Economía y Empresas > PERSONAJE

La fotógrafa que se convirtió en guerrera de la moda sustentable

Evelyn Mora, fundadora de la Helsinki Fashion Week, y la necesidad de que las personas conecten con la industria sostenible

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2018 a las 05:00

De madre iraní, Evelyn Mora no es rubia. Eso la lleva a asegurar, una y otra vez, que es "realmente" finlandesa.No le parece bien que la describan como emprendedora. Se considera más bien "una artista que aprendió a vender". "No disfruto tanto (de vender) pero es realmente necesario", argumenta la fundadora de la Helsinki Fashion Week, focalizada en marcas y moda sustentable, que este año se convertirá en la primera Semana de la Moda 100% sustentable cuando se lleve a cabo del 20 al 25 de julio en la capital finlandesa.

Mora fue una de las principales oradoras de la segunda edición de Moda Latinoamericana (Mola) realizada en Montevideo, un evento de moda sustentable que se propone como una plataforma para diseñadores emergentes.

A los 17 años, Evelyn Mora se colaba a eventos relevantes como la Paris Fashion Week, a partir de los cuales entendió que los grandes nombres de la moda no son tan inaccesibles, y que muchas veces basta una conversación o un e-mail para generar un vínculo beneficioso.
Trabajó como fotógrafa, estilista y productora de eventos, hasta que en 2012, a los 23 años, lanzó la primera Semana de la Moda de Helsinki. Su habilidad estuvo en combinar diseñadores locales con internacionales en un modo atractivo que consitó la atención de prensa internacional.
Para esta edición se animó a construir una villa ecológica, que será sede del evento por cinco días, lo que la lleva a calificarlo como la primera semana de la moda "100% sustentable".

Para este desafío, cuenta con el apoyo de marcas como Tesla y Leica, a las que, subraya, accedió enviandoles un e-mail. "Sólo hay que saber explicar tu visión. No hay cuestiones mágicas, ni conexiones. Ellos no nos necesitan pero se benefician de apoyarnos porque es su visión", explicó a Café y Negocios.
"Soy una persona normal con coraje. Visión y coraje. Es todo lo que se necesita."
Mora considera beneficioso el estar situada en un país de solo 5 millones de habitantes para poder llevar adelante proyectos que logren destacarse: "Sería un poco difícil hacer lo que hacemos en París, por ejemplo. Podemos ser realmente innovadores. Es diferente porque somos pequeños. No podemos hacer copy-paste de las mismas estrategias que en Paris, porque no funciona. Es mucho más fácil volver a empezar de cero (en un país pequeño)", comentó.

Comunicar más claro

En una actividad previa a su presentación en Mola, la finlandesa brindó una charla a estudiantes de la Universidad de Montevideo.
Les habló de múltiples fracasos y cómo la primera edición fue "un desastre"; pero que en lugar de amilanarse redobló la apuesta: la llevó de dos a cinco días. "Tienen que aprender de sus errores y seguir adelante", sentenció.

También les señaló que tomó muy en serio las críticas que ha recibido en su camino, más allá que vinieran de "gente de mente pequeña". "Cuando alguien dijo que la Fashion Week no debería ser un trampolín para que los diseñadores fueran exitosos, me di cuenta que esa persona no entendía lo que eramos. Entonces teníamos que asegurarnos el ser más claros en nuestra comunicación, y explicar por qué sí es un trampolín para los diseñadores. He tomado las críticas como desafíos para construir sobre ellas. Di batalla y gané", resumió la finlandesa.


Mora es convocada en forma habitual para dar charlas de este tipo en universidades a nivel mundial. Para ella el objetivo de estas instancias es contribuir a desarrollar la industria. Contó que en una reciente actividad con estudiantes de diseño en Milán los instó a pensar en cual es su propósito: " No se necesitan diseñadores que no traigan algo nuevo a la industria. Entre millones de marcas, ¿para qué van a estar? "

A la audiencia uruguaya reunida en la UM, con presencias como la de la fundadora de la marca de slow fashion Calmo, Alice Otegui, le habló de la necesidad de hacer que la gente conecte con la moda sustentable.

"La cuestión es cómo hacerlo personal, cómo hacerla accesible. Si lo que comes es personal, ¿por qué la ropa que usas no es personal?", se preguntó Mora en relación al actual auge de los alimentos orgánicos. Apuntó que la sostenibilidad no debe ser una excusa para ofrecer vestimenta que no sea ni bella ni quede bien.

Les aseguró que todo lo que se necesita es "visión y coraje". También lanzó una advertencia sobre las personas con mente pequeña: "Intentarán que tu mente también sea pequeña. Son muy convincentes, tratarán de convencerte de que no es posible, pero sí lo es. No tomes un no por respuesta".

villa ecológica Helsinki Fashion Week

La eco-villa transparente
lll Aburrida de hacer desfiles en museos, Mora decidió ir más allá y crear un villa ecológica, que siguiera los principios de la economía circular y compartida, para albergar la Helsinki Fashion Week y que sirviera como una especie de declaración . La idea es colaborar con universidades y pioneros para mostrar en el lugar los últimos desarrollos en transporte eléctrico y robótica. Mora no obtuvo el apoyo del gobierno finlandés para llevar este proyecto más allá de los cinco días del evento, pero tiene como socios a empresas de la talla de Tesla y Leica. Su idea es mostrar el paso a paso, para que pueda ser escalable, con una filosofía de "ser transparente y compartir".

Comentarios