Básquetbol > BÁSQUETBOL

Extranjeros baratos, defender con el alma y jugar con rebeldía: la fórmula de Goes para vencer a Aguada

“Era perder por 30 o sacar la rebeldía que tenemos y pelearla hasta morir”, dijo Nicolás Borsellino

Tiempo de lectura: -'

16 de enero de 2020 a las 05:00

Plaza de las Misiones está de fiesta. El barrio late en un solo latido. Goes le ganó el miércoles a Aguada 77-73 y dio uno de los grandes batacazos de la Liga Uruguaya de Básquetbol. 

No solo derrotó a su clásico rival sino que superó los pronósticos y toda la superioridad que el aguatero traía en los papeles por presupuesto, conformación del plantel, calidad de fichas nacionales y extranjeras, cuerpo técnico, la racha con la que llegaban y hasta el estado sanitario.

Contra todo. Así lo ganó Goes. Y cuando cuesta tanto, se disfruta más. 

“Es un logro muy importante porque Aguada tiene un gran presupuesto, gasta mucho, tiene muy buenos nacionales, es el campeón y en esta Liga le agregó al plantel a Leandro García Morales que es la mejor ficha nacional junto al Enano (Fernando) Martínez.  Nosotros veníamos de tres derrotas consecutivas y si bien ellos tampoco venían muy bien la verdad es que tienen un plantel mucho mejor que el nuestro”, se sinceró con Referí el entrenador Gustavo “Colo” Reig. 

“Ellos eran favoritos, pero el partido no dejaba de ser un clásico y también teníamos claros que esto es cinco contra cinco en la cancha, que todo clásico tiene su condimento especial y que los últimos clásicos habían sido parejos aún dando nosotros ventajas en la conformación del plantel”, explicó el entrenador. 

“En pocas palabras lo ganamos con garra y corazón”, dijo por su parte el ala-pívot Nicolás “Tito” Borsellino. 

“Cuando terminé el partido le dije a un dirigente en broma: ‘Peleamos con un escarbadiente’ porque si vas a comparar planteles y extranjeros Aguada tiene mucha ventaja. Pero este plantel defiende a su gente a morir y si mirás los clásicos en las dos últimas ligas ganamos dos, uno lo perdimos con un doble en la hora y el otro en alargue tras dominar todo el partido”, agregó el Tito cuyo ingreso en el partido fue determinante. 

Aguada ganaba por ocho puntos cuado Reig hizo su primer pedido de tiempo para mandarlo a la cancha junto al base Santiago Wohlwend. 

“Puse a Santiago de base que es su posición natural y al Enano de 2 para liberarlo y ahí empezó a caminar el partido porque metió un par de bolas y fluimos de otra manera en ataque. Al mismo tiempo, en defensa les empezamos a complicar el traslado”, explicó Reig.

Borsellino explicó: “Le dije al Colo que si tenía que hacer cambios temprano los hiciera, yo soy de dar muchas indicaciones, siempre con respeto y para sumar. Porque si un cuadro como Aguada te saca 10 o 12 después es muy difícil traerlo”. 

Con el ingreso de Borsellino el tono defensivo de Goes cambió. Y ahí todo se dio vuelta. 

“La idea era que Aguada tirara la menor cantidad de triples posibles y nos salió hasta por ahí nomás porque (Federico) Pereiras tiró ocho y no metió ninguno pero si metía dos o tres que es lo que habitualmente hace capaz que la historia era otra. Al final sabíamos que en las ofensivas iban a ir con García Morales que saca faltas y es muy inteligente cuando le doblan la marca. Nuestro objetivo siempre fue forzarlos a ir para adentro porque tiran bien muchos y ahí se encontraran con Karachi (Edo) y Tito que entreveraron el partido”, comentó el DT. 
“La defensa del pick fue espectacular. A veces se destaca solo al que marca al mejor jugador rival que en este caso fue Martín Aguilera que fue sobre García Morales, pero la defensa siempre es colectiva y para eso hay que estar concentrados al 100%, todo el partido enfocados porque sino íbamos a perder”, aseguró el Tito. 

“Sabíamos de las ventajas que dábamos pero no nos excusamos. Veníamos de perder feo tres partidos perdidos seguidos por 10-15 puntos. Entonces era perder por 30 o sacar la rebeldía que tenemos pelearla hasta morir”, agregó uno de los puntales del equipo.

Goes dio ventaja por donde se lo mire al partido. Arrancó la temporada con tres extranjeros de los que solo queda el nigeriano Karachi Edo.

Rick Jackson, quien venía de jugar dos temporadas en el club, cometió actos de indisciplina y en una práctica le tiró un pelotazo a Fernando Martínez y la dirigencia decidió cortarlo. 

El portorriqueño Sammy Mojica se lesionó en su mejor momento en el equipo. Cameron Forte, uno de los recambios, era el goleador pero tras el receso navideño pretendía volver tres días después con respecto al resto del plantel y la dirigencia también optó por cambiarlo. 

El último en llegar fue Lyonell Gaines que venía de jugar un solo partido ante Biguá donde había errado todo lo que tiró. 

“Edo es lo que es: un pívot no tan para el básquetbol uruguayo, con gran capacidad de salto pero sin gran juego de pie ni un tiro confiable. Es un peón, un trabajador, no se genera juego y hay que asistirlo cerca del aro. Es laborioso y es barato. Tiene mucha energía, es muy atlético cuando acá los pívots son más pesados. Corre la cancha muy bien, pero carece de la experiencia que tienen otros rivales porque no jugó en muchos lados y a veces le sacan ventaja”, explicó Reig.

"Con Gaines hay que tener paciencia, como con Mosley que nos pasó lo mismo porque al principio no hizo puntos y contra Biguá metió 22. En el clásico fue importante al final porque entró y metió 5 de 6 libres, frío desde el banco y tuvo personalidad. A Gaines hay que esperarlo porque hace 10 días que está y la gente a veces quiere que todo salga ya", dijo el entrenador.

Para colmo de males, el gran refuerzo que tuvo el misionero en la temporada, el base Joaquín Osimani, se desgarró antes del clásico y Goes tuvo que buscar un reemplazo, Cristian Pereira, para los próximos cinco partidos. 

Así y todo el que ganó el clásico fue Goes. “Esto es para la gente q ue nos apoya, la que siempre llena todas las canchas y quiere ganar aunque a veces se ponen nerviosos y como locos con los jugadores y el entrenador. Nadie nos daba como posibles ganadores del clásico. Solo uso Twitter y no tengo más redes sociales así que no le doy bola a lo que se escribe y cuando me gritan en la cancha tampoco. Son las leyes del juego”, concluyó Reig. Un entrenador que siente los colores de Goes en la piel y que vive horas felices.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...