Economía y Empresas > Día de la Industria

Industriales reclamaron dólar más alto para mejorar competitividad

El presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara, dijo que la economía crece, pero las empresas “están peor” y “ponen en riesgo” su supervivencia

Tiempo de lectura: -'

20 de noviembre de 2019 a las 21:00

“La industria está preparada para reaccionar rápidamente. Exhortamos a quien le toque gobernar que apueste a la industria que no los vamos a defraudar”, dijo este miércoles el presidente la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) Gabriel Murara.

El empresario encabezó el acto de conmemoración del Día de la Industria y el 121° aniversario de la gremial. Allí pronunció un discurso que hizo énfasis en el mal momento que atraviesa el sector, la reducción del empleo, la pérdida de rentabilidad,  los problemas de competitividad y las relaciones laborales que definió como “muy conflictivas”.

Murara recordó que al igual que otros sectores de actividad desarrollados por privados, el núcleo duro de la industria atraviesa por un escenario recesivo que en este caso lleva ya cinco años. “Desde 2014 se observa una disociación con el PIB de la economía, con una tendencia a la baja en los últimos años. Hablando claro, la economía crece, pero las empresas están peor, y ponen en riesgo su supervivencia productiva”, afirmó el empresario durante el acto realizado en el Club de los Industriales.

La gremial proyecta un nuevo deterioro de la producción este año con una perspectiva de reducción del Índice de Volumen Físico de 2,5% aproximadamente para el cierre de 2019. La industria produce hoy en niveles similares a los de 2008 y la utilización de la capacidad instalada ronda el  62%, guarismo históricamente bajo y menor a los de Argentina y Brasil.

Empleo a la baja

El mal momento se refleja también en el empleo. La cantidad de personal ocupado es 24% menor en comparación a los niveles máximos que se dieron entre 2007 y 2011, y en lo que va de este año la tendencia se sigue profundizando, con una baja cercana al 5%. Junto con la construcción, la industria es el sector que más puestos de trabajo destruyó en los últimos años, con unos 22.500 cotizantes menos en el Banco de Previsión Social (BPS).

Según Murara, la reducción de empleo se debe a varias causas. En primer lugar dijo que los costos salariales, en promedio, aumentaron por encima de las posibilidades de las empresas, captando una participación históricamente alta del valor agregado industrial. “Eso lleva a que la rentabilidad se vea significativamente disminuida. Un sector que no tiene rentabilidad adecuada reduce puestos de trabajo y también empresas. En consecuencia, no invierte”, afirmó.

Atraso cambiario y pérdida de competitividad

Además, el titular de la CIU dijo que el atraso cambiario encareció el costo en dólares de la mano de obra y afectó la capacidad de competencia de la fabricación local. Ese mismo atraso cambiario abarató la importación de tecnología y alentó decisiones de sustitución de personal por maquinaria, explicó.

En otra parte de su alocución, Murara se refirió a la pérdida de competitividad. “Con el valor del dólar actual seguimos siendo caros. En ese sentido, señaló que la presión fiscal “sigue creciendo” y que los precios de los energéticos son los más altos de la región.

“Tenemos la convicción de que no existe conciencia sobre la importancia de la industria en una estrategia de recuperación productiva y es un grave error”, afirmó. La industria genera aproximadamente el 10% del empleo privado con distintos niveles de calificación, paga salarios por encima del promedio de la economía y tiene altos niveles de formalización. “Si la principal preocupación es el empleo, se debe mirar hacia la industria para encontrar las soluciones”, insistió.

Relaciones laborales

Por otro lado, afirmó que  las relaciones laborales siguen siendo “muy conflictivas”, con un diseño institucional “que no favorece el empleo  y que “desalienta la contratación”. Además, el titular de la CIU insistió en que el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo para modificar la ley de Negociación Colectiva “sigue sin contemplar todas las observaciones de la OIT”.

En relación a la inserción internacional del país, valoró positivamente  el acuerdo con la Unión Europea y el EFTA, pero resaltó las dificultades de funcionamiento que  mantiene el Mercosur.

“Mirando el futuro, si cambian las condiciones del contexto, no tengan dudas de que nuestro sector reaccionará, porque estamos en condiciones de aumentar la producción y crear más empleo rápidamente”, afirmó el empresario.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...