Economía y Empresas > GUERRA COMERCIAL

La Unión Europea y Japón firman importante acuerdo de libre comercio

Aseguran que constituye "un mensaje potente contra el proteccionismo" del presidente de EEUU, Donald Trump

Tiempo de lectura: -'

17 de julio de 2018 a las 09:00

La Unión Europea y Japón firmaron este martes en Tokio un ambicioso acuerdo de libre comercio que constituye "un mensaje potente contra el proteccionismo" del presidente estadounidense Donald Trump.

"Hoy es un día histórico porque celebramos la firma de un acuerdo comercial extremadamente ambicioso entre dos de las principales economías del mundo", declararon el primer ministro japonés Shinzo Abe y el jefe la Comisión Europea Jean-Claude Juncker en un comunicado conjunto.

Es "un mensaje claro contra el proteccionismo" de Trump, afirmó por su parte en rueda de prensa el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, junto a Juncker y Abe.

"Transmitimos un mensaje claro de que formamos un frente común contra el proteccionismo", declaró Tusk.

"Mostramos que somos más fuertes y estamos mejor posicionados cuando trabajamos juntos", dijo por su parte Jean-Claude Juncker. "Es mucho más que un acuerdo comercial. Es una declaración de dos socios con ideas afines que juntos representan casi un tercio del PBI mundial", agregó.

Lea también: Tensiones comerciales amenazan crecimiento mundial este año, alerta FMI

"Creemos en un comercio abierto, justo y basado en reglas", afirmó Juncker.

El acuerdo muestra "la voluntad política de Japón y de la Unión Europa de liderar el mundo como los campeones del libre comercio en un momento en el que el proteccionismo se ha extendido", dijo por su parte el primer ministro japonés.

El texto tendrá que ser sometido al parlamento europeo y al parlamento japonés con el objetivo de que entre en vigor en 2019.

A diferencia del acuerdo comercial UE-Canadá, al que Italia se opone, el acuerdo con Japón no tiene que ser ratificado por todos los parlamentos de los países miembros de la Unión Europea.

Quesos y automóviles

El acuerdo, llamado "Japan-UE Free Trade Agreement" (Jefta por sus siglas en inglés), crea una zona de libre comercio que representa un tercio del producto interior bruto (PBI) mundial y una población de unos 600 millones de personas.

Por parte europea, el gran beneficiado es el sector agroalimentario ya que el acuerdo determina que el 85% de los productos agrícolas de la UE podrán entrar en Japón sin pagar aranceles.

En otros casos, como en el de la carne vacuna, se reducirán paulatinamente los aranceles. Por su parte el arroz, un producto muy simbólico para Japón, queda fuera del acuerdo.

Japón se compromete por su parte a reconocer las denominaciones de origen de productos como el queso Roquefort, el embutido austriaco Tiroler Speck, el jamón belga de las Ardenas o el vodka polaco. Estos productos tendrán el mismo nivel de protección que en Europa.

Las negociaciones sobre los productos lácteos fueron particularmente complejas. Finalmente el acuerdo prevé eliminar los importantes aranceles japonenses a varios tipos de queso europeo, aunque habrá un periodo de transición de hasta 15 años.

A cambio, los japoneses obtienen libre acceso al mercado europeo del automóvil, también al cabo de un periodo de transición de varios años.

El texto incluye también un capítulo sobre el desarrollo sostenible.

La protección de las inversiones fue uno de los principales obstáculos en las negociaciones y finalmente no se incluyeron en el acuerdo.

Antes de viajar a Japón este martes, los dirigentes europeos estuvieron en China el lunes para la XX cumbre UE-China, también con el objetivo de reforzar sus relaciones comerciales.

"El multilateralismo está siendo atacado, es un ataque sin precedentes desde el final de la II Guerra Mundial", dijo Juncker. Por su parte Tusk consideró que "todavía estamos a tiempo de evitar el conflicto y el caos".

Las tensiones comerciales podrían afectar en breve al crecimiento económico mundial, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según Junichi Sugawara, un investigador del Mizuho Research Institute, la actitud de Donald Trump "ha obligado a Japón y a la Unión Europea a acelerar las negociaciones". Y aunque el primer ministro japonés, Shinzo Abe, "tiene buenas relaciones con Trump, en lo que concierne al comercio Japón se puso del lado de la UE".

Comentarios