Nacional > Senado

La novia del nene, la gracia de Dios y la corrupción en ASSE

Aprobaron venias de nuevos jerarcas; oposición los "mirará de cerca"

Tiempo de lectura: -'

28 de febrero de 2018 a las 05:00

Qué estaba haciendo la expresidenta de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Susana Muñiz, este martes por la mañana no es tan fácil saberlo, pero se la mencionó tantas veces en el Senado que por momentos parecía que estuviera sentada en las barras de la Cámara Alta. Durante la sesión extraordinaria en la que se aprobaron las venias de los nuevos jerarcas del organismo de salud –con Marcos Carámbula a la cabeza-, varios senadores de la oposición centraron sus discursos en "la corrupción", "los despilfarros" y "el descontrol" que, entienden, hubo durante la gestión de Muñiz.

"La sustitución de (los jerarcas) de ASSE es por el desastre administrativo que ha tenido la doctora Muñiz", no dudó en decir el senador nacionalista Luis Alberto Heber apenas comenzó a fundamentar su voto a favor de la venia de Carámbula, Marlene Sica como vicepresidenta y Julio Martínez como vocal. "¡Qué novia ni qué novia!", exclamó aludiendo a la contratación de la novia del hijo del exvicepresidente del organismo, Mauricio Ardus, como su secretaria, episodio que desencadenó el pedido de renuncia de tres de los cinco directores de ASSE por parte del presidente de la República, Tabaré Vázquez. La gestión de ASSE, dijo Heber, "ha sido un verdadero escándalo y hace bien el gobierno en sustituirlos a todos". "No es por la novia", insistió.

El argumento de que la votación de la venia de los tres nuevos jerarca era acompañada para evitar seguir bajo "una gestión catastrófica" fue acompañado por los senadores opositores que pidieron la palabra en las dos horas que duró la sesión. "En ASSE hubo un ataque de corrupción perseverante y mantenido", dijo el senador del Partido Nacional Javier García, a lo que Pablo Mieres (Partido Independiente) agregó: "La pregunta es por qué (los exdirectores) duraron tanto. Votamos en el entendido de que modificarán la gestión".


Mieres enumeró todas las presuntas irregularidades que están siendo analizadas por una comisión investigadora en Diputados y, a pesar de que los casos de nepotismo han aparecido en las últimas semanas como de abajo de las piedras, quiso minimizar el peso que tuvo la contratación de la novia del hijo del exvicepresidente de ASSE. "Vamos a acompañar la venia pero nos parece muy relevante que no queden dudas sobre las causas. Usan el argumento de 'la novia del nene', ¡por Dios!", ironizó.
Si en algo estuvieron de acuerdo los 30 senadores a la hora de votar por los nuevos jerarcas de ASSE, es en confiar en que Carámbula y su equipo darán una mejor imagen a un organismo rodeado por investigaciones judiciales y parlamentarias, observaciones del Tribunal de Cuentas y presuntas irregularidades. "Hay que apostar a que el nuevo equipo hará modificaciones. Y los vamos a mirar de cerca", dejó claro Mieres cuando le tocó argumentar su voto.

Temas de transparencia

Así como para los senadores de la oposición la contratación de la novia del hijo de Ardus fue "una excusa" para que el presidente Vázquez cortara de raíz con los jerarcas de ASSE, para el oficialismo las críticas a la gestión anterior no son más que "aspectos laterales". Así lo manifestó el senador Enrique Pintado (Asamblea Uruguay), quien esbozó una defensa a Muñiz y los demás exdirectores: "Los recursos (que tiene) ASSE no son por la gracia de Dios, son por decisiones políticas", dijo.

Pintado se centró en la figura de Carámbula y su equipo, quienes este lunes aseguraron ante la Comisión de Asuntos Administrativos del Senado que van a dar los pasos "para asegurar la mayor transparencia". Bordaberry había destacado ese punto de las declaraciones del nuevo jerarca y lo comparó con la gestión anterior.

"Realmente impresiona un poco, quienes durante tanto tiempo se declararon los campeones de la moral y la transparencia, quienes durante tanto tiempo hicieron gárgaras con la honestidad en el Estado hoy se encuentran con la peor situación que se recuerda", dijo Bordaberry. "No abandonamos la bandera de la transparencia", le respondió Pintado. Bajo ese panorama de acusaciones, críticas y defensas de una gestión que terminó de manera abrupta, los senadores aprobaron por unanimidad la venia de los nuevos directores de ASSE. Las manos de los senadores de la oposición se levantaron con la esperanza de que no tengan que seguir denunciando presuntos ilícitos en el prestador de salud más grande de Uruguay. Las manos del oficialismo se levantaron para apoyar a los nuevos jerarcas pero, además, respaldaron a aquellos a los que Vázquez les pidió la renuncia.

Nueva votación para directores sociales

El Poder Ejecutivo remitirá la semana que viene al Parlamento la solicitud de la venia de los directores sociales de la Adminstración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). La idea es mantener a Pablo Cabrera como representante de los trabajadores y a Natalia Pereyra como directora por parte de los usuarios. El presidente designado, Marcos Carámbula, dijo a El Observador que el directorio no sesionará hasta tanto no estén prontos sus cinco integrantes.

Comentarios