Cargando...
La eutanasia es tema de discusión en el ámbito político.

Opinión > CARTAS DE LOS LECTORES

La distopía

Tiempo de lectura: -'

14 de marzo de 2022 a las 05:00

Bien dicen que el primer signo de civilización fue el hallazgo de un fémur fracturado y soldado: prueba de que alguien cuidó al doliente y no lo abandonó a la suerte.

En vistas a la nota publicada en este diario, el sábado 12 de marzo de 2022, sobre lo que nuestros legisladores se inclinarían a votar en caso de resolverse a la brevedad el asunto de la legalización o no de la eutanasia y el suicidio asistido, quiero manifestar mi preocupación y, por qué no, hacer un pedido de auxilio.

Quiero pedir auxilio a los legisladores, en nombre de todos los pacientes que no cuentan con amparo de sus familias y no reciben el cuidado y apoyo que merecen en la etapa del final de la vida.

Quiero pedir auxilio a los legisladores, en nombre de todos los pacientes que padecen el sufrimiento producto de prestadores de salud que aún no logran brindar el servicio paliativo apropiado por falta de recursos.

Quiero pedir auxilio a los legisladores, en nombre de todos los pacientes que, enfrentados al desafiante momento del final de la vida o a las dificultades de la enfermedad, puedan manifestar un deseo de dejar de vivir ambivalente, que puede costarles la vida en el marco del proyecto de ley en cuestión.

Quiero pedir auxilio a los legisladores, en nombre de todos los pacientes que, coaccionados sutilmente por el cambio cultural que esto implicaría, solicitarían la eutanasia para 'evitar una carga' a sus familias, vecinos y amigos.

Los pacientes desamparados, con dolor, atravesando emociones negativas o movilizados por la presión de la situación, necesitan apoyo extra de sus seres queridos, de los prestadores de salud y de la sociedad toda.

Legalizar la eutanasia y el suicidio asistido para casos difíciles violenta la dignidad de quienes enfrentan una dificultad. El Estado pasaría de proteger toda vida como derecho humano irrenunciable, a proteger la vida solo de sanos y productivos, creando dos categorías de personas: a quienes se les concede el deseo de eutanasia, y a quienes se les brinda prevención del suicidio.

Uruguay es un país solidario, capaz de evaluar las consecuencias que un deseo de pocos puede tener en la sociedad toda, especialmente sobre los más vulnerables. Legisladores, no nos suelten la mano. Merecemos cuidado y amparo, no descarte.

Dra. Agustina da Silveira Dieste

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...