El jeque de Qatar Tamim bin Hamad Al Thani recibió este jueves al primer ministro de Países Bajos Mark Rutte.

Mundo > GUERRA EN ISRAEL

La mediación de Qatar por la liberación de los rehenes tomados por Hamás está en marcha

Con la participación de Estados Unidos y Egipto, podría lograrse que entre 15 y 20 personas logren ser liberadas, la mitad con pasaporte estadounidense, según el diario israelí Haaretz
Tiempo de lectura: -'
09 de noviembre de 2023 a las 08:35

Mientras el jeque de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, recibie este jueves al primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, en Doha, esa ciudad es la sede de las negociaciones por la liberación de los rehenes de Hamas con la mediación de Egipto y Estados Unidos.

La liberación de un grupo de rehenes de los 240 que secuestró Hamás el pasado 7 de octubre a cambio de algún tipo de alivio en la ofensiva israelí sobre Gaza comenzaría a concretarse. Tras 33 días de cautiverio, la mediación de Qatar estaría a punto de dar los frutos hasta ahora más sólidos con la puesta en libertad de entre 10 y 15 detenidos, señalan las agencias France Presse y Reuters.

El acuerdo podría llegar incluso este jueves, según el diario israelí Haaretz. A cambio, Israel tendría que suspender sus ataques sobre la Franja durante un periodo de entre uno y tres días. “Hemos recorrido un largo camino. Todavía no hemos llegado a la meta, pero a diferencia de las conversaciones anteriores, hay optimismo”, apuntó una fuente de las negociaciones al diario israelí.

Según esa fuente, “la mitad de los liberados tienen pasaporte estadounidense”.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se refirió a las informaciones en torno a un posible acuerdo como “rumores” e insistió en que no habrá alto el fuego sin liberación de rehenes.

El objetivo es facilitar la ayuda humanitaria en la Franja de Gaza, gobernada por Hamás, a través de la frontera con Egipto y que, al mismo tiempo, Israel recupere a algunos de los secuestrados.

Por el momento Hamás solo ha liberado a cuatro mujeres mientras que una quinta, la militar Uri Magidish, fue rescatada por el ejército israelí.

Horas antes de las palabras de Netanyahu, pese a las profundas diferencias sobre cómo actuar ante la actual coyuntura bélica, los ministros de Exteriores del G-7 habían defendido desde Tokio esas “pausas humanitarias” y “corredores”.

Pese a todo, ni Israel ni su principal aliado, Estados Unidos, apoyan la opción más ambiciosa de un alto el fuego, que quedó fuera de ese acuerdo conjunto. Ambos consideran que eso ayudaría al rearme de Hamás.

Mientras se desarrollan esas negociaciones, la guerra sigue su curso, con el norte de la Franja como centro de las hostilidades. Israel, que asegura haber destruido 130 túneles de Hamás y mostró imágenes de miles de personas en dirección sur a través de un corredor abierto durante cinco horas. Calcula que solo este miércoles han sido 50.000.

Según el ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, los combates tienen lugar en el “corazón” de Ciudad de Gaza, capital y principal bastión de Hamas.

Por otra parte, la situación humanitaria es desesperante. El hospital de Al Quds, uno de los mayores de Gaza, ha empezado a reducir sus operaciones en un intento de racionalizar el escaso combustible del que dispone.

Un convoy del Comité Internacional de la z Roja (CICR) con material para distintos centros sanitarios, entre ellos el Al Quds, fue atacado el martes en la capital.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo por su parte que el elevado número de civiles muertos, más de 10.500, según las autoridades de Gaza, significa que algo se está haciendo de manera “claramente incorrecta”, en una nueva crítica a la respuesta israelí a los ataques del 7 de octubre.

Sin concretar sus planes para el medio y el largo plazo, Netanyahu afirmó que desea controlar la seguridad de Gaza de manera indefinida. El responsable de la cartera de Educación, Yoav Kisch, entiende que no hay un statu quo inalterable y que podrían volver a ocupar Gaza con asentamientos como hasta ese año, según declaraciones a la radio del ejército.

La ministra de Protección de Medio Ambiente, Idit Silman, tras la aprobación del Consejo Nacional de Planificación y Edificación, dio el visto bueno al establecimiento de una nueva comunidad llamada Hanon, a siete kilómetros de la Franja y en el entorno donde Hamás cometió sus ataques, informa el diario Haaretz.

(Con información de AFP)

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...