en la oscuridad de la noche”, relata el periodista. Al repasar las páginas del libro que cuenta la peripecia de los náufragos, que incluso al tocar tierra firme no logran discernir si deben estar felices o destrozados por el dolor, por momentos el lector se olvida de que lo que está leyendo realmente sucedió. Sucedió aquí, en Uruguay, no tantos años atrás. 

El ladrón de orquídeas

Susan Orlean

Susan Orlean leyó un pequeño artículo en un ignoto diario y se topó con una historia que le cambiaría la vida. Es la historia de John Laroche, un sátrapa dedicado a la floricultura que fue enjuciado por robar plantas de una reserva natural con la intención de clonarlas y venderlas. Publicada originalmente como un artículo en la célebre revista The New Yorker, la autora decidió retomar la historia y expandirla, dedicándose a conocer mejor a Laroche y las obsesiones que lo motivaron a realizar el crimen, y metiéndose de a poco en el extraño mundo de los coleccionistas y cazadores de orquídeas. Con la Florida estadounidense como húmedo y estrafalario escenario, y con un puñado de excéntricos personajes, Orlean conjuga humor, investigación y un análisis sobre las pasiones humanas, que terminó siendo llevado al cine por el guionista Charlie Kaufman y el director Spike Jonze, en una película en la que Meryl Streep encarnó a Orlean. Aunque la versión cinematográfica no tiene mucho que ver, el libro es un gran ejercicio de periodismo narrativo. (Anagrama, $ 590)

Cartas desde zacatraz

Roberto Valencia

Hay momentos en que el periodismo se convierte en una actividad peligrosa. Una actividad con peligro de muerte. En México, por el azote de los carteles del narcotráfico, esto es una realidad, pero no es el único país de Latinoamérica que lo sufre; en El Salvador, por ejemplo, meterse con la Mara Salvatrucha es casi un suicidio, una sentencia de muerte. Y eso, justamente, es lo que hizo el periodista Roberto Valencia en Cartas desde Zacatraz (Libros del K.O., $1100): meterse en el corazón de una de las ciclas más poderosas, violentas y sanguinarias del país centroamericano para contar la vida de Gustavo Adolfo Parada Morales, conocido como el Directo, uno de los líderes más emblemáticos de estas pandillas monstruosas.

Este crudo relato de una realidad que nos es bastante lejana es un ejercicio de periodismo temerario, sí, pero también preciso, sin eufemismos, medias tintas ni concesiones. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...