Cargando...
Joan Orrego permanece internado desde el 14 de enero.

Nacional > NACIONAL

La "luz" de esperanza de un delivery baleado y la respuesta estatal

Joan Orrego, que quedó paralítico durante un intento de rapiña, podrá ser atendido por un centro de rehabilitación gracias a gestiones realizadas por la Intendencia de Maldonado luego de que su caso fuera público

Tiempo de lectura: -'

09 de abril de 2018 a las 05:00

Pasaron 85 días desde que Joan Orrego ingresó en la emergencia de la Médica Uruguaya con una herida de bala que le había atravesado un pulmón y lesionado la médula espinal. Aquel 14 de enero su vida cambió cuando un delincuente que intentó robarle su moto y una mochila le disparó en el pecho, dejándolo tendido en el suelo con dificultades para respirar.

Tras cuatro meses de internación, Joan saldrá del hospital este martes, con más respuestas de las que tenía el 3 de marzo, cuando El Observador contó su historia, y con una incertidumbre que lo ilusiona.

Según había contado a El Observador, una de sus mayores preocupaciones era qué pasaría con él una vez le dieran el alta, ya que al haber quedado paralítico los escalones de su casa de la calle Spencer y Clemente Fregeiro (Curva de Maroñas), los desniveles que hay entre las distintas habitaciones y la forma en la que se están distribuidos los muebles habían vuelto inhabitable el lugar.

Sin embargo, a través de la Asociación de familiares y víctimas de la delincuencia (Asfavide) y de la Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía General de la Nación, se logró un acuerdo con el Plan Juntos que permitirá que este programa del Ministerio de Vivienda sea el encargado de hacer las adecuaciones en la casa de Joan para que pueda ser habitable para alguien que usa silla de ruedas. Mientras la obra se realiza, Joan vivirá en una casa de salud que fue pagada en parte por el dinero recaudado a través de donaciones (cuenta Abitab Nº 84582). El dinero recaudado permitirá costear hasta dos meses en esa casa de salud. Una vez se termine la obra de adaptación de la vivienda. Joan dijo a El Observador sentirse "aliviado" de que podrá volver a su casa, un lugar al que no ha vuelto desde que fue internado.

Según dijo la coordinadora de Asfavide, Daniela Álvarez, la idea de pedir ayuda al Plan Juntos llegó de la propia familia de Joan, mientras que la organización hizo los trámites para hacerlo posible. Normalmente, Asfavide recurre a la brigada solidaria del Sindicato de la Construcción (SUNCA), quienes suelen realizar reparaciones y adecuaciones de vivienda de víctimas de delitos, sin embargo en este caso no pudieron actuar por la que se debió recurrir al Plan Juntos.

Ahora, Asfavide y el Plan Juntos comenzaron a mantener reuniones para poder contar con este programa del Ministerio de Vivienda en otros casos en los que se requiera de repaciones de mayor porte, apuntó Álvarez.

Sin embargo, lo que más ilusionó a Joan fue la posibilidad de tener una jornada de evaluación en el Centro de Rehabilitación Física de Maldonado (Cerema), lo que sucederá este miércoles. "Fue la mejor noticia que me podían haber dado, esperaba tenerla pero no imaginé que tan pronto", dijo a El Observador.

La posibilidad de una rehabilitación es "incierta", hasta tanto sea analizado exhaustivamente por médicos especializados, contó Joan, para lo cual el Cerema es la mejor alternativa. Autoridades de la Intendencia de Maldonado se enteraron del caso a través de El Observador y se comunicaron con la familia.

Como la comuna sostiene económicamente el funcionamiento del centro, se coordinó la posibilidad de que Joan sea recibido por la institución. Asimismo, le ofrecieron el traslado para hacer la evaluación.

Según dijo una fuente de la comuna a El Observador, si los médicos llegan a la conclusión de que Joan puede ser rehabilitado, la Intendencia seguirá transportándolo a las distintas sesiones que implique el tratamiento y, en caso de ser necesario, le ofrecerá alojamiento.

Joan dijo que esta noticia es "una luz" que le da esperanza. "Sea con silla, andador o bastón, quiero algún tipo de rehabilitación, volver a trabajar y no vivir del Estado", explicó.

Otras ayudas

La silla de ruedas, la silla de baño, férulas, medias y la faja que necesitaba para mejorar su calidad de vida fueron aportadas por el Banco de Previsión Social. Estos artículos fueron entregados siguiendo los canales tradicionales, ya que le correspondían por ser un trabajador con certificado por enfermedad.

Por su parte, el Programa Nacional de Discapacidad del Ministerio de Desarrollo Social, le entregó una cama eléctrica que permitirá que Joan pueda pasar de estar acostado a sentarse en su silla de ruedas con mayor facilidad.

Además, otras personas que se han contactado con la familia de Joan a través del grupo de Facebook "Buenas Energías Por Joan Orrego", han donado pañales, cremas y otros elementos pensados para mejorar su calidad de vida.

Paula Orrego, hermana de Joan y administradora del grupo, dijo a El Observador que le debe un agradecimiento "gigante" a las personas anónimas que se contactaron al grupo, que donaron dinero a través del colectivo y que ofrecieron apoyo emocional.

La investigación policial

Joan no recuerda a quien le disparó. Sin posibilidades de identificar al victimario y sin testigos, la Policía tiene dificultades para esclarecer el hecho.

Además, tras disparar el delincuente fugó sin llevarse ningún bien, lo que hace todavía más difícil capturarlo.

¿Cómo hacer para recibir apoyo si se es víctima de un delito?

Aquellas personas que hayan perdido un familiar o que hayan quedado con alguna discapacidad luego de ser víctimas de un crimen violento, pueden contactarse con la Asociación de familiares y víctimas de la delincuencia (Asfavide) a través del teléfono 2202 9777. Esta organización ofrece apoyo psicológico, asesoramiento legal, boletos –que son donados por Cutcsa- para que las personas puedan trasladarse para la realización de trámites, al tiempo que coordina las acciones con organismos del Estado.

Asimismo, la Fiscalía General de la Nación cuenta con una oficina de Atención de Víctimas y Testigos que se ocupa de coordinar la atención junto con Asfavide y con organismos públicos. El teléfono de contacto de esta unidad es 091 507 531.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...