Nacional > Crisis en la AUF

La FIFA terminó recurriendo a la política para solucionar la crisis de la AUF

Representantes de los principales partidos políticos estarán en la Comisión Regularizadora

Tiempo de lectura: -'

28 de agosto de 2018 a las 19:44

A problemas uruguayos, respuestas uruguayas. La FIFA, el organismo mundial que vela por la independencia soberana de sus asociaciones contra cualquier intento injerencista de poderes del Estado, cayó este martes en la telaraña política oriental que revitalizó el concepto de cuota para intervenir en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

Un senador colorado, un diputado blanco y seguramente un representante del Frente Amplio, además de un exjugador, son los elegidos por la federación del fútbol internacional para poner en orden los estatutos que constituyen y rigen el funcionamiento de la AUF. La resolución del asunto es muy similar a la forma en la que el establishment político suele enfrentar cada nuevo problema: mediante la formación de una comisión interpartidaria. 

La intención inicial de la FIFA era apostar por gente vinculada al fútbol pero con una imagen intachable. La primera opción fue el expresidente de la AUF Sebastián Bauza que a pesar de que lo intentaron vincular con la trama de corrupción de la FIFA salió totalmente limpio. Sin embargo, su respuesta fue negativa. También apuntaron al otro expresidente de la AUF de los últimos años que había salido con una imagen positiva de la AUF pero José Luis Corbo descartó esa posibilidad por una “cuestión de principios”. 

Lea también: Pedro Bordaberry es el presidente del Comité de Regularización

El segundo intento de FIFA también estaba dentro del mundo fútbol pero con nombres vinculados a negociaciones cotidianas de la política en la AUF y plenamente identificados con los cuadros grandes del fútbol uruguayo: Eduardo Ache (Nacional) y Fernando Goldie (Peñarol). Pero ese proceso tampoco prosperó. 

Y finalmente la comisión de la FIFA se convirtió en una comisión política. Bordaberry fue el primero en reunirse con los emisarios de FIFA y Conmebol y finalmente será el presidente de la Comisión Regularizadora. Pero ante este movimiento, la FIFA convocó a Miguel Sejas, exvicepresidente de la AUF durante la administración de Bauza y vinculado al Frente Amplio. Según pudo saber El Observador, los emisarios de FIFA le plantearon a Sejas que el organismo internacional pretendía tener una mejor relación con el gobierno.

Los enviados le dijeron que en junio de 2016 cuando comenzó a trabajar la Comisión Reguladora en la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) realizaron un contacto con el presidente Mauricio Macri y que en Uruguay no había sucedido lo mismo por lo que les interesaba tener un gesto con el gobierno. Sin embargo, según dijeron a El Observador fuentes vinculadas a las negociaciones, Sejas planteó que con Ache y Bordaberry (ambos relacionados al Partido Colorado) el gesto era totalmente contrario al Poder Ejecutivo. 

“Que sean Bordaberry y Ache no ayuda para que nuestra sociedad se sienta representada en la comisión”, dijo Sejas en rueda de prensa este lunes tras la reunión con los miembros de FIFA. 

Finalmente la comisión estará presidida por Bordaberry e integrada por el exjugador Andrés Scotti y el diputado del Partido Nacional, Armando Castaingdebat. El diputado por el Frente Amplio y expresidente de OSE, Daoiz Uriarte (Vertiente Artiguista), es el cuarto nombre que se maneja como posible integrante de la comisión en representación del Frente Amplio. 

El diputado dijo a El Observador que desde la AUF lo contactaron para saber si podían manejar su nombre como una posibilidad y aceptó pero todavía no recibió una propuesta formal. De todas formas, el legislador aseguró a El Observador que está dispuesto a integrar la comisión. 

El diputado Carlos Varela (Asamblea Uruguay) fue al primero que se lo propusieron pero descartó esa posibilidad por un tema de tiempo. 
De todas formas, Ache, Goldie y el exsecretario de asuntos económicos y financieros de la AUF, Ignacio Alonso, integrarán un comité consultivo que trabajará junto con la Comisión Reguladora. 

A pesar de sus intentos iniciales, La FIFA, ese organismo que amenazó a distintas asociaciones de dejarlas afuera de eventos futbolísticos si intervenía el gobierno en los temas deportivos, recurrió a la política uruguaya para tratar de solucionar un conflicto del fútbol. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...