Cargando...

Nacional > Congreso en Trinidad

La consolidación de Lacalle Pou y el peligro del optimismo desmesurado

Tres analistas políticos que fueron invitados al encuentro de la agrupación compartieron sus visiones sobre lo que pasó el fin de semana en Flores

Tiempo de lectura: -'

15 de octubre de 2018 a las 16:26

A la concurrencia de dirigentes y militantes al congreso del sector nacionalista Todos, liderado por el precandidato Luis Lacalle Pou, se le sumó la de tres académicos invitados como observadores del evento, que se realizó en Trinidad (Flores) este fin de semana. El sociólogo y consultor en comunicación política Federico Irazábal y los politólogos y docentes de Ciencias Sociales de la Universidad de la República, Daniel Chasquetti y Daniel Buquet, estuvieron presentes el sábado escuchando las ponencias de técnicos de la agrupación y los discursos de dirigentes y cabezas de agrupaciones del sector. 

Los tres coincidieron en que se trató de una instancia “muy positiva” que se está replicando, de una forma u otra, en todos los partidos y que recupera “la orgánica” de los sectores. En el caso de Todos, se trata del cuarto congreso que se realiza aunque la diferencia entre el de 2018 con los anteriores es que el foco de este año estaba puesto en la cuestión electoral. 

Para Irazábal, la jornada “marcó el lanzamiento oficial de la precandidatura” de Luis Lacalle Pou. “Se puede decir que largó la interna del Partido Nacional, porque ha habido presentaciones de nombres pero no del equipo o de propuestas concretas”, dijo al ser consultado por El Observador

Irazábal fue el único de los tres que se quedó el domingo a escuchar la presentación de los lineamientos programáticos, en un teatro de Trinidad. Según el sociólogo, en su discurso Lacalle Pou marcó “la primera estrategia de campaña”, al utilizar el concepto de evolución en vez del de cambio. “Me pareció muy justa y acertada la distinción entre cambio y evolución. Parecer ser un concepto que al menos va a estar guiando esta primera parte (la de las elecciones internas). Todos los opositores coinciden en que es necesario un cambio, pero no es necesario por sí mismo sino que viene aparejado de la mejora”, sostuvo. 

Por su parte, el politólogo Chasquetti destacó la unidad del sector Todos a pesar de ser una coalición de cuatro sectores, con el herrerismo bajo la lista 71, la 404 –lista a la que pertenece Lacalle Pou y que tiene a la cabeza a Álvaro Delgado bajo la agrupación Aire Fresco-, la lista 40 -liderada por el senador Javier García- y Dale, del intendente de Florida, Carlos Enciso. “Para ser una coalición funciona muy bien y Lacalle Pou está absolutamente consolidado, de eso no hay dudas y está muy afinado”, dijo Chasquetti a El Observador

El politólogo vio al líder de Todos “muy tranquilo, conversando y caminando entre la gente, saludando a todo el mundo”. “Queda demostrado que el grupo está muy fuerte”, sostuvo. Sin embargo, la fortaleza también tenía por detrás un poco de miedo, principalmente a que exista un optimismo exacerbado de que serán gobierno en 2020. De hecho, varios de los militantes y dirigentes con los Chasquetti conversó le transmitieron precisamente ese temor. 

“Hay un llamado a moderar expectativas, porque me parece que saben que va a ser una elección reñida. En las tres últimas elecciones el Partido Nacional no tuvo tantas chances de ganar como en está. Pero aún así, sabiendo que la elección la pueden ganar, están bastante medidos y mesurados”, opinó Chasquetti. 



Para su colega Buquet lo más destacable del fin de semana en Trinidad fue “interacción entre los principales líderes y dirigentes de segunda línea, con el que se busca reunir a las estructuras políticas”. “Es una instancia de comunicación de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, que no tiene debate ni discusión sobre la línea política. Se trata de una instancia central para los partidos políticos”, señaló a El Observador

A diferencia de Chasquetti e Irazábal, para quienes el optimismo no fue necesariamente la regla pese a un cierto convencimiento de que ganarán la interna primero y las nacionales después, para Buquet “el clima predominante era optimista” y se dividía entre quienes tenían “la certeza absoluta” de la victoria y uno un tanto más prudente. “Hubo personas con las que conversamos que nos decían que las encuestas les daban bien pero que nada estaba asegurado”, dijo a modo de ejemplo. 

A su vez, destacó que desde la década de 1990 a esta parte hubo una intención de los partidos de volver a apostar a su funcionamiento orgánico, algo que había comenzado a caer especialmente en los partidos tradicionales. Eso también fue destacado por Chasquetti, para quien cuando se está en la oposición es necesario, más que para el partido de gobierno, “trabajar con las estructuras y la organización”. 
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...