Estilo de vida > Moda

Gómez Palomo: el diseñador de modas que quiere reinventar la masculinidad

El joven creador español es la nueva obsesión de la industria; Beyoncé, Miley Cyrus y Pedro Almodóvar elogiaron sus creaciones

Tiempo de lectura: -'

23 de enero de 2018 a las 05:00

Cuando Beyoncé decidió presentarle al mundo (o, al menos, a sus más de 100 millones de seguidores de Instagram) a sus mellizos tomó varias decisiones estéticas. La primera y más evidente: lucir como una mezcla de Venus de Botticelli con Virgen María. El impacto visual logró su objetivo. La imagen fue una de las tres fotos con más me gusta de la red social en 2017. Entre las tantas elecciones que la reina tomó para dar a conocer a sus dos nuevos herederos está la del vestuario: un traje floreado y lleno de volados que funciona como una cascada que acompaña a su cuerpo recién parido.

Embed

Sir Carter and Rumi 1 month today. ❤️

Una publicación compartida de Beyoncé (@beyonce) el

El responsable del diseño fue el jovencísimo creador español Alejandro Gómez Palomo responsable de la firma Palomo Spain. La noticia fue, además del nombre novedoso dentro de la industria, que el diseño de Palomo para Beyoncé era parte de su colección masculina. Sí, vestidos, polleras, prendas pensadas para la vieja y querida morfología femenina. Pues ya no. En la época del ascenso de la moda sin género, el diseñador nacido en Posadas, Córdoba logra conquistar las pasarelas más influyentes del mundo. Después de haber pasado por Nueva York, la última semana desfiló por primera vez en la semana de la moda masculina de París.

En una entrevista con la agencia AFP, el creador explicó que lo que hace es lo mismo que hicieron en el siglo XX grandes nombres como Chanel y Saint Laurent con la mujer. Los creadores franceses demostraron que trajes, pantalones y gabardinas no eran exclusivamente prendas masculinas y permitieron que el sexo femenino las adoptara logrando así una revolución. Ahora Palomo hace el mismo ejercicio, pero trasladando cortes, materiales y detalles femeninos a una colección de hombre.
Antes lo hicieron, por supuesto, nombres de extrema avanzada como Jean Paul Gaultier. Palomo lo sabe, la diferencia –dice– es que lo está haciendo con una "naturalidad tremenda".

El futuro de la moda española

La historia de Alejandro Gómez Palomo es la de tantos otros. De niño –en la década de 1990– le hacía ropa a sus muñecas. "Yo tenía la colección de Barbies más importante de Posadas y copiaba para ellas diseños de los modistos que amaba. Al final, no solo vestía a mis muñecas de fantasía, sino a todo aquel que pasaba por casa. Por eso mis padres pensaron que, además de haberles salido un niño marica, tal vez podía llegar a ser un buen diseñador de moda", contó Palomo a Vogue España.

Palomo explicó su búsqueda a Vogue: "Reinventar la masculinidad, pero desde la naturalidad: que se vistan como quieran".
Decidió, sin dudarlo mucho, que quería estudiar diseño y eligió Londres. La suerte, el talento, la provocación, el olfato hicieron que Palomo dejara de ser un diseñador más a convertirse de manera vertiginosa en la esperanza de la moda española tan poco influyente en los últimos tiempos. Su firma Palomo Spain se presentó en sociedad en la semana de la moda de Madrid en 2016. Después quedó como finalista entre los 21 seleccionados para el premio que entrega todos los años el conglomerado de lujo Louis Vuitton Moët Hennessy. En el interín: la pasarela de Nueva York, Miley Cyrus y la elección de sus diseños para un videoclip, Beyoncé, Pedro Almodóvar y su "estoy maravillado, no tengo palabras". Hasta llegar a París. Y abrir el acontecimiento. No es poca cosa para alguien que hace menos de tres años era un desconocido.

Su última colección llamada The Hunting mezcla la estética de caza inglesa con el aire andaluz propio de él. "He querido hacer una cosa opuesta a lo anterior. Suelo usar mucho color, mucho brillo", dijo a AFP. Y explicó que su decisión es ir por "algo mucho más sobrio para que la gente me tome en serio y no se crea que esto es un carnaval".

¿Feminizar lo masculino?

Como todo lo distinto, lo que no tiene nombre o explicación o categoría, lo de Palomo es difícil de entender para los que están por fuera del circuito del la moda. Sin embargo, en sus creaciones hay reminiscencias a David Bowie, Mick Jagger, Tilda Swinton. Y, por supuesto, a la vestimenta masculina de siglos pasados donde la puntilla, el terciopelo y el encaje no estaban mal vistos.

Palomo explicó su búsqueda a Vogue: "Reinventar la masculinidad, pero desde la naturalidad: que se vistan como quieran".

El periodista de Rtve Rafael Muñoz resume su arte así: "No hace un vestido de mujer para un hombre. Viste a los hombres con lo que quiere, sin concesiones al género y mucho menos al protocolo o a los dictados de una sociedad que, quizá por estar demasiado uniformada, no entiende su concepto de moda".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...