Estilo de vida > Especial

Enfréntenlo, mamá y papá: no soy especial

Mis padres solo querían lo mejor para mí, ese era el problema

Tiempo de lectura: -'

01 de diciembre de 2019 a las 05:02

Vengo de una familia amable del Medio Oeste. Jamás nos peleamos. Reconocemos el punto de vista del otro y respetamos la verdad del prójimo. Sin embargo, al panteón de quejas que los niños albergan contra sus padres (infidelidades, abandono, cumpleaños olvidados), agregaré esta: el optimismo desenfrenado. Mis padres creen en el poder del pensamiento positivo.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de

Elegí tu plan ahora y accedé sin límites.

¿Ya sos suscriptor? iniciá sesión aquíSuscribite

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...