Cargando...

Espectáculos y Cultura > Streaming

La gran corrección de Netflix: pérdida de suscriptores pone al modelo de negocio del streaming en tela de juicio

La caída de suscriptores dispara la ansiedad sobre el sector del entretenimiento y provoca la venta masiva de acciones de los medios de comunicación

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2022 a las 15:14

Por Ana Nicolaou

El pasado trimestre, el grupo de streaming sorprendió tanto a Wall Street como a Hollywood con el abrupto fin de su racha de crecimiento de una década, desencadenando un dramático derrumbe comparable al de las puntocom.

Este trimestre, Netflix ganó al establecer expectativas bajas, y superarlas, con la ayuda de una nueva temporada de la exitosa serie Stranger Things.

Las acciones subieron más de un 7 por ciento el martes en las operaciones tras el cierre después de que Netflix dijera que 970,000 suscriptores cancelaron sus cuentas en el segundo trimestre. Fue la peor pérdida de suscriptores en su historia, pero como Netflix había previsto el doble el número de deserciones, los inversionistas se sintieron aliviados.

“Es duro . . . perder un millón y calificarlo de éxito”, dijo rotundamente el martes el cofundador y director ejecutivo Reed Hastings. “Estamos hablando de perder 1 millón en lugar de 2 millones. Nuestra emoción se ve atenuada por los resultados menos malos”.

Con una recesión inminente y una inflación que se está disparando a niveles máximos en 40 años en EEUU, Netflix se enfrenta a unos consumidores más conscientes de los costos. Mientras que antes atraía a la gente como una alternativa barata a sus costosas facturas de televisión, Netflix es ahora la opción más cara entre un mar de servicios de streaming de imitación.

“La crisis del costo de la vida está teniendo un profundo impacto en todas las compañías”, dijo Paolo Pescatore, analista de PP Foresight. “Nadie es inmune”.

Este endurecimiento de gasto se produce al mismo tiempo que las mayores compañías tecnológicas y de medios de comunicación del mundo han puesto en marcha un audaz y caro esfuerzo para competir con Netflix.

“La competencia ha llegado a niveles algo absurdos”, dijo Rich Greenfield, analista de LightShed, refiriéndose a los elevados compromisos de gasto que han asumido los nuevos participantes. “No creo que haya nadie en la comunidad inversionista que haya previsto que Peacock de Comcast perdería US2.5 mil millones”.

El impacto ha sido duro y repentino. Apenas en enero pasado, los analistas predijeron que Netflix sumaría 20 millones de suscriptores en 2022. Ahora, Netflix espera alcanzar el punto de equilibrio en los primeros nueve meses.

Netflix fue el valor de peor rendimiento del S&P 500 durante el primer semestre de este año. Su capitalización bursátil se ha reducido de más de US$300 mil millones en noviembre a US$90 mil millones.

La Gran Corrección de Netflix, como se le conoce en Hollywood, ha disparado la ansiedad sobre el modelo de negocio del streaming y el futuro del entretenimiento. El tropiezo de Netflix ha desencadenado una venta masiva de acciones de medios de comunicación, borrando decenas de miles de millones del valor de gigantes como Disney y Warner Bros.

Morgan Stanley describió esta semana la situación como la “primera recesión en el streaming”. “Los ingresos del vídeo en streaming pueden resultar más vulnerables de lo previsto a una recesión mundial y a un menor nivel de gasto de los consumidores”, advirtió el analista Ben Swinburne.

Bank of America advirtió que el streaming “se ha convertido rápidamente en un producto mercantilizado”.

La cuestión, tanto para Wall Street como para Hollywood, es si este descenso es temporal o si el negocio del streaming es fundamentalmente menos atractivo de lo que los ejecutivos habían supuesto.

Los resultados del segundo trimestre de Netflix han brindado una tibia evidencia que respalda lo primero. La compañía está nuevamente en vías de crecimiento, aunque por muy poco, y predice que contratará 1 millón de suscriptores en el tercer trimestre.

Las cancelaciones han sido más pronunciadas en EEUU y Canadá, el mayor mercado de Netflix, donde casi 2 millones de personas cancelaron sus cuentas en el primer semestre de este año.
Al precio de US$15.49 al mes por su plan más popular, Netflix cuesta más que sus principales competidores, como Disney Plus y HBO Max, que cobran US$8 y US$15, respectivamente.

A Netflix también se le cuestiona por sus contenidos. El codirector Ted Sarandos describió el martes la programación de su compañía como “la producción de un éxito tras otro”. Pero la compañía ha quedado a la zaga de HBO en cuanto a nominaciones a los Emmy — un parámetro de la calidad — con 105 frente a las 140 de HBO este año.

No está claro cuántos servicios de streaming pagarán los hogares, sobre todo en una época de recesión, y Netflix ha perdido su “estatus de imprescindible a prueba de balas”, dijo Michael Nathanson, analista de MoffettNathanson.

Ya hay más suscripciones al streaming de vídeo que personas en EEUU, con 380 millones de suscriptores en una población de 330 millones, según la empresa de datos Ampere Analysis. En todo el mundo, Netflix ya ha anunciado que hay un grupo de mil millones de clientes potenciales con acceso a Internet. Ahora, Nathanson advierte que el mercado potencial puede estar más cerca de los 400 millones.

En lo que va de año, Asia-Pacífico es la única zona en la que Netflix ha sumado suscriptores. La compañía inscribió a 2.2 millones de personas en la región en el primer semestre de 2022, mientras que perdió clientes en el resto del mundo.

Esta semana, los ejecutivos de Netflix parecían estar en modo de control de daños, atacando a sus rivales y ofreciendo datos para demostrar su dominio.

A pesar del desplome de este año, Netflix sigue estando muy por delante de sus rivales, con 221 millones de suscriptores frente a los 138 millones de Disney Plus. Netflix también obtiene beneficios con su servicio de streaming, a diferencia de sus rivales, y espera terminar el año con US$1 mil millones de flujo de caja libre.

No obstante, los directivos de Netflix han anunciado cambios radicales para reactivar el crecimiento de los suscriptores. Está colaborando con Microsoft para ofrecer un servicio más barato que muestre anuncios, y planea limitar el intercambio de contraseñas, a través del cual calcula que 100 millones de hogares ven Netflix gratis.

Estas medidas no se tomarán hasta 2023. Por ahora, Netflix dependerá de sus éxitos para completar la segunda mitad del año. Contará con la ayuda de una nueva temporada de The Crown y las secuelas de Knives Out y Enola Holmes.

Pero el grupo de streaming aún carece de su propio Star Wars o Harry Potter. Ross Benes, analista de Insider Intelligence, advirtió: “A menos que Netflix encuentre más franquicias que sean muy populares, acabará teniendo dificultades para mantenerse por delante de los rivales que persiguen su corona”. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...