Opinión > Elecciones de 2019

La izquierda naif y los spots sin un solo pobre

Los principales candidatos del Frente son el fiel retrato de los intereses de la clase media

Tiempo de lectura: -'

06 de junio de 2019 a las 05:02

Corazoncitos sonrientes, emojis de brazos musculosos, jóvenes saltando contentos rodeados de colores brillantes, gente ufana andando en bicicleta, un bucólico mar, más corazoncitos sonrientes, las palabras “amor” y “calma” en relieve, más gente sonriente –esta vez con alas batientes en sus espaldas- un arcoíris, más corazoncitos. Y ni un solo pobre. 

El spot que propala la precandidatura del frenteamplista Daniel Martínez para las próximas elecciones internas muestra a una izquierda despreocupada, orgullosa de lo hecho en 15 años de gobierno, confiada en el futuro, sin una sola autocrítica acerca de lo no hecho o de lo que falta por hacer para terminar de abatir la pobreza o, al menos, la pobreza extrema en un país en donde no resulta difícil localizar a aquellos que más necesitan una mano.

Naif hasta más no poder, la propaganda que promociona al favorito para ser el próximo candidato presidencial del Frente Amplio lo muestra convertido en una caricatura satisfecha. Se dirá que un spot es un pantallazo breve en el que no hay demasiado tiempo para las reflexiones y que el Frente Amplio puede jactarse de haber bajado significativamente los índices de pobreza.


Pero tratándose de una fuerza de izquierda, y sabiendo que hay más de 2 mil personas durmiendo en la calle y que a muchas más se les gotea el rancho o apenas llegan a fin de mes con una magro sueldo o con la insignificante ayuda del Mides, la ausencia de cualquier tono de gris en el festivalero anuncio es descorazonador. 

Los spots de los otros pecandidatos del Frente Amplio tampoco aportan nada para el recuerdo de los uruguayos que todavía siguen esperando. 

La principal adversaria de Martínez, Carolina Cosse, está difundiendo un aviso monotemático en el que recuerda que todos los precandidatos, menos ella, son hombres y entonces se esperanza con el eslogan “si hay balotaje, será paritario”.

Mario Bergara eligió recauchutar un viejo jingle del Frente, aquel que dice “Vamos al frente, somos el presente, vamos al futuro, vamos Uruguay”, en tanto que la del comunista Oscar Andrade es la más conceptual y recuerda que un millón de uruguayos salieron de la pobreza desde que gobierna el Frente Amplio. 

La coalición de izquierda, como casi todos los movimientos que pugnan por cambios en la sociedad, nació mayormente de una capa media e intelectual que no siempre ha sabido interpretar las necesidades de una población que si bien puede resultarles cercana en los objetivos, muchas veces le es ajena en las vivencias.

No es de extrañar que la izquierda recién haya podido entrar con fuerza a los barrios más pobres con líderes como Tabaré Vázquez y José Mujica -provenientes de las clases bajas- quienes supieron conectar con esa franja de la población que había quedado viuda del pachequismo batllista.

Ahora, los principales candidatos del Frente Amplio son el fiel retrato de los intereses clasemedieros como la publicitada “agenda de derechos” que de derechos para los que viven en la miseria tiene muy poco.

Los politólogos coinciden acerca de que entre la gente más necesitada anda juntando la mayoría de sus votos el multimillonario Juan Sartori. 

En la deriva de los más pobres le cabe buena parte de responsabilidad a la izquierda. A esa izquierda que prometió privilegiar a los menos privilegiados pero que en algún recodo del camino empezó a gastar su tiempo en problemas que están más cerca de los berretines de unos que de las necesidades básicas de otros; esa izquierda que a los que viven en la calle empezó a considerarlos personas con derecho a morirse de frío, esa que se echó a rodar por las ciclovías alejándose del barro de los cantegriles.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...