17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
1 de junio 2023 - 7:41hs

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó este miércoles por la noche el proyecto de ley que eleva el techo de deuda y evita que el país entre en default.

El presidente Joe Biden celebró el acuerdo como “un paso decisivo” obtenido tras maratónicas negociaciones entre los partidos demócrata y republicano para evitar la cesación de pagos de la principal economía del mundo.

Ahora la norma pasará el Senado, donde los demócratas en el gobierno tienen la mayoría, para votarlo antes del próximo lunes 5 de junio, fecha máxima para evitar el default, según el Departamento del Tesoro.

Más noticias

Como un síntoma de la tensión que rodeó las negociaciones, Biden esperó que el texto pasara la primera votación antes de llegar en una visita anunciada al estado de Colorado.

El proyecto, llamado Ley de Responsabilidad Fiscal de 2023, recibió el apoyo de 314 congresistas y 117 en contra. El voto estuvo dividido en ambos partidos: un total de 149 republicanos y 165 demócratas votaron a favor, mientras que 71 republicanos y 46 demócratas lo hicieron en contra.

“Esta noche, la Cámara de Representantes dio un paso decisivo para evitar el primer default de la historia y proteger la recuperación económica de nuestro país, ganada con tanto esfuerzo”, dijo Biden.

Destacó el “compromiso bipartidista”, en el que ninguna de las partes había conseguido todo lo que quería, y agradeció al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, por “negociar de buena fe”.

Recalcó, además, la protección que el acuerdo ofrece a la Seguridad Social, ya que permitirá seguir pagando las pensiones

“Aprobar la Ley de Responsabilidad Fiscal es un primer paso crucial para encarrilar de nuevo a los Estados Unidos”, dijo por su parte McCarthy, el otro gestor del compromiso entre partidos.

“Hicimos lo que es responsable para nuestros hijos, lo que es posible en un gobierno dividido y lo que exigen nuestros principios y promesas”, agregó en una rueda de prensa en el Capitolio.

Los recortes

El proyecto de ley suspende el techo de deuda hasta 2025, lo que permitiría a Biden esquivar la compleja discusión política hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2024.

A cambio, se limitan algunos gastos con el fin de mantenerlos estables en 2024 y limita su aumento a un 1% para 2025, a excepción de los gastos militares.

También prevé una reducción de 10.000 millones de dólares en los fondos asignados al fisco para modernizar e intensificar controles.

La oficina de McCarthy explicó además que el acuerdo prevé la recuperación de “miles de millones de dólares de fondos para el Covid que no se gastaron” en la pandemia, sin dar más precisiones.

Uno de los puntos de discordia incluye las modificaciones a las condiciones para beneficiarse de algunas ayudas sociales, como el aumento de la edad de trabajo de 49 a 54 años para adultos sin hijos que aspiren a una ayuda alimentaria, pero elimina este requisito para veteranos de guerra e indigentes, puntos exigidos por los republicanos para dar curso a las tratativas.

La Oficina Presupuestaria del Congreso afirmó que la legislación generaría un ahorro de 1,5 billones de dólares en una década, frente a los 4,8 billones de dólares de ahorro que los republicanos pretendían conseguir y también por debajo de los 3 billones de dólares de déficit que el presupuesto de Biden habría reducido en ese periodo mediante nuevos impuestos

Tira y afloje

El pasado martes, el Comité de Reglas de la Cámara Baja había dado un primer indicio del acuerdo al confirmar una votación de 7 votos contra 6, pese a que sólo 2 republicanos votaron en contra y 4 demócratas hicieron lo mismo.

La votación es resultado de semanas de arduas tratativas entre Biden y McCarthy, en las que los demócratas acusaron a los republicanos de tomar la economía estadounidense como rehén al insistir en recortar el gasto para acompañar el aumento del límite de endeudamiento.

McCarthy reconoció antes de la votación que no lograría unanimidad, pero se mostró optimista de alcanzar “los mayores recortes presupuestales de la historia”, según dijo a periodistas.

Sin embargo, para muchos republicanos de línea dura los recortes son insuficientes. “En el mejor de los casos, tenemos una congelación del gasto de dos años llena de lagunas y trucos”, reaccionó Chip Roy, miembro destacado del grupo de línea dura Freedom Caucus de la Cámara de Representantes.

“Los republicanos nos están obligando a decidir qué estadounidenses vulnerables pueden comer o nos abocarán al impago. Es sencillamente un error”, según el demócrata Jim McGovern.

El proyecto ahora enfrentaría oposición en el Senado, donde el líder de la mayoría, Chuck Schumer, y el líder de la minoría, Mitch McConnell, podrían admitir algunas enmiendas republicanas pendientes. Todo ello, eso sí, debe ocurrir en las próximas horas, si quieren evitar lo que Mark Zandi, economista de Moody’s Analytics, catalogó como un “auténtico cataclismo”.

“Sigamos avanzando en el cumplimiento de nuestras obligaciones y construyamos la economía más poderosa de la historia de la humanidad”, dijo el presidente Biden en Twitter tras la media sanción.

(Con información de agencias)

Temas:

Estados Unidos Congreso Estados Unidos Deuda EEUU

Seguí leyendo

Te Puede Interesar