Hamilton, en la senda de Schumacher

El británco se consagró tetra campeón del mundo, con 32 años, igual que Schumacher

Tiempo de lectura: -'

05 de noviembre de 2017 a las 05:00

Allá por enero de 1985, en Tewin, una pequeña ciudad en el sureste de Inglaterra, Anthony Hamilton, un emigrante nacido en la isla caribeña de Granada, y su esposa Carmen Lockhart, dieron a luz a un niño al que llamaron Lewis Carl.

El nombre no fue al azar, sino en homenaje al atleta estadounidense Carl Lewis, el "hijo del viento", quien había ganado cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, en 1984.

Vaya premonición la que tuvieron los padres de Lewis Hamilton. Poco más de tres décadas después, su hijo también deslumbra por la velocidad y se coronó, el pasado domingo en México, campeón del mundo de la Fórmula 1. Fue el cuarto título para el británico, que lo ubican entre los cinco grandes pilotos de la Fórmula 1 que, en 68 temporadas disputadas desde 1950, ganaron al menos cuatro títulos: Juan Manuel Fangio, con cinco cetros, Alain Prost, con cuatro, Michael Schumacher, el que más títulos posee con siete coronas, y Sebastian Vettel, que también tiene cuatro.

Referente de su hermano

Lewis sufrió durante su etapa escolar insultos racistas por lo que aprendió artes marciales, aunque Anthony, su padre, para calmarlo le compró un kart. En 1995, con 10 años, ganó el campeonato británico de karts. Tres años después, Ron Dennis, por aquellos tiempos el hombre referente de McLaren, reclutó a Lewis en el programa de jóvenes pilotos.

Así Hamilton creció como el niño prodigio de Ron Denis. Ganó en 2003 la Fórmula Renault británica, en 2005 la F3 Euroseries y en 2006 la GP 2. El camino estaba hecho para el salto a la F1.

Mientras Hamilton crecía en el mundo del motor, otro motivo lo desveló: su hermano Nicholas, siete años menor, nació con una parálisis cerebral. Era habitual, en los paddocks de los diferentes circuitos ver a Lewis junto a Nicholas. Pese a su discapacidad, su hermano también se transformó en piloto de carreras y en 2015 fue el primer piloto discapacitado en competir en el exigente Turismo británico.

Tras hacer la escalera en las categorías promocionales, en 2007 Lewis debutó en la F1 con McLaren y un segundo puesto en Albert Park fue su presentación. Ya en su sexta carrera, en Montreal, hizo su primera pole y se estrenó también como ganador. En esa temporada logró seis poles, cuatro victorias y llegó a la última carrera, en Interlagos, como líder del mundial con cuatro puntos de ventaja sobre su compañero, Fernando Alonso y siete sobre Kimi Raikkonen (Ferrari).

En Interlagos, Hamilton no pasó del octavo puesto, Alonso fue tercero y Raikkonen, que ganó, se hizo del título. Así Hamilton, en su estreno, terminó como vicecampeón mundial, un punto detrás de Raikkonen.

Su relación con Alonso distó de ser la mejor en McLaren. En Montecarlo el inglés no acató las órdenes del equipo y fue sobre Alonso, quien venía líder, y aunque finalmente ganó, ese episodio fue el inicio del quiebre de la relación entre ambos.

La solución fue la salida de Alonso, quien regresó a Renault para 2008, y Heikki Kovalainen se transformó en compañero de Lewis, quien ese año 2008 logró su primer título. Fue también en la última carrera del año en Interlagos cuando se definió el título, el que le arrebató a Felipe Massa con Ferrari.

Cuando Massa cruzó la meta era campeón, pero en la última curva, un retraso en el Toyota del alemán Timo Glock permitió a Hamilton superarlo y acceder al quinto puesto. Esa posición otorgó a Hamilton el título de campeón del mundo con un punto de diferencia sobre Massa.

Con 23 años, y en su segunda temporada en la Fórmula 1, Hamilton se coronó como el campeón mundial más joven de la historia de la F1, al superar la marca que ostentaba Fernando Alonso, campeón en 2005 con 24 años. Posteriormente, la marca de Hamilton sería quebrada por Sebastian Vettel, quien fue campeón en 2010 con 23 años, 4 meses y 11 días y todavía mantiene ese récord.

Tras su primer título en 2008, padeció la decadencia de McLaren hasta 2012. En 2013 pasó a Mercedes para ocupar, nada menos, el puesto que dejó Michael Schumacher. La marcha a Mercedes fue el renacer para Hamilton. En 2014 ganó con autoridad el título de campeón del mundo y lo repitió en 2015, en ambos por delante de Nico Rosberg, su compañero en Mercedes. En 2016 fue segundo de Rosberg, para recuperar este año el sitial más alto al obtener su cuarto título.

De Fangio a Schumacher

En los comienzos de la Fórmula 1 en la década de 1950, el argentino Juan Manuel Fangio logró cinco títulos de campeón del mundo. El primero en 1951 y los cuatro restantes en forma sucesiva entre 1954 y 1957. Eran tiempos de carreras extenuantes de duración superior a las tres horas y con más de 300 kilómetros, con cambios de piloto en un mismo coche.

El tetracampeonato, la marca que alcanzó Hamilton, fue conseguida por Fangio en 1956, en su sexta temporada y con 45 años, una edad en la que por estos tiempos no hay pilotos en actividad.

La marca de los cinco títulos de Fangio perduró por casi medio siglo, hasta que en 2002 el alemán Michael Schumacher lo igualó, para luego superarlo y establecer un nuevo récord con los campeonatos de 2003 y 2004. Schumacher es el piloto con más títulos en la F1, con siete, y el único en obtener cinco de ellos en forma sucesiva.

El pequeño francés

El francés Alain Prost fue el primer francés campeón de la F1. Los galos fueron proveedores de grandes pilotos a la F1 y –Prost fue el último eslabón de una larga cadena–, a los que el título mundial les fue esquivo: Trintignant, Cevert, Jabouille, Depailler, Arnoux, Pironi, Laffite, Tambay... Prost ganó con McLaren los títulos de 1985, 1986 y 1989 y el cuarto con Williams en 1993, a los 38 años de edad y tras 13 temporadas en la máxima categoría. Tras el cuarto título, se retiró de la Fórmula 1.

El precoz Vettel

Sebastian Vettel, que ganó en 2010 su primer título, y el primero para la escudería Red Bull, batió marcas de precocidad y ganó cuatro títulos seguidos, entre 2010 y 2013 algo solamente logrado por Fangio y Schumacher. El rubio de Heppenheim logró su cuarto título con apenas 26 años y en 120 carreras disputadas en siete temporadas, mucho antes que su compatriota Schumacher, Hamilton y el propio Prost.

A dos meses de cumplir 33 años, Hamilton llega a cuatro títulos con la misma edad que Schumacher había logrado el tetra y también, vaya coincidencia, ambos lo lograron en su undécima temporada en la Fórmula 1. Será por eso que, para Hamilton, los siete títulos de Schumacher no están tan lejos. Por algo le bautizaron Lewis Carl, como el "hijo del viento".

Lewis Hamilton en números

206 Grand Prix corrió Hamilton en 11 temporadas en F1. Debutó en 2007 en Australia con McLaren, carrera en la que terminó segundo.

72 poles hizo Hamilton en la F1, récord en el rubro, superó en esta temporada a Ayrton Senna (65) y Michael Schumacher (68).

62 victorias suma Hamilton, quien solo es superado en dicho rubro por Michael Schumacher (91).

38 vueltas rápidas
ostenta el inglés en su carrera, cuarto en la historia tras Schumacher (77), Raikkonen (46) y Prost (41).

116 podios
solo superado por Michael Schumacher con 154.

Los otros pilotos tetracampeones

Michael Schumacher (7 títulos)

Primer alemán campeón de la F1, el más ganador en la historia con 91 victorias en 307 GGPP en 19 temporadas, corrió en Jordan, Benetton, Ferrari y Mercedes

Juan Manuel Fangio (5 títulos)
Ostenta una media de un triunfo casi cada dos carreras, ya que ganó, en toda su trayectoria en la F1, 24 GGPP sobre 51 que disputó.

Alain Prost (4 títulos)
En 1988 fue quien sumó más puntos: 105, pero el campeón fue Ayrton Senna, con 94. La razón: solo se consideraban los 11 mejores resultados, en 16 GGPP, en el año.

Sebastian Vettel (4 títulos)
Corrió un sólo GP con BMW Sauber, en 2007. A Toro Rosso, en 2008, le dio la primera y única victoria en la F1, en Monza. En 2009 dio el primer triunfo a Red Bull, en Shanghai.

Embed

Embed

Comentarios