Tecnología > Disturbios

La casa de TikTok que molesta a vecinos en EEUU

Alquilan propiedades en Los Ángeles para crear contenidos que luego comparten en la red social; sus actitudes generan rispideces con habitantes de un barrio, que anhelan volver a tener una vida normal

Los residentes de Sway House, de izquierda a derecha: Griffin Johnson, Bryce Hall, Josh Richards, Quinton Griggs, Jaden Hossler y Anthony Reeves en Los Ángeles el 15 de mayo de 2020.

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2020 a las 05:00

Cuando un grupo de jóvenes se mudó a una mansión de 725 metros cuadrados en una calle tranquila en la sección de Bel Air de Los Ángeles a finales de enero, sus vecinos se dieron cuenta. Algunos supusieron que eran emprendedores tecnológicos. Si no, ¿cómo podían pagar la renta?

Poco después, los residentes de la cuadra comenzaron a observar lo que podría describirse como comportamiento de fraternidad. Los seis jóvenes y sus amigos ponían música a todo volumen hasta altas horas de la noche. Recibían un flujo constante de comida a domicilio, algo inusual en un vecindario familiar donde la mayoría cocina en casa. La cochera, que con frecuencia dejaban abierta, estaba llena de cajas de Amazon. La basura se acumulaba en la acera. Un televisor gigante que habían destruido estuvo afuera varios días.

Los vecinos intercambiaban anécdotas y especulaban acerca de lo que ocurría en un chat grupal de la cuadra. Finalmente, un vecino los enfrentó. En ese momento, los hombres se identificaron como miembros de Sway House, un colectivo de influentes de TikTok y YouTube.

El grupo, que ha sido llamado el One Direction de Tik Tok, está conformado por varios creadores, famosos por sus disparates juveniles: Bryce Hall, de 20 años; Jaden Hossler, de 19; Josh Richards, de 18; Quinton Griggs, de 17; Anthony Reeves, de 18; Kio Cyr, de 19, y Griffin Johnson, de 21. Son una de varias casas colaborativas que han surgido por todo Los Ángeles en meses recientes. Sin embargo, aunque la mayoría de esos grupos está oculto en áreas lejanas en las afueras de la ciudad, Sway House se encuentra en medio de un vecindario residencial fanfarrón, y ha convertido en una pesadilla la vida de las personas que comparten la cuadra.

Amit Runchal, que trabaja en el sector tecnológico, y Mindy Acevedo, estudiante de Derecho de la Universidad de California, campus Los Ángeles, están viviendo temporalmente en la casa de al lado. Desde mediados de marzo, Acevedo, de 31 años, y Runchal, de 40, han estado trabajando y estudiando ahí, lo cual ha resultado desafiante debido a todo el ruido.

“Por la mañana escuchamos pistolas de pintura. No creo que duerman”, dijo Acevedo. “Hay una piscina afuera. Cuando están pasando el rato ahí, el sonido continúa. Podemos escucharlos cuando gritan: ‘Fondo, fondo, fondo’. También oí a alguien que vomitó afuera de noche”.

Renee Maltz, de 62 años, se ha dado cuenta de que hay más gente en la calle desde que las estrellas de las redes sociales se mudaron a esa casa.

“Vemos a personas muy jóvenes en la calle, simplemente paradas ahí”, dijo. “Se quedan ahí como zombis”.

Su esposo, Jeff Charlston, de 70 años, dijo que a veces se ha convertido en una suerte de club nocturno.

“He visto a chicas que se estacionan en la calle y después caminan hacia allá en grupo, casi como si no supieran si van a poder entrar”, comentó.

Dos vecinos dicen que han enfrentado a los miembros de Sway House directamente por el tema del caos. Otros han llamado a la policía para quejarse por el ruido. Después de que Acevedo envió un mensaje de texto a Hall el 21 de mayo para decirle que de nuevo iba a presentar una queja por el ruido al Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, por su sigla en inglés), se burló de ella respondiendo: “¿No eres la niñera?”.

“Me sentí impotente”, dijo Acevedo.

“Hasta donde sabemos no ha habido quejas formales por el ruido”, dijo Warren Lentz, director ejecutivo de TalentX, que representa a los miembros de la casa y les proporciona la propiedad a cambio de contenido. “Hemos estado en comunicación frecuente con LAPD y el concejo de la ciudad para asegurar la seguridad del vecindario. Con el fin de seguir el protocolo adecuado, contratamos seguridad para nuestros clientes y la casa”.

El propietario de la casa no respondió una solicitud para hacer comentarios.

Dado todo lo que está ocurriendo en el mundo, la gente que vive cerca de Sway House dijo que se sentía mal de quejarse por el mal comportamiento de esos vecinos. Pero quienes participan en el chat grupal del vecindario se sintieron complacidos de saber el sábado por la noche que al menos dos de los miembros de la casa, Richards y Hossler, se mudarían para irse a su propio apartamento.

Tras su salida hubo una serie de viajes de carretera por todo Estados Unidos que dio como resultado el arresto de dos miembros de la casa por cargos de consumo de drogas, así como reacciones negativas en línea. (Con el fin de abordar estas reacciones en una publicación de Medium el domingo, Richards escribió: “Me gustaría disculparme con todos: mis seguidores, mi familia de Sway House, mi equipo y mi comunidad. Dejé que la fama se me subiera a la cabeza; permití que el estilo de vida fiestero de Los Ángeles me consumiera; perdí el camino durante un rato. Olvidé por qué estaba aquí”). Los residentes lo interpretaron como una señal de que quizá las cosas pronto regresarían a algo parecido a la normalidad.

“Todo se ha tranquilizado bastante estos los últimos días”, dijo Charlston.

“Me siento mal cuando digo cosas como: ‘Ustedes no pertenecen aquí’”, dijo Acevedo, al reconocer que ella también es una “invitada” del vecindario “Pero desearía que se preocuparan por otras cosas en lugar de volverse famosos en internet”.

 

The New York Times

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...