Espectáculos y Cultura > Premios Platino

Entre Mujica, el Chori Castro y el Goya: Antonio de la Torre, el actor español más uruguayo

Con acento rioplatense, el malagueño recordó su papel en "El Reino" y "La noche de 12 años", en la que interpretó a Mujica; también habló de Nacional, Peñarol y sobre sus sentimientos por el país 

Tiempo de lectura: -'

16 de mayo de 2019 a las 05:01

Desde la Riviera Maya, México

Tiene fama de tipo duro pero en realidad es bastante dócil. Aunque su rostro afilado muestre lo contrario, el malagueño Antonio de la Torre siempre enfrenta a su entrevistador con una sonrisa y paladeando alguna ocurrencia con la que sale por la tangente más inverosímil. Y eso se ahonda aún más cuando delante tiene a un uruguayo, porque ahí es cuando se le activa algo en el rostro, un gesto tácito que evidencia un amor profundo adquirido por el país. Ese amor, claro, lo hereda del tiempo en que se puso en la piel de José Mujica en La noche de 12 años, la película de Álvaro Brechner que reunió al equipo, de nuevo, el pasado fin de semana en la Riviera Maya por los Premios Platino. De hecho, él mismo lo mencionó allí: el domingo, mientras agradecía el Platino por su actuación en la producción española El Reino, De la Torre habló casi en simultáneo de la película uruguaya, una aventura que alabó por los aprendizajes que le dejó, por permitirle conocer a la figura de Mujica y por ser la causante de que ahora un pedacito de su corazón español esté en las tierras de la penillanura ondulada.

Tal vez por el aire caribeño, tal vez por convivir durante cuatro días en un entorno muy parecido al paraíso con sus amigos, este actor dos veces ganador del Goya llega a la entrevista de 10 minutos pactada por la organización de los Platino con un especial buen humor. Y, también, con una informalidad que lo hace saltearse temas, reconectar cosas sueltas y ponerse en pose uruguaya, con acento incluido. Y es curioso: por un momento el español cerrado que utiliza a diario cede y aparece un sorpresivo tono rioplatense que habla de “gurises”, Montevideo, Mujica, el Chori Castro y, claro, el fútbol.

Tenemos poco tiempo y hay que apurarse. Tengo que empezar por La noche de 12 años. ¿Cómo fue para un español ponerse en la piel de José Mujica?

Me pasa que cada vez me interesa más un papel por lo que me aporta que por lo que yo pueda hacer con él. Y para mí conocer a una persona que ha pasado por una experiencia tan dura, que salió muy reforzado en la idea de involucrarse de una manera pacífica en la resolución de los problemas, fue muy inspirador. Mujica lo reconoce: fue un viaje de ida y vuelta a la locura, fue un sufrimiento muy extremo. No sé. Conocerle, saber dónde vive, comprobar que sus convicciones políticas son reales ha sido una cosa increíble. 

¿Qué recuerda con más claridad del rodaje? 

Físicamente, pasar hambre fue muy duro. Pero era necesario. No podíamos contar una historia de una persona que ha pasado un sufrimiento tan grande y aparecer con este aspecto de haber salido recién del buffet. No era algo accesorio, era esencial. Comentábamos mucho entre los tres (Alfonso Tort, Chino Darín y él) que de alguna manera te abría una puerta. Obviamente no pasamos nada en comparación, era todo muy controlado y éramos actores libres que decidieron hacerlo a propósito. Pero algo nos acercamos a esa obsesión.

En estos Platino hay dos películas suyas con cargas políticas fuertes: La noche de 12 años y El Reino. ¿Cómo se relaciona usted con la política? 

El hecho de estar en la sociedad ya es un hecho político. Decir que no te interesa la política es una boludez. No puede ser. Tú sales de tu casa y en cuanto pisas la carretera pisas algo que surgió de una decisión política. Si tienes niños (piensa)... si tenés gurises y los llevás al colegio...

Está usando varios modismos uruguayos. 

Es que me encanta. Yo siento al Uruguay por dentro. Me corre por las venas.

En la película logró un acento muy creíble. ¿Cómo lo trabajó?

Se hizo lo que se pudo. No fue changa (risas).

Me llamó la atención que en varias entrevistas mencionó que una de sus mejores armas para actuar era tener una “cara común y corriente”. ¿Qué tan vinculado está su éxito con esa cuestión de no ser tan reconocible?

Obviamente hay gente que me reconoce, pero yo intento hacer mi vida de manera normal. Yo vivo en Sevilla, mi mujer es sevillana, llevo a mi niña al colegio. Intento hacer mi vida normal. ¿Sabés cuál es la contradicción del actor? Por un lado te encanta tener reconocimiento, estar acá nominado, que la gente te pregunte por las películas, y por otro lado te encantaría ser totalmente desconocido. Es una ecuación imposible. Es un dualismo que no puede ser. Pero dentro de eso, intento bancármelo como puedo. De alguna manera, si tú vives un poco así lo consigues. ¿Sabes lo que te quiero decir? También es cierto que al no vivir en Madrid, estoy un poco más alejado de los focos. Vivir en Sevilla tiene ventajas e inconvenientes. Pero Madrid es un quilombo de verdad.

Acaba de ganar el segundo Goya de su carrera por El Reino. ¿Qué lugar tienen los premios en su vida y en su casa?

Me hacen mucha ilusión. Es muy hermoso ganar, es bonito y queda para siempre, y obviamente ni en pedo quiero perder todos estos trofeos que me dieron. Pero a veces mi hija a los Goya los agarra y se pone a jugar con ellos, les pone una toalla encima o algo así. Los pone a los dos juntos para que no estén solos. Loco, me pareció la muestra más clara de que la vida sigue después de todo eso. El premio es hermoso pero después hay que seguir laburando. Para, ¿a ti te gusta el fútbol?

Sí.

Y claro. Si no te gusta el fútbol se te cae la careta de uruguayo.

Mañana es el clásico en Uruguay.

Ah, cierto. Nacional y Peñarol. ¿Y tu de qué cuadro eres?

De Nacional.

Nacional. ¿Sabes que cuando estuve en Uruguay vi partido en el que ganaron el último campeonato? ¿Un clausura? Me fui a verlo.

O sea que es hincha de Nacional.

No, no, lamento decirte que no. Además me mata mi director (Brechner), que es de Peñarol. Pero para que veas, me mandó a que conociera el ambiente del partido. Yo soy del Málaga y tenemos muchos uruguayos allí. El Fede Ricca es uno. Estaba el Chori Castro también. Ahora lo tienen ustedes.

Antonio, todavía me queda preguntarle...

No, ya está. Sacamos el tema del fútbol se acabaron los temas. Solo podemos hablar de fútbol. Se terminó todo esto de los premios (risas). Ya te dije que me encanta Uruguay y que me corre por las venas, te dí el título, ahora hablamos de fútbol o no hay mucho más para hablar. No podemos volver atrás. ¡Y Godín se fue del Atlético! Hay que hablar de eso. Y hablar con Enrique Cerezo (presidente del Atlético Madrid y de los Platinos) que anda por acá. 

Bueno, hablamos de Godín entonces.

Te estoy jodiendo. Preguntame nomás (risas).

Hoy es uno de los actores españoles más internacionales. ¿Cómo vive eso? ¿Es consciente de cómo su nombre ha ido creciendo fuera de España?

No soy consciente de eso. Aunque con La noche de 12 años algo pasó. Alguna vez, en otros premios, recuerdo a una periodista paraguaya encantadora que me había dicho que había visto la película y había quedado muy impactada. La noche ha tenido una gran acogida, tengo la sensación de que en América fue muy fuerte. Me hizo ilusión que en Uruguay fuera lo más visto durante muchas semanas. Y en Brasil también. 

Usted se formó en periodismo y terminó en la actuación. ¿Queda algo del Antonio de la Torre periodista en el Antonio de la Torre actor?

Pues mira, te diría que ambos cuentan historias, solo que el periodista lo hace en tercera persona y el actor en primera. Creo que hay algo en el abordaje que se asemeja, y te diría que tanto en La noche de 12 años como en El Reino me metí y las abordé como un periodista, en cuanto a querer investigar, afrontar la realidad y entenderla para transmitirla. Y creo que ahí nos están apurando para que me vaya a la siguiente entrevista.

Sí, ya se terminó el tiempo.

Bueno, un gusto. Y que ganen el campeonato. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...