Mundo > Laboristas en contra

Hay acuerdo sobre brexit pero aún falta aprobación de parlamento británico

La Cámara de los Comunes realizará sesión extraordinaria este sábado para votar el acuerdo alcanzado entre Reino Unido y la UE

Tiempo de lectura: -'

17 de octubre de 2019 a las 11:20

 

Los diputados británicos se reunirá por primera vez un sábado desde abril de 1982, durante la guerra de las Malvinas en una sesión extraordinaria sobre el nuevo acuerdo de brexit logrado entre Londres y la UE y cuya validación depende del visto bueno del parlamento británico.

La cuenta en Twitter de la Cámara de los Comunes informó de que la moción para la realización de esta sesión extraordinaria se aprobó por 287 votos a favor y 275 en contra. 

Tanto Reino Unido y la Unión Europea (UE) anunciaron este jueves un "excelente" y "equilibrado" acuerdo pero que ya generó rechazo entre los diputados británicos, antes de una cumbre crucial de mandatarios para alejar el temido divorcio a las bravas el 31 de octubre.

"Cuando hay voluntad, hay un acuerdo. ¡Tenemos uno! Es un acuerdo justo y equilibrado para la UE y Reino Unido (...) Recomiendo al Consejo Europeo que respalde este acuerdo", anunció el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, poco antes del mediodía (primeras horas de la mañana de Uruguay).

Desde Londres, el primer ministro británico, Boris Johnson, celebró un "excelente nuevo acuerdo que retoma el control", en referencia a las promesas de los partidarios de salir de la UE en el referéndum de junio de 2016 sobre tomar el control de sus leyes y política comercial.

Sin embargo, el fantasma del rechazo del pacto por el Parlamento británico, como ya ocurrió con el precedente acuerdo cerrado en noviembre por la entonces primera ministra británica Theresa May, reaparece con la oposición de aliados y rivales de Johnson.

"Espero que mis compañeros diputados en Westminister se reúnan ahora (...) para llevar a cabo el brexit sin más demoras", dijo en rueda de prensa en Bruselas el primer ministro que ya enfrenta la oposición de aliados y rivales parlamentarios al nuevo acuerdo.

El laborista Jeremy Corbyn, líder del primer partido de la oposición, llamó rápidamente a "rechazar" el nuevo acuerdo, al considerar que "la mejor forma de resolver el brexit es darle a la población la última palabra a través de un voto popular".

Los aliados parlamentarios de Johnson, los unionistas noirlandeses del DUP, anunció que no votará a favor del acuerdo. En un comunicado precisó que "no estaría en condiciones de apoyar estas propuestas"

Más de dos años después del inicio de las negociaciones, Londres y Bruselas buscaban cómo garantizar un intercambio fluido de bienes entre Irlanda, país de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte, sin necesitar la reintroducción de una frontera física.

El objetivo es proteger el acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998, que puso fin a décadas de conflicto sangriento en Irlanda del Norte entre unionistas protestantes y republicanos católicos, y proteger el mercado único europeo de una competencia desleal de su todavía socio.

Para lograr ese objetivo, Johnson abandonó la idea de su predecesora de mantener a todo Reino Unido en una unión aduanera con la UE tras el brexit mientras se lograba una solución mejor en el marco de un acuerdo de libre comercio durante el período de transición.

El nuevo plan prevé que Irlanda del Norte siga respetando las reglas del mercado único europeo. Respecto a las aduanas, esta provincia británica seguirá vinculada a Reino Unido, pero al mismo tiempo se evitarán controles aduaneros dentro de la isla de Irlanda.

El negociador europeo, Michel Barnier, defendió este sistema "excepcional" por la "situación única" de Irlanda del Norte, cuya asamblea autónoma podrá pronunciarse cada cuatro años sobre si continúa con el respeto de las reglas europeas.

El nuevo plan le permitiría a Johnson recuperar su libertad para cerrar acuerdos comerciales con terceros países, que en la unión aduanera europea corresponde a la Comisión Europea, en lugar de abogar por permanecer cerca de la UE como May, explicó una fuente diplomática.

Ratificación exprés 

De conseguir el visto bueno de los mandatarios, el tiempo apremia para ratificar un eventual acuerdo tanto por el Parlamento británico como por la Eurocámara, a dos semanas del brexit, previsto el 31 de octubre.

Londres, que tenía hasta el sábado para lograr un acuerdo o de lo contrario pedir una nueva prórroga, deberá convencer ahora al parlamento británico.

Ante un nuevo escenario de bloqueo y aunque Johnson se muestra reticiente a una tercera prórroga del brexit,  la UE no lo descarta en caso de que el nuevo pacto afronte escollos y prevé incluso una nueva cumbre antes del 31 de octubre.

Fuente: AFP

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...