Nacional > Intento de femicidio

La pesadilla de una mujer que padeció cuchillazos y golpes de su pareja

La policía intervino justo a tiempo, pero la víctima está con "riesgo de vida"

Tiempo de lectura: -'

16 de julio de 2018 a las 12:34

La mujer se repuso como pudo y corrió desesperada hasta la cocina para presionar un botón de pánico. Segundos antes, su pareja la había empujado y la hizo rodar por la escalera de su casa, en Colonia. El ataque recién comenzaba: el hombre la agarró entonces del pelo y la golpeó contra los muebles y paredes del hogar.

Ella suplicaba para que la dejara en paz, escribió la fiscal del caso, Cecilia Legnani, en su pedido de formalización. Sin embargo, el hombre no se detuvo. La persiguió hasta la cocina, tomó un cuchillo y se lo clavó en el abdomen. En ese momento le dijo que "las cosas de él no serían de ella, (y) que no existiría concubinato", dice el documento publicado por la Fiscalía. Pero el concubinato existía desde hacía 18 años y ambos tienen un hijo de 11.

Lea también: El asalto a una ambulancia y el relato de un médico: "Creí que nos matarían"

La mujer, herida de gravedad, le quitó el arma y la tiró al suelo, pero él tomó otros dos cuchillos de la cocina y volvió a la carga: esta vez, clavó uno de ellos en su cuello y luego tomó un tenedor e hizo lo mismo. Ella, desesperada, se destruía sus manos intentando frenar las estocadas.

Alertados por los gritos, llegaron policías y pidieron para entrar, pero la puerta estaba cerrada con llave. La mujer gateó hacia la entrada e intentó abrirla, pero su pareja aprovechó la oportunidad para sujetarla de nuevo y golpear su cabeza contra la puerta. En ese caos, ella logró quitar el cerrojo de la puerta y los efectivos detuvieron al agresor.

Las pericias forenses determinaron que el ataque que recibió la víctima ese 10 de julio le produjo múltiples heridas que hoy la tienen en "riesgo de vida" e inhabilitada para realizar tareas ordinarias por dos meses.

La fiscal pidió 180 días de prisión preventiva contra el hombre, a quien acusa de un homicidio muy especialmente agravado, en grado de tentativa, y en calidad de femicidio, tal como está dispuesto en el numeral 8 del artículo 312 del Código Penal. Allí se define al homicidio "contra una mujer por motivos de odio, desprecio o menosprecio, por su condición de tal".

Entre otras justificaciones para solicitar el encarcelamiento cautelar del acusado, la fiscal fundamentó que "el imputado cuenta con numerosos bienes inmuebles y grandes cantidades de dinero en sus cuentas bancarias". Eso puede proporcionar, de acuerdo al criterio fiscal, "facilidades extraordinarias para abandonar el país".

Según consignó Legnani, la mujer era víctima de violencia doméstica desde hacía tiempo, pero nunca se había animado a denunciar.

De acuerdo a los datos manejados por la Coordinadora de Feminismos de Uruguay, en lo que va del año 28 mujeres fueron asesinadas por violencia machista. Por eso, este martes habrá una nueva movilización que se concentrará en plaza Cagancha desde la hora 19.




Comentarios