28 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,85
16 de diciembre 2023 - 5:00hs

La Asociación Uruguaya de Generadores Privados de Energía Eléctrica (Augpee) entiende que el 2024 será un año propicio para avanzar hacia una segunda etapa de transición energética. El presidente de Augpee, Martín Bocage, señaló a El Observador  que el acuerdo entre privados para compraventa de energía fue un hito para la actividad. Desde su visión, la llegada del hidrógeno verde generará mejoras ambientales con el objetivo de alejarse de los combustibles fósiles. “La humanidad ya definió que no se puede seguir sacando carbón de abajo del suelo y poniéndolo arriba”, afirmó. Además sostuvo que una mayor competencia dentro del sector energético podría generar tarifas de electricidad más bajas.

A continuación, un resumen de la entrevista que Bocage realizó con El Observador.

¿Cuál es el balance de año que hacen en Augpee?

Más noticias

Fue un año bastante intenso. Desde la asociación hicimos un segundo estudio sobre el impacto de las renovables en el costo de producir energía en Uruguay. Pudimos zanjar el tema de la discusión y lo positivo de esa inversión. Otro hito fue el primer contrato entre un generador privado y un consumidor privado. Fue el comienzo del cambio de la estructura del mercado eléctrico. Ya está funcionando, se está aggiornando el marco regulatorio. El lado positivo es que los grandes consumidores tienen otra opción. Eso ha generado una competencia para ese grupo de clientes que lamentablemente es chico. En el día de mañana si ese mercado aumenta, claramente va a aumentar la competencia y eso se vea reflejado en menores precios para esos usuarios.

¿Ese acuerdo entre Coca Cola y Atlántica puede ser el  paso inicial para poder generar más dinámica entre privados?

Sí, de hecho esa dinámica ya se dio. En el momento del anuncio del contrato, UTE empezó a firmar un contrato para clientes libres. UTE también está compitiendo en ese mercado y está bien. Esa población de consumidores seguramente ya se está moviendo para entender cuáles son sus opciones.

¿Por qué no se había explorado antes esta posibilidad?

Fue más bien un tema regulatorio, de barreras. El mercado entre privados es posible desde el 2002. Pero había barreras. Durante muchos años UTE era el único proveedor de energía y estos temas no salían a la luz. En el momento que esa barrera empieza a bajar y hay competencia  pasan dos cosas. Una es que los usuarios tienen otra opción de cómo comprar energía y otra es que el marco regulatorio tiene que aggiornarse a esa condición. Eso es lo que se está trabajando para que esto funcione y fluya mejor.

El presidente Lacalle Pou habló días atrás sobre la necesidad de ajustar el marco regulatorio para una segunda transición energética. ¿Cuáles son los cambios que quisieran promover los generadores privados?

Una gran barrera que hay es la de los peajes. Impiden que se genere ese mercado entre privados, pero también puede ser una limitante para todo lo que pueda venir con hidrógeno. La tarifa tiene tres componentes: energía, peajes –las redes que usa la energía para ir de un punto a otro- y el tercero es la potencia. Un cliente regulado tiene un solo precio. Cuando ese cliente pasa a ser gran consumidor también pasa a ser un cliente libre y el peaje se paga aparte. La fórmula que calcula ese peaje determina que muchos clientes pagarían lo mismo de peaje que lo que pagan hoy por todos los conceptos. Ese desfasaje es una barrera y que hay que ir solucionando.

¿Cuáles son las perspectivas para 2024?

Seguir profundizando los cambios regulatorios para tener un mercado competitivo y transparente. Siendo un año electoral es una muy buena oportunidad para trabajar con los referentes políticos para definir una hoja de ruta para los próximos 10 años. Son 10 años en los que probablemente veamos grandes cambios en el sector, como por ejemplo la sustitución de los combustibles fósiles en todo el resto de la economía. Está la culminación de los contratos de la primera transición, de los PPA (Power Purchase Agreement), hay que ver qué se hace con eso. Y también la incorporación de nueva capacidad para suministrar el crecimiento de la nueva demanda.  Siempre vamos a buscar los mecanismos que generen más competencia. Es el camino para generar tarifas más bajas. Eso es lo que vamos a promover desde la asociación. El único camino real para mejorar nuestra eficiencia del sistema eléctrico y mejorar las tarifas.

Ancap

¿Cómo puede cambiar el mercado la llegada del hidrógeno verde?

El hidrógeno va a generar impactos por todos lados, en distintas dimensiones. El usuario final va a tener un combustible distinto. A nivel país son inversiones enormes, más grandes incluso que las de la celulosa y eso va a ser muy positivo. En la asociación hay productores de electrones. Somos los que vamos a producir la energía eléctrica para estos proyectos. En ese paquete de inversión, la energía eléctrica es la mitad del total. Estamos muy atentos a todo esto que empezó a moverse. Esperamos un impacto muy positivo con lo que se viene. Vamos a ver cómo evoluciona la segunda transición, que es básicamente la electrificación de todo lo que hoy hacemos con combustibles fósiles.

El primer motivo es ambiental. La humanidad ya definió que no se puede seguir sacando carbón de abajo del suelo y poniéndolo arriba. Hay una hoja de ruta para que eso pase. Va a llegar un momento en que si no cumplimos con determinadas metas va a costar exportar nuestros productos. Al usuario final le va a pegar por varios lados. Por el tipo de combustible, si vamos a  pasar a usar una tipo eléctrico o un camión a hidrógeno. Pero lo que vamos a ver son cambios en la matriz productiva, probablemente vamos a ver industrias nuevas en el país, impensables en el mundo del petróleo.

¿Hay conciencia real sobre el impacto ambiental que producen los combustibles fósiles?

A nivel de la población se ha entendido que este camino de seguir como estamos no es viable ni sustentable. A nivel político hay países que están empujando más fuerte y son el motor de todo este crecimiento. El mundo aclaró para dónde quiere ir. Cada año se avanza un paso, no a la velocidad que nos gustaría, porque estamos corriendo de atrás. Estamos llegando a los niveles máximos de temperatura que pensábamos iban a llegar en 10 o 15 años. Pero estamos llegando antes. Creo que se está tomando más conciencia. No tengo dudas del camino, lo que podemos discutir la velocidad. La ciencia en la pandemia jugó su rol y ganó el lugar que debe tener. En cambio climático se ha expresado de todas las formas. El impacto que esto tiene. Eso es lo que hay que parar. Mientras no se pare, cada vez nos ponemos más en peligro. Cada vez más en algo que no sabemos qué tan rápido, violento o grave puede ser.

Freepik

¿Se puede compararla llegada del hidrógeno con lo que fue en su momento la energía eólica?

Sí. O más. Va a generar cambios importantísimos. Imaginarnos que Uruguay podría producir fertilizantes sin tener petróleo, gas, sin yacimientos de ningún tipo, era totalmente inviable. Ahora podríamos producir nuestro combustible, nuestros fertilizantes. Y todo eso en forma renovable. Este cambio puede ser muchísimo más grande que la primera transición. Y hay que estar preparados para eso.

¿Se desarrolló la energía solar en Uruguay como los generadores pretendían?

Después del primer impulso de inversión en energía eólica y de la capacidad que se instaló, el consumo fue creciendo en todos estos años y va a haber que poner nueva capacidad. Lo que dicen los estudios que hemos visto es que esa nueva capacidad es de energía solar, porque copia mejor la curva de consumo del país. Se genera en horario diurno y en ese momento es en el que hay reforzare el suministro de energía. La solar es la energía que va a venir en los próximos años.

 

Temas:

Hidrógeno verde Uruguay tarifas de electricidad Asociación Uruguaya de Generadores Privados de Energía Eléctrica

Seguí leyendo

Te Puede Interesar