Básquetbol > BÁSQUETBOL

La nueva generación celeste de la naranja

Los medallistas de bronce del Sudamericano de Salta necesitan minutos de Liga para su desarrollo

Tiempo de lectura: -'

14 de agosto de 2018 a las 05:00

El proceso de Marcelo Signorelli al frente de las selecciones uruguayas de básquetbol sigue dando pequeños pasos. Pero hacia adelante. Hace nueve días, la U21 ganó la medalla de bronce del Sudamericano de la categoría disputado en Salta y una nueva generación de talentos pide cancha en la Liga Uruguaya y se ofrece como recambio en la mayor.

"Era un torneo para cuatro porque Paraguay y Perú se sabía que estaban por debajo del resto. Estuvimos a una posesión del partido con Brasil, lo perdimos por detalles, caímos por ocho con Argentina en un partido parejo y le ganamos dos veces a Chile, un rival que nos venía ganando siempre en esta generación", dijo Signorelli a Referí.

"Desde 2016 se trabajó con este grupo de jugadores. Las generaciones 1997, 1998 y 1999 hacía cuatro años que no tenían competencia internacional. Este Sudamericano nos dio un aire grande para volver a posicionarnos internacionalmente", comentó el ayudante técnico Javier Isis.

De los 12 jugadores que presentó Uruguay, salvo Bernardo Barrera, Nahuel Lemos y Joaquín Rodríguez, todos los demás pasaron por anteriores etapas en formativas de la selección con Fernando "Hechicero" Cabrera o Luis Eduardo Pierri.

Tres de los jugadores, además, provienen del interior del país. Rodríguez, base de Aguada, es de Mercedes, Emiliano Serrés deFray Bentos y Theo Metzger de Flores.

Estos tres fueron justamente los jugadores más destacados de Uruguay en el certamen aunque Signorelli prefirió no hacer valoraciones personales: "La figura fue el equipo, el grupo. Se los dije tras el partido con Brasil, nadie quiso sobresalir, todos defendieron durísimo, el objetivo era ser un equipo y eso fue lo que me dejó más reconfortado".

"Se formó una muy linda cofradía, un grupo humilde, con muchas ganas de participar, de aprovechar la oportunidad, de jugar, de volver a estar en la selección para jugar de igual a igual con los mejores", agregó Isis.

Pero en el torneo que finalmente se llevó Brasil, lo de Metzger rompió los ojos. El ala-pívot de Malvín fue el líder del equipo en puntos y rebotes.

Serrés tuvo muy buenos promedios en puntos, asistencias y rebotes al tiempo que Rodríguez demostró su gran capacidad como tirador.

¿Cómo se potencian estos jugadores? Ese es el gran dilema para el básquetbol uruguayo.

"A esta generación le sirve jugar partidos internacionales, tener nivel de competencia y tener minutos porque en sus equipos de Liga juegan poco y eso no les permite alcanzar esa madurez en el juego que se necesita", explicó Isis.

Metzger jugó solo nueve partidos en el campeón Malvín la pasada Liga.

Serrés –quien ya integró el plantel mayor de Uruguay por las Eliminatorias– y Rodríguez vieron más acción: 28 partidos el primero en el playero y 21 el base en Aguada pero ambos promediando menos de 10 minutos por juego en cancha (siete y tres, respectivamente).

"La competencia interna no es la mejor a nivel sub 23", afirmó Isis.

Tampoco es un buen termómetro, por su nivel, el Metro donde juegan 10 de los 12 integrantes del plantel.

"Estos chicos necesitan seis u ocho partidos de esta calidad por año para crecer", dijo por su parte Signorelli.

"El año que viene se hace de nuevo el Sudamericano, se va a hacer todos los años para poder potenciar jugadores. Ojalá se consolide", agregó Isis.

"En octubre vamos a hacer una nueva citación porque este torneo vino para quedarse por más que aún no se sepa la fecha ni la sede del año que viene. Entonces ya hay que empezar a planificar el torneo del año que viene con la generación de 1998 para abajo, porque la de 1997 (Emiliano Serrés, Bernardo Barrera, Joaquín Jones, Gonzalo Díaz) ya no va a poder participar y hay que incorporarlos de a poco".

"Siempre trabajamos con grupos de entre 25 y 30 jugadores porque los chiquilines mutan, van creciendo y tenés que verlos a todos porque acá nadie tiene su lugar asegurado", concluyó
Signorelli.

URUGUAY EN EL TORNEO

FASE REGULAR

PARAGUAY 76-58

BRASIL 87-90

PERÚ 87-62

ARGENTINA 63-72

CHILE 79-69

Final por el bronce

Chile 84-51


LAS CIFRAS

104 puntos metió Theo Metzger en el Sudamericano de Salta siendo el máximo goleador de Uruguay promediando 17,3 por juego. El segundo mejor goleador fue Joaquín Rodríguez (12,4) y Emiliano Serrés completó el podio (9,7).

38,8 porcentaje de aciertos de triples de Joaquín Rodríguez, el base que ya impresionó bien en Aguada en la pasada Liga Uruguaya. En total acertó 19 triples. Lo siguió en el rubro Theo Metzger con 9 y Agustín Da Costa con 4.

UNO X UNO

Mateo Sarni.

Base de Larrañaga que jugó la pasada Liga en Nacional; líder en asistencias del equipo con 3,5 por partido.

Facundo Terra.
Base de Bohemios, jugará la próxima Liga en Hebraica Macabi.

Joaquín Rodríguez.

Base o escolta de Agauda que juega el Metro en Larre Borges. Líder en triples del equipo con 19 aciertos (38,8%).

Agustín Da Costa.
Ayuda base de Bohemios, tuvo un muy buen cierre de torneo.

Gonzalo Díaz.
Ayuda base de Malvín, juega el Metro en Tabaré.

Bernardo Barrera.
Ayuda base y alero de Bohemios que tuvo un pasaje por Welcome en Liga Uruguaya.

Joaquín Jones.
Alero de Biguá. Jugó un Metro en Auriblanco y ahora defiende a Larre Borges en ese torneo.

Emiliano Serrés.

Alero de Malvín que juega el Metro en Tabaré. Una de las figuras del equipo. Promedió 9,7 puntos y 4,3 en rebotes.

Martín Rojas.
Alero o ala-pívot de Biguá que juega Metro con 25 de Agosto.

Nahuel Lemos.
Ala-pívot de Sayago, jugó la última Liga en Aguada.

Joaquín Borrallo.
Ala-pívot de Goes, jugó el Metro en Marne y ahora está en Colón.

Theo Metzger.
Ala-pívot de Malvín, fue el jugador con mejor valoración de Uruguay en el torneo (19.3). Líder en puntos (17,3) y en rebotes (6,3).

Comentarios