Nacional > TEMPORADA

La Intendencia de Maldonado da vía libre a Uber para operar en verano

La comuna se oponía a la regulación de Uber por considerarla "benevolente" pero no incidirá

Tiempo de lectura: -'

22 de diciembre de 2017 a las 05:00

A la hora 16 de este jueves, unas horas después del solsticio que marcó la entrada del verano, los coches de Uber comenzaron a transitar por las calles de Maldonado. Lo hicieron sin el aval de la Intendencia, pero a sabiendas de que las autoridades no se interpondrían en su camino.

Pese a que la Junta Departamental tiene a estudio –desde hace más de un año– un proyecto de decreto que regula las aplicaciones de transporte de pasajeros, las diferencias internas en la bancada de ediles blancos impidieron que la iniciativa se votara ahora. De esa manera, el asunto quedó en la lista de pendientes y motivó a Uber a iniciar su operativa unilateralmente, con tal de no perderse la temporada.
Este jueves Maldonado amaneció con la noticia de que Uber encendería la aplicación para el departamento y el intendente Enrique Antía adelantó que no saldría a fiscalizar a los conductores de la aplicación. "Vamos a controlar el tránsito, pero no vamos a corretear a Uber", dijo el jerarca nacionalista a El País.

Según expresó Antía a El Observador, la Intendencia no tiene herramientas jurídicas para actuar contra los conductores, más allá de contar con la tecnología necesaria para hacerlo. Además, dijo que "en verano el tránsito es un relajo" y que "no alcanzan" los inspectores.

Reacciones

A los taxistas y a la oposición no les cayó en gracia la postura del intendente. El integrante de la Patronal de taxistas de Maldonado, Daniel Brossard, aseguró que se trata de una "autorización encubierta" y que no descartan tomar acciones. "Haber traído a Uber y dejar que opere es una traición a los trabajadores del taxi", dijo, y criticó que solo se acuerden de Punta del Este en enero, y no en la baja temporada cuando no hay trabajo suficiente.

El presidente del Centro de la Patronal del Taxi de Maldonado (Cepatama), Víctor Pereira, dijo que conocieron la noticia de que no se iba a fiscalizar a Uber por el propio Antía este miércoles cuando mantuvieron una reunión con el intendente. "Nos cayó muy mal y nos tomó por sorpresa", señaló Pereira, quien criticó "la prepotencia" con la que se manejó la multinacional.

Las declaraciones de Antía también tuvieron eco en los integrantes de la Junta Departamental. El edil frenteamplista Andrés De León, de Liga Federal, sector liderado por el diputado Darío Pérez, dijo que enviará una nota al intendente solicitando que ejerza su facultad de controlar. "Me parece que un intendente que tiene responsabilidad no puede decir que no está capacitado para controlar porque se puede llegar a molestar a los turistas", afirmó.
"Tiene que dar una señal de que existe legalidad. Si no cualquiera viene con cualquier negocio y compite con gente que está aportando como se debe", dijo De León.
"Tiene un cuerpo grande de inspectores e invirtió una cantidad exorbitante de dinero en cámaras. Ahora que les den un uso", agregó el edil.

Según De León, su sector (que nuclea a 8 de los 13 ediles del Frente Amplio) estaba de acuerdo con regular las aplicaciones. En ese sentido, lamentó que la votación se haya postergado hasta marzo "por diferencias internas del Partido Nacional".

Regulación "benevolente"

El proyecto de ley a estudio de la junta fue presentado en 2015 por el edil nacionalista Adolfo Varela, vinculado a la agrupación de Martín Laventure. "Era un proyecto favorable a la llegada de Uber, pero establecía una reglamentación", indicó Varela.

Sin embargo, el proyecto no contaba con el visto bueno de toda la bancada oficialista, ni con la aprobación del propio intendente, que lo consideraba "demasiado benevolente con Uber". Según dijo Antía, él estaba a favor de "hacerle ajustes" para que los nuevos actores del mercado compitieran en "igualdad de condiciones" con los taximetristas.

Mientras que algunos ediles del Frente Amplio y del propio Partido Nacional acusaron a Antía de haber intercedido a favor de los taximetristas, el intendente negó esas versiones y dijo que el proyecto se estancó "porque lo manejaron mal los ediles", quienes "tuvieron meses" para avanzar en el tema y "cayeron embretados en el manoseo de las empresas".

De cualquier manera, la postergación de la regulación dejó a Antía en una situación paradójica. Mientras que en un principio intentó aplacar los ánimos de los taximetristas prometiendo que Uber competiría en igualdad de condiciones o incluso con mayores exigencias, al final terminará dándole vía libre a la aplicación para que funcione sin pagar un solo impuesto.

El alcalde de Punta del Este, Andrés Jafif, prefiere quedarse con la mejora que significa para el servicio de transporte. "Yo lo veo positivo, porque es un servicio más, tanto para el turista, el local, y sobre todo la juventud", señaló, aunque dijo que "es una lástima" que se haya implementado "pasando por arriba de la ley" y no en el marco de una regulación. "Lamentablemente se manejó muy tarde. Nosotros queremos la regulación", agregó.

Tarifas

A falta de un canon y de impuestos a la operativa, las tarifas de Uber empezaron 30% por debajo de lo que cobran los taxistas de Maldonado. Según los precios divulgados por la empresa en su página web, la base para circular en uberX –el servicio estándar– en Punta del Este será de $50 (equivalente a la bajada de bandera), y se cobrará $5 por minuto y $20 por kilómetro recorrido. La tarifa mínima por viaje será de $100 y habrá una cuota de solicitud, que será proporcional al costo de viaje.

Por ejemplo, ir desde la península a La Barra, costará $449, en tanto viajar desde la Terminal de Ómnibus a Punta Shopping, $136.El viaje desde el aeropuerto hasta el hotel Enjoy Conrad, costará $673. Del Conrad a La Barra, en tanto, cuesta unos $ 380, según surge de la aplicación.
$ 380 cuesta un Uber desde el Conrad hasta el puente de La Barra. El mismo trayecto en taxi puede costar unos $ 500.
Los mismos trayectos, arriba de un taxi, pueden costar entre 30% y 35% más. Según Pereira, presidente de la gremial de taximetristas, la diferencia refleja los "mejores salarios" así como "todos los impuestos" que paga el servicio regulado. "Tanto se nos criticó que teníamos las tarifas más caras, pero Uber va a ganar más que nosotros porque trabajan en negro", afirmó.
35% más barato es un viaje en Uber que en taxi en el departamento de Maldonado. Según los taximetristas, eso se debe a que la aplicación paga peores remuneraciones a los trabajadores y está exento de impuestos.

Desde las 16 a las 21 horas de este jueves, Uber ofrecía a sus conductores "ganancias garantizadas de $ 600 por hora", como incentivo a que estuvieran activos en la aplicación. Aunque uno de los requisitos era aceptar al menos 80% de los pedidos, hubo trabajadores que no recibieron ninguna solicitud de viajes e igual percibieron el premio.

Muchos conductores de Montevideo se trasladaron hasta Maldonado, y le dieron la bienvenida al verano con ganancias aseguradas.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...