Cargando...
Un solo Uruguay volvió a las rutas

Opinión > Un solo Uruguay

Lacalle Pou bajo un inesperado fuego amigo

Aquel Un solo Uruguay que acosó a la izquierda, hoy se vuelve contra aquellos en los que había depositado sus esperanzas

Tiempo de lectura: -'

11 de agosto de 2021 a las 17:41

Cuando aquel colono le gritó “nos vemos en las urnas” al presidente Tabaré Vázquez a la salida del Ministerio de Ganadería en febrero de 2018, aún el movimiento Un Solo Uruguay no había salido a las rutas a protestar contra la política agraria del gobierno del Frente Amplio. Pero los denominados “autoconvocados” –en su mayoría afines al nacionalismo y a otros sectores de la entonces oposición- ya empezaban a generarle problemas a una izquierda a la que le costaba entender la realidad del país rural que casi siempre le resultó electoralmente esquivo.

Era evidente que aquel movimiento -aunque proclamó su independencia partidaria- ponía buenas partes de su esperanza en un cambio de gobierno que se concretó con el triunfo de Luis Lacalle Pou en las elecciones pasadas. Luego, la pandemia y el Frente Amplio fueron los principales adversarios de la administración blanca hasta que le salió al cruce un contrincante inesperado. Aquel Un solo Uruguay que parecía destinado a disolverse tras la retirada del Frente Amplio del poder, volvió este miércoles a las rutas en protesta por la reiterada suba de los combustibles.

“Los combustibles caros… los Paganini el pueblo”, ironiza uno de los carteles que los manifestantes colocaron en uno de los tráiler estacionados en el cruce de las rutas 1 y 3 en San José.

El enojo apunta al ministro de Industria, Omar Paganini, -uno de los hombres de confianza del presidente Lacalle Pou- y al corazón del gobierno blanco.

La protesta llega en una circunstancia en la cual la coalición de gobierno necesita, entre otras cosas, mostrarse unida para defender la Ley de Urgencia que la izquierda quiere tumbar a través de un referéndum.

La existencia de un fuego amigo proveniente del interior del país –y de sectores cercanos al oficialismo- no es la mejor noticia un presidente que precisa tiempo para levantar la cabeza de la economía tras el ataque del coronavirus

Lacalle Pou deberá afinar su poder de persuasión para convencer a aquellos que hoy protestan en las rutas de que pueden esperar confiados en sus casas lo prometido en la campaña electoral, antes de que este arduo asunto de los combustibles le prenda fuego la pradera.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...