Cargando...
Este miércoles comparecieron ante Romano en la Fiscalía General de la Nación tres jugadores de Nacional y tres de Wanderers; cinco quedaron en calidad de indagados

Nacional > Violencia en el fútbol

Fiscal Romano: de querer "marcar la cancha" a usar una noticia falsa de México como argumento

Romano ha tenido notoriedad en el último tiempo por citar a jugadores y dirigentes de fútbol a declarar; "¿movió la aguja (mi actuación)? Un poquito", aseguró

Tiempo de lectura: -'

31 de marzo de 2022 a las 15:47

El fiscal Fernando Romano ha trabajado desde diciembre en varios casos vinculados con la violencia en el fútbol, desde cánticos pronunciados por jugadores e hinchadas o expresiones de periodistas lanzadas por las redes sociales, hasta por incidentes ocurridos en el campo de juego. Hasta ahora, las citaciones a los implicados han terminado en advertencias, y en buscar dar un mensaje en contra de la violencia en el deporte.

Este miércoles comparecieron ante Romano en la Fiscalía tres jugadores de Nacional y tres de Wanderers, debido a los incidentes ocurridos en el partido entre ambos equipos del 20 de marzo en el Parque Viera.

Días antes de la citación, Romano ya había dicho en el programa Tirando paredes (1010AM) que les iba a sacar "tarjeta amarilla" a los implicados, como una advertencia por lo sucedido. Tras la jornada de ayer cinco de los protagonistas de la trifulca quedaron en calidad de indagados.

Este apercibimiento también fue usado por Romano en diciembre, cuando citó a jugadores de Peñarol y dirigentes de Nacional por cantar canciones de la barra con alusiones violentas, los primeros en una fiesta del plantel por el Campeonato Uruguayo obtenido en 2021, los segundos en la celebración por la elección del nuevo presidente del club, José Fuentes.

Días después el funcionario también citó al periodista partidario de Peñarol Wilson Méndez, debido a una publicación en Twitter que enunciaba un cántico que hacía apología a la muerte de un hincha de Nacional. Todos estos casos fueron archivados, aunque a través de este se logró enviar a la lista negra a hinchas que enunciaron cánticos violentos por las redes sociales. 

"Desde diciembre hemos tomado de oficio algunos casos y pensamos que es un tema hasta ético tomarlos. Estamos en un clima de violencia que no es ajeno a lo que sucede en la sociedad. Es un poco marcar la cancha. A los jugadores de Peñarol, en diciembre, si bien archivé el caso, les saqué amarilla y creo que acá va a pasar lo mismo. Voy a sacar amarilla y la próxima será roja para los protagonistas", explicó el fiscal.

El fiscal aseguró a El Observador que actuó porque los festejos de Peñarol le parecieron una situación "infeliz" y que en el caso de Nacional le pareció "la gota que derramó el vaso" porque vio a Decurnex hablando del tema de Peñarol y cuestionando el accionar de los rivales pero haciendo lo mismo. 

"¿Movió la aguja (mi actuación)? Un poquito", aseguró. 

El fiscal reivindicó que "tan equivocado no estaba" cuando aseguró que no se debía jugar el clásico de Maldonado y recordó el episodio en el que el futbolista de Peñarol Nicolás Schiappacasse fue detenido con un arma que estaba llevando para darle a la barra en ese partido. 

"Uno puede decir "no se mueve la aguja". Algo se movió. La barra de Peñarol a la cancha no está yendo. Alguien le soltó la mano", sentenció y aseguró que su objetivo es "dejar de naturalizar la violencia". 

Crítica al árbitro

Romano no solo intentó "marcar la cancha" desde su cargo sino que también analizó el trabajo del árbitro del partido Nacional-Wanderers, Andrés Matonte, por sacar pocas tarjetas rojas. "Me sorprendió muchísimo que solo hubiera dos rojas y una amarilla después del problema, pero eso no depende de mí, depende del árbitro. Creo que había más para sacar", dijo a Tirando Paredes. Un festejo de uno de los jugadores de Wanderers derivó en empujones entre los futbolistas. El árbitro revisó en el VAR y decidió expulsar a algunos. 

"20 muertos en México"

Tras culminar la comparecencia de los jugadores de Wanderers y Nacional, Romano dijo en rueda de prensa: "Si estamos hablando de que en la sexta fecha del Torneo Apertura ya suceden estos hechos, hay un momento en que el límite se está traspasando. Y de ahí a que suceda lo que pasó en México... muchos pueden pensar que estamos lejos, pero lo que pasó en México con 20 muertos en un estadio de fútbol, ¿qué separa a la parcialidad de Nacional o Peñarol en campos como el Viera o el de Danubio en el que ingresen un conjunto de parciales y termine en una desgracia?".

El fiscal hizo referencia al partido de los equipos mexicanos Queretaro y Atlas del 5 de marzo, en el que ocurrió una trifulca masiva en las tribunas y el campo de juego entre ambas parcialidades. Si bien en redes inicialmente muchas personas manejaron distintas cifras de muertos, algunas cercanas a 30, las autoridades negaron en todo momento que se hayan registrado fallecidos en esos incidentes. 

El gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, negó el día posterior al encuentro que hayan ocurrido asesinatos en el partido y, hasta ahora, nadie pudo demostrar ningún fallecimiento. 

"Las imágenes fueron claras. Yo lo que vi son imágenes de personas fallecidas. A México le creo muy poco", aseguró a El Observador para defender su postura.  El fiscal utilizó los mismos argumentos de aquellos que en redes aseguraban que había habido muertes en ese partido aunque ninguna se confirmó oficialmente. De todos modos, el fiscal aseguró que "más allá de los muertos" lo "lamentable" es el hecho y asegura que "no estamos tan lejos". 

Pasar un mensaje

Consultado sobre el accionar de la Fiscalía, Romano cree que el organismo no es "paternalista" en estos casos, e intenta que "protagonistas importantes, árbitros y dirigentes" entiendan que hay violencia en el fútbol, y se logre un "compromiso" de los clubes involucrados, que en este último caso publicarán un comunicado, indicó el fiscal.

"Ya se condenaron hinchas, y muchos fueron enviados a la lista negra", afirmó Romano, quien agregó que si es necesario en alguna instancia formalizar a un jugador se realizará.

En rueda de prensa, el funcionario agregó que se revisarán los partidos de básquet y fútbol playa, a los que entiende se desplazó la barra brava de Peñarol debido a los controles en las canchas de fútbol. Romano hizo especial énfasis en el partido de esta noche entre Nacional y Peñarol por la Liga Uruguaya de Básquetbol (LUB), en el que se pedirán las cámaras del Palacio Peñarol y se estará atentos a posibles incidentes.

En la comparación entre el fútbol y el básquet, Romano aclaró que los árbitros de básquet tienen la potestad de parar un partido si se dan cánticos violentos, mientras que en el fútbol hay que "revisar" la normativa que permite que los jueces tomen la misma medida.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...