Cargando...
El mariscal francés Philippe Pétain junto a Adolf Hitler

Mundo > Colaboracionismo en Francia

Hace 80 años el gobierno de Pétain detuvo a más de 13.000 judíos y la mayoría fueron llevados a Auschwitz

La redada del Velódromo de Invierno ocurrió en distintas ciudades francesas bajo la ocupación nazi mientras gobernaba el mariscal Petain, quien colaboraba con Adolf Hitler; el domingo, el presidente Emmanuel Macron fue crudo al recordar a las víctimas: “Es Francia la que organizó la redada y la deportación”

Tiempo de lectura: -'

18 de julio de 2022 a las 05:03

Los días 16 y el 17 de julio de 1942 son una oscura página de la historia de Francia a cuyo frente estaba el mariscal Philippe Pétain, héroe de la Primera Guerra, quien gobernaba desde la llamada República de Vichy, una pequeña ciudad ubicada a 350 kilómetros de París. Pétain gobernó desde 1940 tras rendirse casi sin presentar combate a la invasión de la poderosa Wehrmacht. Fueron la Gendarmería y la Policía francesa mandadas por Pétain las que organizaron la “redada del velódromo de invierno” así llamada porque fue el velódromo de París al que llevaron alrededor de 13.000 personas de origen judío a las que tenían fichadas tanto las SS alemanas como los funcionarios de la Francia sometida.

El acto criminal tuvo el nombre de “Viento primaveral” y durante 48 horas un total de 9.000 efectivos de origen francés allanaron las viviendas de sus compatriotas judíos en distintas ciudades de Francia y los concentraron en una pista de bicicletas cubierta ubicada cerca de la Tour Eiffel y del río Sena en París. La mayoría de ellos, fueron llevados al campo de exterminio de Auschwitz, en Polonia, donde murieron más de un millón de personas, la mayoría de origen judío.

En el ochenta aniversario, el domingo, el presidente de Francia Emmanuel Macron participó del recordatorio del hecho criminal sin ocultar el pasado e instando a los franceses a no desconocer su historia: “Es Francia la que organizó la redada y la deportación”

Aquel operativo ordenado por Pétain y en consonancia con las instrucciones de las SS es la contracara de una sociedad que también tiene el orgullo de haber organizado una valiente resistencia a la ocupación y al régimen de Vichy.

Las instrucciones​ a los policías y gendarmes fueron dadas con cinco días de anticipación y decían: primero, los policías e inspectores, después de verificar la identidad de los judíos que tenían que arrestar, debían hacer caso omiso y no discutir las diferentes observaciones que les pudieran hacer; segundo, no atenderán a su estado de salud, todo judío arrestado debería  ser conducido al Centro primario y, tercero, las detenciones debían  ser efectuadas con la máxima rapidez, sin palabras inútiles y sin ningún comentario.

El 16 de julio de 1942, a las cuatro de la madrugada, 12.884 judíos fueron arrestados (4.051 niños; 5.802 mujeres; 3.031 hombres). Un número indeterminado de personas, prevenidas por la Resistencia francesa, o beneficiándose de la falta de celo de algunos policías, pudieron escapar de la redada.

Los alemanes habían fijado inicialmente que la redada sólo incluyera adultos de ambos sexos. Sin embargo, la policía francesa decidió incluir niños de 2 a 12 años solamente, los mayores de 12 años no fueron arrestados.

Las personas arrestadas no podían llevarse más que una manta, un par de zapatos y dos camisas; después separaron a las familias, muchas de las cuales nunca volvieron a reunirse. Tuvieron que subsistir durante cinco días sin comida y casi sin agua; el que intentaba huir era fusilado en el propio campo. Una centena de prisioneros se suicidaron. Los prisioneros fueron trasladados a los campos de Drancy, Beaune-la-Rolande y Pithiviers, antes de ser deportados a los campos de exterminio alemanes.

Esta redada representa, por sí sola, más de una cuarta parte de los 42.000 judíos franceses que fueron enviados a Auschwitz en 1942, de los cuales sólo 811 regresarían al término de la guerra.

La resistencia y el negacionismo

Fue Charles De Gaulle, quien también había combatido en la Primera Guerra Mundial aunque con menor responsabilidad de Pétain, quien abandonó clandestinamente Francia pese a haber sido convocado a formar parte de la administración colaboracionista. De Gaulle fue en un pequeño avión a Londres y con muy escasa ayuda británica se mantenía en contacto con desertores del Ejército y grupos civiles que tomaron las armas. Jean Pierre Moulin jugó un rol clave en el sector de resistentes conducidos por De Gaulle quien en 1943 sufrió la delación y murió en la tortura. En Francia también jugaron un rol primordial los grupos de la Resistencia Comunista, vinculados con la red de resistentes vinculados al Ejército Rojo y la ex Unión Soviética.

Ambos grupos, aunque con ideologías diversas, resultaron fundamentales tanto para el desembarco de Normandía de junio de 1944 como para atacar unidades militares nazis en el curso de la guerra que culminó en mayo de 1945.

La llamada redada del Velódromo de Invierno fue parte del antisemitismo alentado por una parte de la sociedad y ordenado por Pétain.

La ideología nazi fascista del colaboracionismo francés no terminó con la liberación de París y de Francia. Cabe mencionar que los legionarios y mercenarios franceses siguieron complotando una vez que De Gaulle instaló su gobierno provisional en julio de 1944.

Como parte de la OAS (Organización del Ejército Secreto, por sus siglas en francés) hubo atentados durante años y el propio De Gaulle fue objeto de intentos de asesinato. Una figura oscura y de poco peso en esos años donde las ideas colonialistas, nazis y racistas persistían en una porción de la sociedad fue Jean Marie Le Pen, quien luego organizó un partido político, se presentó a elecciones en varias oportunidades y fue su hija Marine Le Pen quien tomó la posta del padre, con ideas remozadas pero con un sesgo negacionista respecto del pasado que tuvo en la redada del Velódromo un hito profundamente doloroso.

En 1995, cuando Jacques Chirac estaba al frente de la presidencia de Francia hizo para esta fecha un reconocimiento público y un pedido de perdón: "Sí, la locura criminal del ocupante alemán fue secundada por franceses, por el Estado francés”, dijo Chirac.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...