Cargando...
Archivo

Mundo > Peligro

La ONU advierte sobre "riesgo de un desastre nuclear" por los ataques a la planta de Zaporiyia en Ucrania

Tiempo de lectura: -'

08 de agosto de 2022 a las 08:18

La planta nuclear de Zaporiyia en el sur de Ucrania es la más grande de Europa y está bajo control ruso desde marzo. Un bombardeo con cohetes el viernes pasado, por el que se culpan mutuamente rusos y ucranianos, despertó nuevamente la alarma internacional por los riesgos que entraña.

El organismo de control nuclear de la ONU ha pedido el fin inmediato de cualquier acción militar cerca de la planta por el “riesgo muy real de un desastre nuclear".

El jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi, dijo que la actividad militar en torno a la central "debe evitarse a toda costa".

También pidió una nueva autorización para verificar in situ la situación, algo que tiene dificultades ya que el pedido es a las autoridades ucranianas que dicen no tener poder de aplicación porque la tropas rusas la ocuparon poco después de la invasión para, según dijeron, garantizar su seguridad.

Como resultado del ataque, el viernes se quedaron sin energía eléctrica los equipos de la unidad generadora número tres de la central y cayó la potencia de la unidad generadora número cuatro.

La compañía ucraniana de energía atómica Energoatom, que sigue manejando las instalaciones pese a estar bajo control de tropas rusas desde poco después de la invasión,o anunció que uno de los reactores de Zaporiyia fue detenido.

Ucrania aseguró que partes de la instalación quedaron "seriamente dañadas" por los ataques del ejército ruso, que se apoderó de la central en marzo.

Moscú ha permitido que se mantengan los empleados ucranianos en la central, pero Kyiv acusa a las fuerzas rusas de disparar cohetes contra áreas civiles desde ahí, empleando "tácticas terroristas".

Los ataques del viernes subrayan "el riesgo muy real de un desastre nuclear que podría amenazar la salud pública y el medio ambiente en Ucrania y más allá", dijo Grossi en un comunicado.

Un edificio administrativo de la planta nuclear de Zaporiyia dañado el 4 de marzo de 2022 en medio de la invasión rusa a Ucrania.

"Cualquier fuego militar dirigido hacia o desde la instalación equivaldría a jugar con fuego, con consecuencias potencialmente catastróficas", agregó.

El funcionario también pidió que el personal ucraniano lleve a cabo sus funciones "sin amenazas ni presiones", y agregó que se debe permitir que el OIEA brinde apoyo técnico.

"En aras de proteger a las personas en Ucrania y en otros lugares de un posible accidente nuclear, todos debemos dejar de lado nuestras diferencias y actuar ahora. El OIEA está preparado", dijo Grossi.

Plantas nucleares en Ucrania

Hace unos días, el mismo Grossi afirmó que la planta estaba "completamente fuera de control".

Enerhoatom, el operador de la planta de Zaporizhzhia, informó que los ataques con misiles rusos habían forzado el cierre de una "unidad de energía", pues hay un riesgo de fugas radiactivas.

Los ataques "causaron un grave riesgo para la operación segura de la planta", añadió.

Moscú dijo que Ucrania llevó a cabo el ataque. La BBC no pudo verificar el daño reportado en la planta nuclear.

"Violación grave e irresponsable"

La Unión Europea ha criticado a Moscú por el reciente bombardeo. El principal diplomático del bloque, Josep Borrell, dijo que "condena las actividades militares de Rusia" en torno a la planta.

"Esta es una violación grave e irresponsable de las normas de seguridad nuclear y otro ejemplo del desprecio de Rusia por las normas internacionales", señaló Borrell, quien pidió que se conceda acceso a la planta a la OIEA.

Las fuerzas rusas controlan la central y las áreas circundantes, cerca del territorio controlado por Ucrania.

Los civiles en la cercana Nikopol, que se encuentra al otro lado del río y todavía está bajo control ucraniano, le dijeron a la BBC que los rusos estaban disparando cohetes desde los alrededores de la planta y moviendo equipo militar al complejo.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, dijo el viernes que "cualquier bombardeo de este sitio es un crimen desvergonzado, un acto de terror".

La planta está en la ciudad de Enerhodar, en el sureste de Ucrania a lo largo del margen izquierdo del río Dnieper (Dnipro en ucraniano).

"A raíz del ataque a la central nuclear de Zaporiyia, el sistema de protección de emergencia se activó en uno de los tres reactores en funcionamiento, que se apagó", anunció Energoatom en un mensaje en Telegram.

Según la fuente, los bombardeos "causaron graves daños" a una estación que contenía nitrógeno y oxígeno y a un "edificio auxiliar".

"Sigue habiendo riesgos de fuga de hidrógeno y sustancias radiactivas. El riesgo de incendio también es alto", dijo.

"El bombardeo causó un grave riesgo para el funcionamiento seguro de la central", prosiguió Energoatom, e indicó, sin embargo, que sigue generando electricidad y que el personal ucraniano continúa trabajando allí.

Por su parte, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borell, condenó la grave "violación" a las normas de seguridad nuclear por parte de Rusia.

"La UE condena las actividades militares de Rusia en torno a la central nuclear de Zaporiyia. Se trata de una violación grave e irresponsable de las normas de seguridad nuclear y de un nuevo ejemplo del desprecio de Rusia por las normas internacionales", afirmó el español en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, acusó en las últimas horas al Kremlin de atacar la planta.

"Quien crea una amenaza nuclear para otros países no está en condiciones de usar la tecnología nuclear de forma responsable", dijo Zelensky en un discurso en video.

El asesor presidencial ucraniano, Mijail Podoliak, también cuestionó en duros términos a Rusia por lo ocurrido en Zaporiyia.

"Europa recibió energía esta mañana porque la central no explotó ayer de milagro. Rusia está al mando de la central y está organizando provocaciones desde allí", consideró, según la agencia de noticias Europa Press.

Las autoridades ucranianas ya habían acusado ayer a las fuerzas rusas de haber realizado tres ataques cerca de un reactor de la central, a pesar de que Moscú controla el territorio desde el comienzo de la invasión.

El ejército ruso, por su parte, afirmó que las fuerzas ucranianas fueron las responsables de estas ofensivas, que provocaron un incendio que se extinguió.

El jefe del Centro para la Gestión de la Defensa de Rusia, el coronel general Mijaíl Mizintsev, dijo hoy que el ataque representó un acto de terrorismo nuclear.

"De acuerdo con la convención internacional, aprobada por la resolución de la Asamblea General de la ONU el 13 de abril de 2005, estas acciones criminales de las autoridades ucranianas son consideradas como terrorismo nuclear", apuntó.

El 21 de julio, Rusia ya había acusado a las fuerzas ucranianas de atacar con drones en el territorio de esta central nuclear, la más grande de Europa.

Kiev asegura además que Moscú almacena armas pesadas y municiones en el territorio de la central, ocupada desde marzo por las fuerzas rusas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...