Cargando...
Christopher Nolan

Espectáculos y Cultura > CINE Y TELEVISIÓN

La sombra de Nolan

La visión del director detrás de la última trilogía de Batman ha permeado al cine, pero también a la televisión

Tiempo de lectura: -'

23 de noviembre de 2012 a las 19:44

Con su triple acercamiento a la figura de Batman, el director británico Christopher Nolan se ha establecido como uno de los artistas dentro de la industria del cine capaces de mantener su mirada de autor tanto como asegurar el triunfo económico.

Un simple repaso al éxito de la trilogía convence al más desconfiado de su aceptación en materia de crítica y público.

Batman inicia fue la película más taquillera en 2005. El caballero de la noche fue nominada a ocho premios Oscar, de los cuales ganó dos (algo bastante poco común para películas que adaptan superhéroes), amén de recaudar US$ 800 millones a nivel mundial. Esto fue superado con su última entrega sobre el personaje, El caballero de la noche asciende, que alcanzaría el billón de dólares en materia de recaudación.

Pero hay algo más en el trabajo de Nolan. Además de su éxito en cuanto a público y crítica, hay un estilo, una forma de plantear el cine que, más allá de su saga de Batman, se ve en sus demás películas. Como el toque de Midas, Nolan transforma en oro todo lo que toca. Hay entonces, un modelo a imitar. Y en una industria como la hollywoodense, eso no se deja pasar.

Los ejemplos de productos creados a la sombra de Nolan son varios, en cuanto a su efectividad y éxito. Aquí nos centramos en dos, uno televisivo y uno cinematográfico, que han conseguido además especial buen recibimiento.

El caballero esmeralda
Para los legos, el personaje de Flecha Verde es apenas un superhéroe de tercera línea, un tipo sin poderes, que anda por ahí cual símil de Robin Hood.

En cambio, para los lectores de historietas, es uno de los personajes más queridos, sobre todo a partir de la década de 1960 cuando formó tándem con otro héroe, Linterna Verde, y fue vigorizado.

Allí, de la mano de Denny O’Neil y Neal Adams, Oliver Queen (el nombre “real” de Flecha Verde) sufrió cambios importantes: se volvió socialista, algo inédito y casi que impensable para un superhéroe estadounidense, ganó muchísimo humor y se volvió algo así como la voz de la conciencia de los demás héroes. Pasó a ser el idealista supremo.Poco y nada de esto se ha recogido en la serie Arrow.

Creada por Greg Berlanti, Marc Guggenheim y Andrew Kreisberg, si bien respeta el origen del héroe (un naufragio lo aísla un tiempo en una isla), aquí Queen regresa convertido en una sombría máquina de matar, dispuesto a todo con tal de expiar los pecados de su padre y limpiar la ciudad.

El modelo exacto seguido por los guionistas es el de Batman inicia y, si bien el accionar violento del personaje por momentos lo acerca más a Punisher (otro personaje de historietas con pocas pulgas hacia sus enemigos), es el tono de la narración, el misterio en el que se envuelve su entrenamiento en la isla y hasta el color de la fotografía lo que acerca Arrow al estilo de Nolan.

Los inicios de Queen como superhéroe nada tienen que ver con el talante festivo e idealista del personaje original y sí mucho con el Bruce Wayne torturado que encarnó Christian Bale.

La opción resultó exitosa, ya que Arrow fue estupendamente bien recibida. Con solo unos pocos episodios estrenados, ya ha confirmado una extensión a su primera temporada, para completar 22 episodios en total.

El caballero espía
La franquicia de James Bond, que ha llegado este año a los 50 años de existencia y las 23 adaptaciones cinematográficas, nunca fue ajena a los cambios de estilo y variaciones del personaje.

Sin ir más lejos, cuando Daniel Craig asumió el manto por primera vez, el éxito de un personaje similar –incluso, se podría decir que inspirado en Bond– como es Jason Bourne, modificó en gran manera la forma de filmar el cine de acción y al propio agente 007.

Para Skyfall, tercera participación de Craig como Bond y en esta ocasión de la mano del laureado director Sam Mendes, las cosas fueron incluso más lejos.Skyfall es una solvente y entretenida película de acción, de las mejores realizadas con el personaje. No obstante, emula paso a paso la trilogía de Batman de Nolan.

Los ejemplos son simplemente masivos: Bond pasa un tiempo retirado y debe volver a la acción con varios tropiezos (El caballero de la noche asciende), enfrenta a un villano que es simplemente un agente del caos (El caballero de la noche), se hace un viaje por sus orígenes para mostrar cosas de su pasado (Batman inicia).

En este sentido, su director, Mendes, lejos ha estado de negar la influencia. “Mi película está inspirada directamente en el trabajo de Nolan. No en cuanto a los términos de película, sino en términos de alcanzar lo que él había conseguido, específicamente con El caballero negro, que es algo excepcional”, contó en una entrevista reciente.

Y agregó: “Fue un cambio de juego para todo el mundo. La industria cinematográfica se divide ahora entre lo verdaderamente grande y lo verdaderamente chico, sin nada en el medio. Y lo que probó Nolan con sus películas es que uno podía hacer cosas verdaderamente grandes, entretenidas, apasionantes y que, al mismo tiempo, hablaran de muchos temas que pasan en el mundo en el que vivimos, discutir y desarrollar nuestros miedos. Sus películas me dieron la confianza necesaria para afrontar el reto de Bond, sin haber visto El caballero de la noche no lo hubiera creído posible”.

Y siendo Skyfall la película más taquillera de las 23 adaptaciones de James Bond a la pantalla, podemos asegurar que Mendes no se equivocaba al usar el modelo que usó.

La sombra de Nolan parece extenderse sobre mucha de la industria hollywoodense y aún su mirada de autor está fresca en la memoria colectiva. Parecería que en sí mismo, Nolan se ha transformado en un subgénero. Al menos, mientras siga siendo exitoso el imitarlo.

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...