Nacional > UNIVERSO NO COVID

Los daños "no recuperables" que dejará la pandemia por las patologías no diagnosticadas a tiempo

La mortalidad por patologías mamarias, de colon o pulmón aumentará dentro de cinco años, según estudios internacionales

La mortalidad por cáncer aumentará en los próximos años debido al diagnóstico tardío

Tiempo de lectura: -'

17 de abril de 2021 a las 05:02

Entre los científicos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) hay consenso sobre que la situación sanitaria de Uruguay en este momento "es de preocupación". Así definió uno de los integrantes del grupo coordinar principal, el otoneurólogo Hamlet Suárez, la sensación general que reinó durante la última reunión plenaria del grupo del pasado lunes

"Hoy hay que poner el foco en el estado actual de la pandemia, buscar la reducción de contagios con las medidas no farmacológicas, reducir la movilidad y aumentar todo lo que se pueda la velocidad de vacunación. Hoy es difícil ver otras cosas", apuntó el experto.

Pero, si bien gran parte del equipo está enfocado en echar luz sobre el momento actual, otros, como Suárez, están pensando en el día después y, en particular, en qué efectos dejará el paso del covid-19 para los pacientes que están viendo resentida su atención por otras patologías, así como el retraso del diagnóstico precoz de otras enfermedades. 

"Hay daños que son recuperables, como la economía, pero después están los no recuperables". A estos últimos, Suárez los califica en dos artistas: los que están "semiocultos" como "el déficit" en la atención presencial de los pacientes "que es básico en el acto médico". "Nadie puede ver un oído, ni hacer un fondo de ojos, ni tocar un abdomen", señaló Suárez.

El otro daño no recuperable es la falta de pruebas para diagnosticar enfermedades de manera precoz. Suárez explicó que hay "un número muy importante de personas que tienen lesiones no diagnosticadas y que están en la etapa subclínica, es decir, que la persona no tiene conciencia sobre su enfermedad", principalmente las patologías asociadas con el cáncer y cadiovasculares.

A nivel internacional ya hay unas primeras definiciones sobre el tema: la falta de pruebas diagnósticos en las patologías mamarias va a aumentar entre un 5% y un 7% la mortalidad dentro de cinco años, vinculada recepcionar a esos pacientes con un estado tardío de la enfermedad.

La mortalidad por cáncer de colon no detectado a tiempo aumentará entre un 12% y un 14% en cinco años y por cáncer de pulmón entre un 6% y 7%, según los datos recabados por la revista especializada Nature Oncology y citados por Suárez. "No se vieron modificaciones en la mortalidad por patologías cerebrovascular, pero lo que tenemos ahí es un iceberg", consideró el científico.

En febrero el GACH había advertido en un documento divulgado en febrero, que durante 2020 en Uruguay disminuyó un 80% la realización de exámenes de PAP, un 73% de test de sangre oculta en las heces y un 66% de reducción de mamografías. "También se observó una disminución del 28% en el número de pacientes referidos a servicios oncológicos", consignó el informe.

El retorno a la presencialidad de las consultas

El grupo asesor no se ha reunido por este asunto en el último tiempo, porque el foco está puesto en la situación epidemiológica, la proyección de contagios y la vacunación, sin embargo, los integrantes que están en el área de manejo clínico están empezando a generar documentación, ideas y recomendaciones nuevas para "cuando la situación razonablemente lo permita, empezar un programa de reintegro a la presencialidad".

El Ministerio de Salud Pública (MSP) había lanzado un plan de normalización de la asistencia en los centros de salud para lograr que en cuatro meses todas las consultas pasaran a la presencialidad.

Pero, con el agravamiento de la pandemia, el 23 de marzo el MSP emitió una ordenanza en la que dispuso que se mantuviera a la telemedicina "transitoriamente" como primera línea de consulta para todas las especialidades médicas y, además, se suspendió la coordinación de cirugías no urgentes hasta mayo.

Suárez cree que el camino para retomar la presencialidad será apelar a los aforos y a estimular a que los pacientes consulten. Sobre lo primero, señaló que "hay instituciones en el ámbito privado donde la posibilidad de contagiarse es marginal porque la densidad de pacientes es totalmente manejable y todo el personal está con protección. Pero, hay instituciones médicas que atienden a una gran cantidad de pacientes y donde las salas de espera son lugares multitudinarios, entonces para que sea razonable retomar, habrá que ver de qué manera se manejan los aforos".

Para Suárez ese momento no es ahora, por la situación epidemiológica que está atravesando el país, pero "aún así, tiene que haber alguien que piense en el día después porque la no presencialidad no se puede sostener demasiado tiempo".

Pese a que la introducción de la cepa P1 al país que es más contagiosa y que ya circula en 16 departamentos, también está afectando el retorno de las consultas médicas y al retraso de los diagnósticos, "es un problema agregado, pero, por otro lado, las vacunas protegen contra esta cepa". Por eso el científico cree que el momento de retorno puede llegar de la mano del efecto de la vacunación, consideró.

Un año del GACH
Este 16 de abril el GACH cumplió un año desde que comenzó a asesorar al Poder Ejecutivo sobre la evidencia científica y las recomendaciones sanitarias para controlar la pandemia. Para Suárez, dentro del grupo hay consenso sobre que el trabajo fue beneficioso para la sociedad porque significó "un soporte" para la toma decisiones.

A su vez, valoró el reconocimiento de la sociedad hacia la ciencia "como un factor de valor". "Hay un valor comportamental, por ejemplo, que en la Facultad de Ciencias la matrícula haya aumentado por encima del 40% de ingresos y es clarísimo que en la gente joven ha tenido un impacto", dijo.

En la reunión plenaria de este lunes "hubo posiciones para un lado y para el otro, pero en una armonía poco imaginable para 50 personas trabajando a distancia", contó Suárez.

El final del grupo iba a ser en esta época, pero tal como lo han manifestado los coordinadores –Rafael Radi, Henry Cohen y Fernando Paganini– el GACH seguirá trabajando. "En la medida en la que se logre en semanas, o meses una estabilización o una declinación de la situación, o aproximado al control por el efecto de la vacunación, es el momento de terminar", sentenció.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...