Mundo > Operación "Warp Speed"

EEUU anuncia que una de las vacunas contra el coronavirus estará lista en noviembre

Dos laboratorios comenzaron este lunes con la fase tres de los ensayos clínicos y se espera poder comenzar la producción antes de fin de año

Tiempo de lectura: -'

27 de julio de 2020 a las 16:12

La compañía de biotecnología Moderna comenzó este lunes la fase tres de su ensayo clínico en busca de la vacuna contra el coronavirus. El director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, aseguró que a principios de 2021 habrá miles de dosis disponibles. 

"Esperamos tener los primeros datos sobre la efectividad y seguridad de la vacuna a finales de verano (invierno uruguayo), y los resultados definitivos en torno a noviembre, quizá antes", dijo Fauci –principal experto estadounidense en enfermedades infecciosas– y publicó el diario El Mundo. 

Si los resultados son positivos, la producción de la vacuna se podrá comenzar antes de fin de año, aunque la mayor parte de la fabricación se llevará a cabo en 2021. 

Moderna anunció que su objetivo es optimizar los procesos productivos para poder fabricar cientos de miles de dosis de la vacuna en poco tiempo. "La prioridad era la velocidad, pero sin comprometer la seguridad", explicó Stéphane Bancel, el CEO de Moderna. 

El laboratorio Modena comenzó este lunes la fase 3 de su ensayo clínico en busca de la vacuna contra el coronavirus

En octubre, en el mejor de los casos, tal vez en noviembre, estarán disponibles los resultados, dijo Bancel a la cadena CNBC. Esto permitiría un anuncio antes de las elecciones de Estados Unidos. 

Un récord

La fase tres de los ensayos por la vacuna se inician solo seis meses después de que aparecieran los primeros casos de coronavirus en Wuhan, China. "Estamos batiendo récord de velocidad en el desarrollo de la vacuna", destacó Fauci. 

Avanzar más rápido implica relegar de las publicaciones en revistas científicas los resultados de las fases anteriores, según los responsables del proyecto. Esto sí lo han hecho los competidores más directos en el desarrollo de la vacuna, como los laboratorios del Reino Unido y China, que publicaron los resultados en The Lancet

El jerarca confía que en pocas semanas se van a encontrar al menos la mitad de los 30.000 voluntarios necesarios para probar la vacuna.

Moderna, socio de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), un grupo de instituciones públicas estadounidenses centrados en la investigación médica, se verá beneficiado por el aumento de la pandemia en Estados Unidos, que ha estado registrando más 60.000 nuevos casos diarios.

Como la mitad de los participantes recibirán un placebo, cuantos más estén infectados, más probable será que la vacuna tenga que demostrar su efectividad en la mitad de los participantes que la habrán recibido. 

Más rápido que la luz

Todo esto sin contar los miles de millones de dólares adicionales para financiar el desarrollo de tratamientos contra el covid-19, la construcción de plantas de producción, así como la fabricación de jeringas y otros insumos médicos.

El presidente Donald Trump bautizó sus esfuerzos contra el coronavirus como Operación "Warp Speed" (un término de ciencia ficción que significa "más rápido que la velocidad de la luz") y no oculta que su objetivo es vacunar a Estados Unidos primero, lejos de la retórica europea sobre la vacuna como un "bien público global". 

La operación se ha fijado el objetivo de tener 300 millones de dosis de una vacuna para enero de 2021. Y dado que no existe garantía en cuanto a la efectividad de ninguno de los proyectos, los contratos con tres de los desarrolladores (AstraZeneca, Novavax, Pfizer) ya prevén la entrega prioritaria a Estados Unidos de 500 millones de dosis, según anuncios públicos. 

"Espero que el proceso de autorización vaya muy rápido", dijo el presidente estadounidense la semana pasada al anunciar el acuerdo de US$ 1.950 millones con Pfizer. 

"Creemos que es bueno y que otras compañías detrás de esto también lo están haciendo muy bien y están muy por delante", señaló. 

Ensayos a gran escala

El gobierno de Estados Unidos destinó al menos US$ 6.300 millones desde marzo para financiar proyectos de vacunas, en grandes laboratorios como Johnson & Johnson y Pfizer, y en otra pequeña empresa de biotecnología como Novavax.

Washington también firmó acuerdos con los dos proyectos de vacunas occidentales más avanzados (junto con los chinos Sinovac y Sinopharm): AstraZeneca (socio industrial de la Universidad de Oxford en Reino Unido) y Moderna.

El laboratorio AstraZeneca es socio industrial de la Universidad de Oxford en Reino Unido

Al igual que Moderna, AstraZenca también inició este lunes sus ensayos de fase tres, el último y más importante, en miles de voluntarios. Oxford está probando su vacuna en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. Johnson & Johnson recién comenzó la Fase uno el lunes en Tennessee.

La agencia de medicamentos estadounidense (FDA) dijo que para aprobar una vacuna contra el covid-19, los patrocinadores deben demostrar que es al menos 50% efectiva en un ensayo con placebo.

"Desafortunadamente, como dijo Fauci,  debido a todos los contagios en Estados Unidos, en el Sur y ahora en el Oeste, todo esto debería ayudar al desarrollo", señaló Bancel.

Con información de AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...