Cargando...

Opinión > editorial

La reforma previsional nos compete a todos

La reforma previsional nos compete a todos. Leé el editorial de El Observador

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2022 a las 05:02

Líderes de todos los partidos están teniendo una posición acertada en torno a la imprescindible reforma de la seguridad social, que ojalá termine influyendo en el conjunto de la sociedad. 

Una adecuación del sistema previsional, que refleje el avance que hubo en la expectativa de vida de la población, en un marco de una pirámide poblacional envejecida, tendría un impacto favorable en la economía. Y, además, se convertiría en una prueba más de la singularidad del país en términos de madurez política, un antídoto eficaz contra la enfermedad de la polarización. 

El primero en reaccionar fue el expresidente José Mujica, quien dijo que se impone acompasar la seguridad social a los cambios en el campo laboral y demográfico, un problema que nos afecta a todos y que exige un acuerdo de los partidos.

Luego conocimos el punto de vista del exmandatario Julio María Sanguinetti que puso el foco en el aspecto “ético-político” del asunto: el modelo previsional tiene que reflejar el hecho de que “vivimos más y vivimos mejor”.

En tanto, el senador Danilo Astori, el principal referente económico de los gobiernos de izquierda, celebró que el presidente Luis Lacalle Pou haya tomado “las riendas del asunto” y pidió que el Frente Amplio se sume a una conversación que involucra al sistema político: es una “cuestión de Estado” en la que está en juego el futuro del país. 

Esperamos que el Frente Amplio escuche los consejos de Mujica y Astori. Sería una gran contribución al entendimiento y, además, se sacaría un enorme peso de encima en la eventualidad de que vuelva al gobierno nacional.

Por su parte, el senador Guido Manini Ríos, líder de Cabildo Abierto, planteó la necesidad de encarar la reforma de un modo integral.
Es muy importante que desde todo el espectro político se reconozca la importancia de un problema que es de todos y que el paso del tiempo solo sirve para confirmar la proyección del déficit previsional de cinco puntos del PIB.

La positiva reacción de políticos influyentes también se explica por la impecable actitud democrática del gobierno que puso a consideración de todos los partidos un ante proyecto de reforma global, sin descuidar particularidades, que mejora el actual sistema, injusto por su heterogeneidad. 

En la coalición de gobierno se percibe una clara mayoría en apoyar una reforma gradual de 20 años, que establece en 65 años la edad mínima jubilatoria, pensando en la sostenibilidad del sistema, sin renunciar al aspecto solidario, una piedra angular de nuestro Estado de Bienestar.

Es natural que algunos grupos de presión se resistan a los cambios, temerosos de perder beneficios.

Pero si los partidos evitan el “vuelo de perdiz cortito”, por citar una expresión de Mujica, las críticas, en lugar de ser un freno, servirán para enriquecer la discusión pública de una problemática que, como dijo Lacalle Pou, en sintonía con los líderes mencionados, “cada día que pasa, es más urgente”.

La reforma de la seguridad social propuesta no solo permitirá estabilizar el déficit previsional en 1,5 puntos del PIB, sino que representa una gran oportunidad para mostrar que podemos llegar a acuerdos sobre grandes problemas que perjudican el presente y comprometen el bienestar de las generaciones porvenir.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...