Nacional > Coronavirus

Gobierno se defiende del FA mostrando el costado negro de los países que iniciaron vacunación

"No puedo aceptar que se diga que el gobierno estuvo omiso y que se perdió tiempo", dijo Álvaro Delgado, y mencionó las cuarentenas estrictas de países más avanzados en campañas de inmunización

Tiempo de lectura: -'

07 de enero de 2021 a las 05:01

Las palabras frías de una versión taquigráfica solo a veces permiten captar la temperatura de una larga sesión a puertas cerradas.

Y la que tuvo lugar este martes, cuando la cúpula del gobierno concurrió al Parlamento a informar sobre el estado de la pandemia y de la negociación sobre las vacunas, incluyó momentos calientes. 

Un fuerte cruce entre el frenteamplista Mario Bergara y el blanco Gustavo Penadés, que se acusaron mutuamente de faltar a la verdad, resume la tensión que se generó en las siete horas que duró la comparecencia. “Mientras usted habló y dijo una sarta de falsedades, yo me callé, así que ahora ante las mías, cállese usted”, le espetó el nacionalista. 

El enfrentamiento es solo una muestra del aumento de la crispación entre oficialismo y oposición en el último tiempo, especialmente a raíz del cambio de fase de la pandemia, y el surgimiento de una crítica más agresiva por parte del Frente Amplio. 

La izquierda encontró en la negociación de las vacunas –aún no cerrada por el Ejecutivo– un lugar donde golpear a una conducción sanitaria que hasta hace no mucho las circunstancias la obligaban a elogiar. 

Pero en una sesión que había sido reclamada por el Frente Amplio para conocer algún detalle del proceso de adquisición de dosis, el oficialismo contraatacó también con firmeza y se plantó en bloque a defender la gestión de la pandemia, con el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, y el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, a la cabeza de la argumentación. 

Mientras que el Frente Amplio insistió en que "se perdió tiempo" y hubo "imprevisión" para aprovechar los meses tranquilos de la pandemia, los representantes del gobierno insistieron en que si bien la situación se complejizó aún no está "fuera de control", y señalaron que "no se puede comparar" con lo que sucede en otros países. 

En esa línea, por ejemplo, Delgado y Salinas mencionaron varios países que comenzaron a vacunar a la población pero o bien tuvieron altos niveles de fallecidos por covid-19 o impusieron estrictas cuarentenas a sus conciudadanos. 

"Hoy el Reino Unido, que empezó a vacunar, ha anunciado nuevamente el lockdown. Alemania e Italia, igual. Miren lo que pasa en Italia, en Alemania, en países de la región que no voy a nombrar. Entonces, ¿eso nos dice que estamos bien? No, creo que estamos administrando una situación de la mejor manera posible", dijo el secretario de Presidencia.

Salinas fue más allá y disparó con un número tras otro. "Es odioso compararse, pero tenemos que hacerlo; al 30 de diciembre de 2020 Uruguay tenía 5.311 casos por millón de habitantes y 50 muertes por millón, mientras nuestros vecinos, con frontera fluvial y frontera terrestre, tenían 35.547 y 35.722 casos por millón, y 951 y 309 muertes por millón. Es de destacar que en el país que tiene con el nuestro frontera fluvial (Argentina), la primera causa de muerte este año son las infecciones respiratorias agudas, y la segunda, el covid-19. Eso llama la atención respecto a si en los años anteriores la primera causa de muerte fueron las infecciones respiratorias agudas, pero uno está en 1.133 muertes y 30.500 casos por millón de habitantes", dijo en una de sus intervenciones.

Respecto a Israel, país a la vanguardia en vacunación, dijo que "tiene toda una lógica de país organizada con un sistema militar obligatorio, y sus desafíos permanentes llevan a un estricto cumplimiento y a una gran adhesión". "No tengo dudas de que le interesa la vacunación, como a nosotros. ¡Y vamos a sacarla adelante a como dé lugar! Mientras nosotros tenemos 5.300 casos, Israel tuvo 45.293 al 30 de diciembre. Estamos hablando de nueve veces más de casos y de 360 muertos; ellos tienen una mejor mortalidad", añadió.

Delgado también lanzó números de Brasil, Chile y Argentina y afirmó que "la realidad es que Uruguay si bien mantiene ribetes de estar en una situación con menos nivel de control vinculado a la dispersión comunitaria del virus, no se puede comparar con lo que sucede en otros países". 

Por esas razones, Delgado dijo que el gobierno "no puede aceptar que se diga que estuvo omiso y que se perdió tiempo". "Eso no lo puedo aceptar porque saben que no es cierto. Podrán no coincidir, como sucede con muchos aspectos y propuestas, pero no puedo aceptar que se diga que el Gobierno estuvo omiso y que se perdió tiempo", remarcó el jerarca ante las valoraciones de la oposición.

El Frente Amplio, a través de senadores como Bergara, el socialista Daniel Olesker y la emepepista Sandra Lazo, argumentaron que la política sanitaria había sido correcta "hasta agosto", cuando, a juicio de la oposición, se debió prever un cambio en la tendencia a raíz del progresivo aumento de la movilidad. 

Olesker, por ejemplo, dijo que el propio Salinas reconoció que había evidencia de que eventos como las elecciones repercutían en un aumento de casos y que por ende se debió haber previsto medidas para paliar esa situación. 

Las referencias a eventos y movilizaciones derivaron a partir de entonces en un pase de facturas del oficialismo a la oposición por lo que se entiende como una actitud "pasiva" y de "silencio atronador" por parte del Frente Amplio. 

Salinas dijo que el "quiebre" en la tendencia de casos se produjo recién sobre el final de noviembre y cuestionó el mojón temporal que fijaron los legisladores frenteamplistas. "¡No podemos decir que el 30 de agosto se acabó el amor!", exclamó el ministro.

Poco después, y casi que pidiendo permiso, desarrolló una larga lista de "todas las marchas" que tuvieron lugar en los últimos meses. "¡Déjenme decirlo, porque alguna válvula de escape tengo que tener!", dijo antes de nombrar una decena de movilizaciones, y dar paso a que desde un lado y otro del espectro político se debatiera sobre la existencia de evidencia del impacto de esos eventos en la pandemia.

La sesión terminó con Delgado señalando que "más allá de que pueda haber miradas diferentes esto va a ser una causa nacional".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...