21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,05 Venta 39,45
15 de mayo 2020 - 15:54hs

Expertas en cuestiones de género advirtieron que el confinamiento debido a la emergencia sanitaria ha redundado en una mayor carga hacia las mujeres de trabajo en el hogar y de cuidado de los niños, pero que ésto no se ve reflejado como un tema relevante en el discurso público. En un webinar en el que también hablo el al ministro de Trabajo, Pablo Mieres, instaron a que las políticas públicas incorporen la visión de género para minimizar el impacto en las mujeres más pobres.

Para la consultora de ONU Mujeres, Alma Espino, las políticas públicas que se apliquen pueden ampliar o disminuir las desigualdades sociales y económicas en la actual coyuntura. En materia de desigualdad de género consideró imprescindible protejer los derechos de mujeres y niñas sobre todo con vistas a la recuperación.

"Es posible pensar que las mujeres tienen una carga mayor, pero en particular son las mujeres en situación de pobreza y mayor vulnerabilidad las que se ven más afectadas por el aumento de trabajo de cuidados en un contexto de pérdida de ingreso", explicó Espino durante el webinar Impacto de las medidas económicas y sociales en las mujeres en el contexto actual COVID19, organizado por ONU Mujeres y Cepal. También alertó sobre las graves consecuencias que esto puede tener en la autonomía económica de las mujeres más pobres.

La sobrexigencia del teletrabajo

Según Espino, el tipo de teletrabajo de emergencia que se implementó de un día para el otro es es altamente preocupante en términos de género:. "Conlleva una reorganización del trabajo no remunerado dentro de los hogares. Los hombres y mujeres  que han tenido que implementarlo estos días viven una sobre exigencia sin planificación muy compleja. La mayor parte ha recaído sobre las mujeres.La exhortación a trabajar desde casa puede convertirse en un verdadero problema de conciliación", advirtió.

La consultora opinó que de esta mayor carga de trabajo para las mujeres no se habla a nivel público y que la acción del Estado es imprescindible en esta materia: "Las cargas de cuidado no han estado presente en el discurso público, ni las tensiones que conllevan para las mujeres el quedarse en casa y no recibir apoyos (...) Las políticas públicas también deben hacerse cargo de estas nuevas desigualdades, entre aquellos que podemos seguir teniendo un empleo y quienes no. No solo pensar para la actual coyuntura sino en inversiones sostenibles con perspectiva de género y que garanticen el acceso universal y de calidad  a los servicios de salud".

En la misma línea, la directora de la oficina de Cepal en Montevideo, Verónica Amarante, consideró que esta pandemia traerá la oportunidad de un cambio en cuanto a las tareas no remuneradas o a la flexibilidad laboral, solo si desde el Estado y las políticas públicas se encara un mensaje en ese sentido.

"La política pública tiene una capacidad de influir pero no ha sucedido. Muchas veces (se ha dado) todo lo contrario. Allí hay un foco importante para pensar en los mensajes", comentó Amarante.

Amarante apuntó que no se visualizan ramas de actividad económica con gran riesgo de pérdida de trabajo sean mayoritariamente femeninas (excepto las de servicio doméstico). Sin embargó consideró otros riesgos como los de contagio a los que están expuestas trabajadoras de la salud "y la presión del teletrabajo de un dia para el otro sin haberlo preparado y sin tener en muchos casos las herramientas necesarias".

Además proyectó que la dinámica de las tareas no remuneradas y de cuidados que se está dando "puede tener un costo en terminos de desigualdad que no lo vamos a ver enseguida pero sí en unos años".

 

Diálogo nacional por el empleo
Al ministro de Trabajo, Pablo Mieres, le preocupan la profundización de la inequidad en la distribución del trabajo doméstico, el aumento de las situaciones de violencia dentro del hogar y la situación de las mujeres de más bajos ingresos.
Respecto a la situación del mercado laboral, reconoció que, más allá de que las medidas que ha venido tomando el gobierno son "acertadas", resultan insuficientes debido a "los límites que tienen que ver con la disponibilidad de recursos, que está relacionada también a la situación macroeconómica del país".

Para Mieres el gran desafío ahora es "ampliar la matriz de coberturas para el conjunto de trabajadores, con el problema de que los recursos del Estado son finitos. En este sentido entendemos que es el momento de construir una instancia de Diálogo Nacional por el Empleo".
"Todo esto con el agregado de que hay una variable que es una incógnita, la duración, que al mismo tiempo es una limitante a la hora de asignar los recursos",apuntó.
Temas:

Café y Negocios teletrabajo Género Empleo Covid-19 pandemia mujeres trabajo no remunerado Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar