24 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
11 de junio 2021 - 16:30hs

Una fuerte expansión de Inswitch lo llevó a reformular roles. Ahora quedó como general manager de esa empresa para que Ronald Alvarenga, instalado en Estados Unidos, asumiera como presidente y CEO de la compañía como una forma de facilitar exploraciones y negociaciones.

Se muestra orgulloso del papel que la industria tecnológica local ha jugado durante la pandemia del covid-19 en materia de apoyo a las iniciativas gubernamentales —en particular su empresa ha estado involucrada en el envío y monitoreo de mensajes—.

“Es parte de ser empresas uruguayas: estamos para poner el hombro para lo que se necesite”, resume.

¿Cómo se recibió en la industria tecnológica la salida a bolsa de dLocal? ¿Qué impacto le parece que tiene?

dLocal trabaja en la vertical de pagos del mundo fintech y se enfocó muy bien en un nicho de oportunidad. Cuando una empresa global empieza a ir a muchos países necesita integrar los medios de pagos locales. Al igual que otras empresas, dLocal trabaja muy enfocada en sumar esos medios para transacciones locales de grandes empresas que desembarcan o transfronterizas para aquellas que están ubicadas en un lugar y aceptan medios alternativos de otro país. Lo que hizo fantásticamente bien dLocal fue ir a los (clientes y mercados) grandes-grandes.

En el mundo de fintech, lo que hace dLocal es una parte. El resto, por ejemplo Inswitch, da una oferta más amplia. A veces nos pisamos en un pedacito u otro. En algunas cosas cooperamos, en otras competimos.

La visión por lo de dLocal es de gran alegría por esta demostración de que haciendo las cosas bien se logran resultados espectaculares. No solo para las fintech, sino para la industria tecnológica y del conocimiento. Es una demostración clara de que, sin necesidad de grandes instalaciones, pero sí con tecnología, conocimiento y arrojo, la oportunidad es gigantesca.

Es muy bueno para toda la industria.

Cuando los fondos de inversión y los clientes mismos miran a Uruguay, tienen una razón más para decir “esa gente es seria, funciona bien, sus soluciones y sus técnicos son valiosos”.

Medilo contra lo que quieras: una valuación de US$ 10.000 millones es enorme. Está bueno entender que las empresas del mundo fintech estamos trayendo soluciones a grandes empresas pero también a la gente.

Usamos la tecnología financiera para resolver problemas en la prestación de servicios.

Leonardo Carreño "Las empresas uruguayas estamos para poner el hombro para lo que se necesite”

Además del arrojo y el conocimiento que nombraba, ¿en qué otros factores se debe cimentar el crecimiento de la industria?

Uno puede tener la mejor pieza de software o la mejor solución instalable, pero después hay toda una pata de generación de negocio y comercial donde realmente se la juega. Las empresas uruguayas desde siempre salimos a pelear las oportunidades contra compañías muchísimo más grandes con otros respaldos. No es sencillo. Se precisa mucho esfuerzo. Cuando salimos a buscar capital, en general no es para desarrollar tecnología, sino para poder hacer esa prospección comercial y generar esas relaciones de confianza y que funcione lo que vamos implementando para seguir teniendo casos de éxito. Las empresas somos nuestros equipos. Es importante el talento que se pueda reunir.

Todos los que estamos en este mundo dejamos nuestras familias mucho tiempo. Pasamos arriba de los aviones pero por una compensación con lo que se logra.

Pero la industria uruguaya ya es reconocida, se ha hecho un nombre…

Sí, igual no es fácil. Necesitamos seguir desarrollando marca Uruguay en el mundo tecnológico. Tenemos algunas iniciativas en la CUTI para seguir impulsando el posicionamiento.

Lo de dLocal ayuda muchísimo en ese sentido. PedidosYa también ayudó y cada cosa buena que hacemos ayuda. Nosotros con Inswitch estamos en más de 30 países y también ayudamos en nuestra medida.

Eso genera un piso del cual partir. Pero no es parejo, no es en todos lados y no todo el mundo nos conoce.

Lo importante es que nos identifiquen como un lugar prestigioso: así como se dice que salen buenos jugadores de fútbol, que digan salen buenas empresas tecnológicas, buenos técnicos y buenos empresarios. Estamos mejor pero hay que seguirlo construyendo.

¿Como ve el segmento fintech en Uruguay?

Tiene talento y empresas que nos estamos transformando y reinventando. En nuestro caso, nos costaba decir que éramos fintech. Antes la imagen eran cuatro flacos en un garaje haciendo algo que estaba copado pero que no se sabía si iba a escalar o era confiable. Era difícil para empresas que habíamos peleado durante años por tener una presencia internacional y cuentas de prestigio, por competir mano a mano con grandes empresas, y les ganábamos.

Ahora el mundo fintech salió de esa perspectiva. Lo que está pasando es que hay determinados tipos de empresas que están logrando una presencia muy importante. Pero fundamentalmente hay un grupo de empresas chicas haciendo experiencias interesantes pero a las que les falta llegar al mercado. Es decir, tiene casos de buques insignia y un conjunto de emprendimientos que tienen todo para despegar pero que están en etapa temprana. Por eso es importante que el suceso de las que vamos más adelante –y la cooperación y coordinación– permita que esa oferta fintech de Uruguay sea más fuerte. Estamos tratando de juntarnos para potenciarnos.

La pandemia y el cierre de fronteras cambió bastante la manera en que los empresarios tecnológicos se manejaban.

No podemos creer todo lo que estamos haciendo remotamente. Hasta cierre de negocios, era algo impensable no tener que viajar para hacerlo. Esto cambió las reglas de juego y es bueno para la industria. El cara a cara se da virtualmente. Está la gestualidad, está la cercanía. No todas las cosas son virtualizables. A las que tienen que ser presenciales hay que darles importancia y tiempo. Pero fundamentalmente se ahorra tiempo para todos. Y de eso no se vuelve.

Cuando pase todo esto, que está empezando a avizorarse que va a terminar en breve, ya no va a ser lo mismo que antes. Mucha gente va a trabajar algunos días en la casa. Nosotros tenemos el local nuevo, divino. Nos mudamos a fines de noviembre y en marzo lo abandonamos. Voy una vez por semana, y nunca somos más de tres o cuatro los que estamos en un lugar que está preparado para 200 personas. Seguiremos cuidando a nuestra gente desde el día uno y colaborando.

¿En qué momento está Inswitch?

Esto de la virtualidad nos dio la oportunidad de hacer un cambio super significativo. Todas las empresas de fintech estamos haciendo inclusión, que las soluciones lleguen a más gente, más rápido. Lo que hicimos nosotros ahora fue una transformación muy fuerte de permitir que cualquier empresa sea una fintech. Antes teníamos clienes que eran bancos o telcos o gobiernos. Les dabamos tecnología para sus servicios financieros. Hoy en día esa misma tecnología sirve para un distribuidor de mercadería, para un gran retail, para un banco digital, para cualquier empresa.

Está pasando que la tecnología financiera está dejando de ser islas para estar integrada dentro de los circuitos de negocio, lo que se llama finanzas embebidas. De esa manera se hace mucho más accesible para la gente. Todas las fintechs estamos aportando enormemente a que se de muy rápido la famosa inclusión financiera y el llegar con soluciones a la gente.

En particular Inswitch se define hoy como una fintech as a service 360°.

Estamos muy orgullosos de todo lo que hemos construído. Pero teníamos que instalar nuestra tecnología a cada cliente. Ahora dijimos que todo ese conocimiento, tecnología y soluciones -de wallet, pagos, prestámos- los pusimos en la nube de manera que las empresas se puedan servir de ellas directamente. Como en vez de preparar la comida y llevarla casa a casa, te pongo un supermercado en la nube que te sirve para que te sirvas lo que necesitás a nivel de solución financiera. 

El segundo concepto bien importante de ofrecer la solución de fintech como servicio es resolverle al cliente toda la problemática. Para toda Latinoamérica - y ahora también para África y Asia- ahora es firmar un contrato con Inswitch y usar la parte de tecnología que el cliente necesita pero también usar a todos los socios de negocio.

Temas:

Café y Negocios InSwitch CUTI empresas tecnológicas Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar