Cargando...
Uruguay muestra evidencias concluyentes de influencia china en seis de esos once requisitos

Opinión > Tribuna

La influencia de China en la política exterior uruguaya es la más alta de América Latina

El peso de la incidencia de este país en Uruguay se hace sentir especialmente en sus relaciones exteriores: en este pilar obtuvo un 65,9% de influencia

Tiempo de lectura: -'

17 de noviembre de 2022 a las 05:03

Por Rosendo Fraga (h), director de gormanlee.com

Doublethink Lab, una ONG taiwanesa que investiga operaciones de desinformación para salvaguardar la democracia a nivel mundial, acaba de lanzar el China Index 2021, un ranking que busca determinar, medir y visualizar, en base a evidencia fáctica, la influencia de la República Popular China en 46 países. 

Para lograrlo, Doublethink Lab creó nueve categorías, que van de lo académico y lo tecnológico a la política exterior y los medios de comunicación, para que expertos en cada uno de estos países aporten evidencia documental que respalde o no la influencia china. Todos estos datos se procesan para crear el primer esfuerzo real para ponderar el nivel de exposición que tienen los países al impulso global del gigante asiático. En cuanto a las características de esta influencia, el China Index destaca que, en líneas generales y a nivel global, es más fuerte en los dominios de política exterior, política interna y tecnología, y más débil en los dominios militar y social.

De América Latina hay un sólo país que está entre los 10 más influenciados del mundo por China y es Perú, que ocupó la 4° posición, entre Tailandia (3°) y Kirguistán (5°). Esta influencia se deja sentir sobre todo en el pilar de sociedad, que mide el alcance y la eficacia de los esfuerzos chinos por promover su poder blando. En esta categoría Perú registra una influencia de 72,7%, pero también se constatan niveles significativos de influencia en medios de comunicación (68,2%) y en el ámbito militar (63,6%). Cabe mencionar que ningún otro país de América Latina muestra una influencia tan significativa en estas tres categorías como Perú.

En este nuevo índice Uruguay ocupó la 30° posición, entre Canadá (29°) y Vietnam (31°). En el contexto latinoamericano se estableció en el séptimo lugar después de Perú (4°), Venezuela (19°), México (23°), Chile (24°), Brasil (26°) y Argentina (28°).

A pesar de que su posición general en el ranking muestra un nivel de influencia china intermedio, el peso de la incidencia de este país en Uruguay se hace sentir especialmente en sus relaciones exteriores: en este pilar obtuvo un 65,9% de influencia. En términos globales, este porcentaje representa el segundo más alto de todo el índice y sólo es superado por Camboya, país del sudeste asiático que registra un grado de influencia china en sus relaciones exteriores de 75%.

Este pilar mide, principalmente, los esfuerzos de la República Popular China para lograr sus objetivos diplomáticos mediante su influencia en actores clave de cada país. El porcentaje se calcula de acuerdo a la existencia o no de evidencia irrefutable en once requisitos (en el caso uruguayo, las evidencias fueron recogidas y validadas por la empresa Data Privacy Brasil Research), que revisaremos en su totalidad a continuación.

En primer lugar, Uruguay muestra evidencias concluyentes de influencia china en seis de esos once requisitos: tiene un grupo de amistad parlamentario conjunto (el de Uruguay fue creado en 1992); diputados de algún partido político se han reunido oficialmente con representantes de la República Popular China (DoubleThink Lab cita el viaje en 2017 de parlamentarios uruguayos a China); diplomáticos o funcionarios públicos han recibido alguna capacitación en China (cita como ejemplo el Seminario de Gestión Educativa realizado en este país en 2019, al que asistieron funcionarios del ministerio de Educación y la Agencia de Innovación); la posibilidad de que políticos o empleados del gobierno hayan sido presionados por diplomáticos de la República Popular China para cambiar sus posturas políticas o diplomáticas (cita como evidencia la decisión del gobierno uruguayo en 2018 de denegar la entrada sin visa a ciudadanos taiwaneses, debido a presuntas presiones de China); que el presidente o el ministro de Relaciones Exteriores de un país nieguen el derecho de Taiwán a participar como miembro, observador o invitado en la OMS (si bien no hay un documento explícito de Uruguay que le niegue Taiwán esta participación, tampoco hay evidencias de apoyo uruguayo a las iniciativas que buscan incluirlo); y la existencia de un apoyo explícito y público del país al nombramiento de un funcionario chino como candidato para presidir alguna agencia de la ONU, como la FAO o la OACI, u otras organizaciones intergubernamentales (cita como prueba el apoyo de Uruguay en 2019 a la candidatura de Qu Dongyu como director general de la FAO). 

En los cinco requisitos restantes que utiliza este índice para medir la influencia china en la política exterior de un país, en una no se halló ninguna evidencia (la detención en China de ciudadanos uruguayos por motivos políticos), mientras que en las otras cuatro el país se mantuvo en silencio (neutralidad ante reclamos territoriales chinos, denuncia a los tratos de la minoría uigur, a la población tibetana y la imposición de la Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong). Aunque este criterio del silencio pueda ser cuestionable, Doublethink Lab interpreta esta falta de respuesta como un aval tácito.

¿Cómo es el grado de influencia de China en la política exterior de los demás países latinoamericanos que mide este índice? A Uruguay, que fue el país con mayor evidencia de influencia china en este pilar, le siguen México (61,4%), Venezuela (56,8%), Perú y Bolivia (54,5%), Brasil (52,3%), Chile (45,5%), Argentina (36,4%), Colombia (29,5%) y Paraguay (20%).

En cuanto a los pilares restantes, Uruguay obtuvo un 40,9% de influencia china en su política interna (6° en la región), 36,4% en defensa (3°), 27,3% tanto en el pilar de influencia académica como en el de cumplimiento de la ley (6° y 4° de América Latina respectivamente), 20,5% de influencia china en su sociedad (5°), 18,2% de incidencia en sus medios de comunicación (6°) y 17,5% de influencia en el campo tecnológico (8°).

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...