Economía y Empresas > ENTREVISTA

Gerente de República Afap: "El gran desafío que se enfrenta es la recuperación del empleo”

El gerente general de República AFAP, Carlos Matyszczyk, abordó el tema del desempleo y de la importancia para el país que tiene la reforma de seguridad social

Tiempo de lectura: -'

06 de diciembre de 2020 a las 05:00

Si se mira la trayectoria la laboral de Carlos Matyszczyk, el gerente general de República AFAP, se nota que lo apasionan la gestión y liderazgo de empresas. Formación en proyect finance y management, control de gestión y de alta dirección son algunos de los puntos que muestra su CV. Ingeniero de profesión, tiene experiencia en compañías como Ducsa, Belco Uruguay y Esso Standard Oil, y en todos los casos ocupó un cargo similar al actual. 

Otra de las características del camino laboral de Matyszczyk es que conoce al dedillo la gestión dentro de República AFAP. Asumió el cargo en 1996, cuando la administradora se puso en marcha. Desde ese entonces ha afrontado tiempos de cambios y ha visto las transformaciones del mercado laboral. 

Entiende que la pandemia es “un momento raro”, porque no había ningún precedente sobre el cual se pudieran asentar las bases para enfrentar sus consecuencias económicas. 

A pesar de haber sido un año complicado, Matyszczyk rescató que para la empresa –y también en lo personal– es un hito haber ganado por tercera vez el premio Iberoamericano de Excelencia en Gestión. A este galardón solo pueden presentarse aquellas organizaciones que hayan ganado previamente el premio Nacional de su país o dispongan de un reconocimiento de carácter internacional, por lo que coloca a República AFAP en un grupo muy selecto de empresas a nivel internacional. 

Matyszczyk habló de la crisis económica que golpea al país, de cómo lo viene afrontando la empresa y de la situación actual del mercado laboral. 

¿Qué tanto viene afectando la pandemia a República AFAP?

Teníamos planes de contingencia, algo que normalmente tienen las empresas. Pero estos planes son enfocados en otras situaciones, por ejemplo un incendio o por un movimiento de tierra, cosa que tiene que ver casi con la ciencia ficción. Y esto que vino fue peor que lo que imaginábamos, porque ni siquiera podíamos estar en el lugar de trabajo alternativo que está pensado para casos extremos. 

Así que nos desafió mucho, pero reaccionamos muy rápido y el 19 de marzo ya teníamos el 80% de la empresa trabajando a distancia y el 100% de los procesos operando. Lo importante fue que, en ningún momento, sufrimos las consecuencias de una discontinuidad de operaciones. 

En la medida en que aumentó el desempleo, ¿tuvieron pérdida de ingresos?

Se dio en una magnitud pequeña, pero se percibió en los primeros meses, cuando el desempleo fue mayor.  En ese momento se notó algo y con los despidos también se nota, pero no fue dramático. 

¿De cuánto fue esa baja?

Nuestros ingresos, en el peor momento de la pandemia, bajaron 3% respecto a lo que teníamos previsto. 

En materia de planes, ¿tuvieron que dar marcha atrás? 

Las estrategias se arman para determinado contexto, entonces, si este cambia, hay que tirar el plan. Entonces sí, trabajamos rápidamente en un plan nuevo, pero el hecho de tener un sistema de gestión muy formalizado y que funciona bien permite aprender del contexto de manera tal que la capacidad de reacción de la empresa frente a algún cambio es mucho mayor. No tuvimos problema en desarrollar un plan alternativo cuando todo esto empezó. 

Tiene objetivos distintos, pero nos ocupamos de poner retos ambiciosos que se van a cumplir este año. Incluso obtuvimos este reconocimiento, en un año difícil y atípico, lo que significa que el 2020 va a terminar siendo un año de resultados aceptables. 

¿Cómo ve el mercado laboral hoy en día? 

La recuperación de la economía no tiene su correlato en el empleo, por lo menos con la misma intensidad. Estamos en una situación de mucha labilidad de este mercado, y el gran desafío es la recuperación del empleo en la fecha más temprana posible. 

Hay algunos factores que preocupan en ese sentido, por ejemplo, el turismo se prevé muy complejo. 
Si es complejo, va a influir, pero las proyecciones que se están haciendo basadas en el turismo interno puede compensar la pérdida de puestos de trabajo. 

Cuando el turismo es externo, trae divisas al país y es cierto que cuando es interno no tiene este componente, pero sí puede ayudar a la reactivación laboral. 

Nuestros ingresos, en el peor momento de la pandemia, bajaron 3% respecto a lo que teníamos previsto. 

Se formó una comisión de expertos de cara a la reforma en la seguridad social, ¿qué expectativas tienen ustedes?

Nosotros fuimos invitados y nuestros colegas naturalmente también. En mi opinión, la comisión es muy oportuna, porque todos sabemos que pagamos aportes pero no alcanzan para pagar las jubilaciones. En el caso del Banco de Previsión Social, faltan 4,9 puntos del producto respecto a los aportes y las jubilaciones que se pagan. En total, sumando todas las cajas, faltan 6,3 puntos del producto y eso es una cantidad de plata muy importante que la sociedad pone a través de impuestos. 

Entonces si se une ese dato de los 6,3 puntos con la capacidad de endeudamiento del país, que está colmada, con un déficit fiscal mayor de cinco puntos, estas tres cosas me dicen que –como ciudadano– sería muy preocupante que no se tomara esto con urgencia. 

¿El factor de la urgencia marca el ritmo de la reforma? 

La realidad es esa. Hasta ahí no hay opinión, y muestra que es necesario no postergar este análisis. Hay un estudio hecho en conjunto entre el Banco Mundial y la Cepal, para la demografía de Uruguay, y dice cuestiones muy elocuentes, como que la cantidad de dependientes será mayor a los trabajadores en un futuro. Eso nos desafía en cómo vamos a financiar la protección social de ese mayor número de dependientes. 

El otro dato es que el 75% del gasto social se estructura para mayores de 65 años y solo el 5% para menores de 18 años. La pobreza en la población mayor a 65 años es del 1,4% pero la contra cara es que para los menores de 6 años la pobreza es del 17,4%. Entonces estos tres datos, unidos a lo que decíamos antes, deja claro que la reforma debe encararse rápido. 

La única manera de pagarles la jubilación a los dependientes del futuro es que los trabajadores de hoy sean mucho más productivos y, para que suceda eso, la solución es invertir fuertemente en primera infancia y adolescencia. 

¿Qué tanto se prevé que cambie el trabajo para República AFAP a raíz de esta reforma?

Comentarios se escuchan muchos, pero hay que ver qué recomendaciones recoge el Poder Ejecutivo una vez que sean hechas por la comisión. 

Es prematuro decir qué cambios va a haber, pero es interesante que se forme parte de esta discusión porque algunas normativas que hoy están perjudicando al afiliado se pueden corregir. 

¿Cómo vio la decisión de Laura Raffo de no aceptar la presidencia de AFAP?

A mí me dio pena porque tengo excelentes referencias de ella como profesional. 

Además, creo en la genética y tuve la oportunidad de trabajar en algún proyecto con Verónica Raffo; entonces estaba contento porque íbamos a tener una muy buena presidenta. 

De todas maneras, entiendo perfectamente los argumentos que ella manejó públicamente, es muy razonable que haya tomado esta decisión si tiene una idea tan precisa respecto a lo que quiere hacer desde el punto de vista político. l

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...