Economía y Empresas > Seguridad Social

La pintura de la casa, los aportes al BPS y el mito del Sunca

Las pequeñas obras del hogar deben ser declaradas aunque no modifiquen los planos; el gremio de la construcción suele ser un aliado a la hora de hacer cumplir las reglas

Tiempo de lectura: -'

08 de marzo de 2019 a las 05:00

Es noche perfecta de verano. En el frente de una casa, acompañados de pala y carretilla dos personas cargan arena fina, portland y ladrillos. La imagen se repite en localidades del interior, igual que la del dueño de casa pintando la fachada ayudado por una luz artificial. Y si se pregunta el motivo la respuesta es vox populi: escapar a controles del BPS o a denuncias que pueden hacer integrantes del Sunca, cosa que en el sindicato, se dice, es más mito que realidad.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de

Elegí tu plan ahora y accedé sin límites.

¿Ya sos suscriptor? iniciá sesión aquíSuscribite

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...