Nacional > parlamento

Las 48 diapositivas con las que Cendoya defendió su inocencia en caso Ursec

"¿Por qué le pediría a una persona ajena a la Ursec que destruyera papeles si yo mismo podía hacerlo?", se preguntó el exdirector del organismo ante los diputados

Tiempo de lectura: -'

16 de julio de 2020 a las 05:02

Nicolás Cendoya entró al anexo del Palacio Legislativo sobre las diez de la mañana de este miércoles y cuatro horas más tarde se retiró, acompañado por su abogada. El exdirector de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec), propuesto por el Frente Amplio para ocupar el directorio de Antel, asistió a la comisión de Industria de la Cámara de Representantes a pedido de la bancada de la coalición de izquierda, que quería escuchar "la otra campana" sobre el caso Ursec. 

El ingreso de un exfuncionario de la Ursec a la sede del organismo el 1° de junio para triturar papeles –además de asistir a la despedida de un trabajador– tuvo derivaciones políticas y judiciales. En el caso de Cendoya, supuso que la Fiscalía lo investigue en dos causas, lo que llevó al Poder Ejecutivo a dejar en suspenso la solicitud de venia al Senado para designarlo como director del ente autónomo hasta que la Justicia se pronuncie. 

Al terminar la comparecencia este miércoles, el abogado aseguró que estaba "tranquilo" por haber actuado de forma correcta y que no tenía "nada que ver con la destrucción de documentos". Ante la comisión, el abogado proyectó una presentación de Power Point de 48 diapositivas, a partir de la que profundizó en las "dificultades para el reconocimiento de la inocencia" en el "llamado 'Caso Ursec'". Esto dio paso a las preguntas de los legisladores de la coalición de gobierno y del Frente Amplio. 

En la presentación Cendoya se identificó como "un ciudadano informando" sobre lo que ocurrió en la semana del 1° al 8 de junio. Planteó que hubo "errores en la comunicación de los hechos por parte de algunos 'comunicadores'" y una "subversión del orden natural de la discusión política". En palabras del abogado, esto es: "primero denunciar, publicar en los medios y después investigar". 

Como punto de partida, el exdirector frenteamplista citó una entrevista de El Observador a la actual presidenta de la Ursec, Merecedes Aramendía, en la que dijo que se había encontrado con "una caja de Pandora" al asumir, con expedientes "cajoneados" y resoluciones que a su juicio eran arbitrarias. Esa nota se publicó en la madrugada del 1° de junio, cinco horas antes de que un exfuncionario de la Ursec ingresara al edificio y triturara papeles. 

Cendoya señaló en la presentación que Aramendía "nunca discutió estos temas con los representantes de la gestión anterior" y aseguró que la fuente de información de la nueva jerarca habían sido reuniones con las "empresas más poderosas del sector", a las que los directores de la oposición no habían asistido. 

Varias diapositivas más adelante, el abogado hizo una descripción minuciosa de "los hechos", a partir del ingreso del exfuncionario que destruyó los papeles que están siendo reconstruidos a pedido de la Fiscalía.

El abogado señaló ante los legisladores que la persona ingresó a la Ursec de acuerdo al protocolo establecido por Presidencia –"se anuncia ante el policía del servicio 222 y se le entrega una tarjeta magnética para el molinete electrónico instalado en la entrada"– y lo primero que hizo fue saludar a sus excompañeros en el primer y segundo piso del edificio. Llevaba "un pequeño morral", "ningún bolso", y tenía una "actitud despreocupada y natural". 

El abogado acotó que el exfuncionario trituró los papeles en la Secretaría General, "un espacio abierto, de mucha circulación, lo que permitió que este funcionario y muchos otros vieran la utilización de la máquina".

Sobre las 14.15 horas del 1° de junio, un funcionario informático alertó a Aramendía, quien esa tarde llamó al exfuncionario que horas antes había triturado los papeles. Al respecto, Cendoya indicó en la presentación: "Al final de la tarde se comentaba que Aramendía había mantenido reuniones" por este episodio, pero "en ningún momento me comentó su preocupación ni la realización de estas investigaciones". 

El martes 2 y el miércoles 3 de junio Cendoya no fue a trabajar "por protocolo covid-19". El primer día, lo contactó el exfuncionario y él le respondió que sobre el final de la jornada podrían conversar. Sin embargo, "en las llamadas habituales" sus asistentes le informaron que estaban revisando las filmaciones de las cámaras de seguridad de la Ursec y por eso decidió cancelar el encuentro y no responder a las llamadas telefónicas y mensajes que siguió recibiendo "hasta altas horas de la noche" por parte de esa persona. 

Al día siguiente, el miércoles, Aramendía presentó una denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación en representación del organismo. "Ursec denunció que un exfuncionario sacó y destruyó documentación de la Secretaría General", informó El Observador a las 12.34 de ese día, algo que según Cendoya no fue "correcto" porque en la comisión directiva "ni siquiera se había tratado el tema".

"Incluso se había retirado la prueba (bolsa de la máquina trituradora, filmaciones) sin acudir a las formalidades mínimas exigidas por las normas de procedimiento" establecidas en el decreto 222 de 2014. "Este proceder de Aramendía demostraba que no le importaba el esclarecimiento de los hechos sino su difusión pública en los medios masivos", argumentó el abogado en la presentación. 

Fue a partir de este hecho que decidió aceptar la reunión con el entonces secretario general, Óscar Mecol, y el exfuncionario al que había rechazado la noche anterior. En paralelo, por cuestiones formales no dio lugar a la solicitud de Aramendía de convocar de manera extraordinaria al directorio de la Ursec para "subsanar las irregularidades cometidas". 

Cómo explicó el intercambio de mensajes 

A las 13.57 del miércoles 3 le llegó un mensaje de una funcionaria de Jurídica de la Ursec, pareja del funcionario indagado por la destrucción de los papeles, que dio pie al siguiente intercambio de textos de WhatsApp, que Cendoya reprodujo en el Parlamento: 

Cendoya: A las seis.

Funcionaria: Ta igual tranqui te escribí sin saber nada, antes de llegar y cuando llegué me habló Graciela (Coronel, gerenta de Regulación Jurídica y Económica, una de las firmantes del escrito de la denuncia presentada ese día) y ta ahora estábamos con Luján y vimos la denuncia. Así q tranqui. 

Cendoya: Me mandás una foto del documento? 

Funcionaria: Sí. O sea tengo lo del diario.

El exdirector de la Ursec aseguró en la Comisión de Industria que, dado que su interlocutora decía haber estado con la persona que había presentado la denuncia, le pidió "una copia de la misma para contar con más elementos de análisis". Al día siguiente, después de haberse reunido con Mecol y el exfuncionario, continuó el intercambio de mensajes de WhatsApp. 

Funcionaria: Nicolás tengo el reporte de la denuncia que Mercedes hizo. 

Nicolás: Me podés mandar una copia por acá?

La funcionaria accedió y le reenvió el parte policial generado a partir de la denuncia presentada por la Ursec. Según Cendoya, pensaba que se había elaborado un informe para que la comisión directiva de la Ursec (que él en ese momento integraba) tomara conocimiento de la denuncia presentada, y este era el documento que le pedía a su interlocutora a través de WhatsApp.

"No me reportaba beneficio alguno conocer este documento para mi imprevista y futura condición de indagado en esta causa", acotó en la presentación. 

El día en que Cendoya fue sustituido por el nuevo director de la Ursec Pablo Siris, el 8 de junio, la Policía allanó su casa y encontró la carpeta verde que había quedado registrada en las filmaciones. La misma contenía documentación para iniciar un trámite de divorcio y estaba en un mueble bajo llave en la Ursec. 

En los 42 días que transcurrieron desde que Aramendía presentó la denuncia penal, según Cendoya, solo se desprende un hallazgo de la investigación de la Fiscalía: la reconstrucción de la firma de una persona apellidada Gutiérrez, que no trabaja en la Ursec sino en el Ministerio de Industria, y la reconstrucción del número de un expediente sobre la transferencia de acciones de un medio de comunicación audiovisual.

El abogado remarcó que ese expediente tiene respaldo digital y que la transferencia "se tramitó normalmente", es decir, ordenando que se elevara al Poder Ejecutivo con un informe previo de la Comisión Honoraria Asesora de Servicios de Comunicación Audiovisual (Chasca). Sin embargo, esta comisión todavía no se formó, por lo que quedó en la bandeja de entrada del abogado sin que nadie más pudiera acceder, señalaron las autoridades de la Ursec este martes en el Parlamento. 

Antes de referirse a los "errores" que cometieron algunos periodistas al informar sobre el caso, el exdirector de la Ursec cerró su exposición ante la comisión de Industria con dos preguntas: ¿por qué le pediría a una persona ajena a la Ursec que destruyera papeles si yo mismo podía hacerlo o pedírselo a cualquier funcionario de la Secretaría General o de cualquier otro servicio?, ¿qué beneficio traería para mí conocer el parte policial del hecho, cuando tarde o temprano Mercedes Aramendía tendría que rendir cuenta de lo actuado a la Comisión Directiva?

Las repercusiones

A pesar de que este miércoles Cendoya se mostró dispuesto a despejar todas las dudas de los legisladores, el tema no está cerrado. Por lo pronto, el oficialismo no descarta convocar a más personas para llegar al fondo del asunto en el Parlamento, en paralelo al trabajo de la Fiscalía. 

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Lema, dijo a El Observador que las explicaciones de Cendoya no le “quedan claras” y que la cantidad de aclaraciones del exjerarca es “inversamente proporcional” al nivel de claridad en torno al asunto. “Cuanto más explica, más empeora”, afirmó Lema, y agregó que “a medida que pasan los días el panorama es más oscuro”.

El diputado del MPP Gabriel Tinaglini, en cambio, se mostró conforme con el desempeño del abogado ante la comisión de Industria. Señaló que "en los hechos evidentemente hay dos versiones diferentes" –en comparación con la que este martes dieron Aramendía y el ministro de Industria, Omar Paganini– por lo que la Justicia deberá dilucidar qué fue lo que pasó. Sin embargo, destacó que el exjerarca frenteamplista respondió "todas las preguntas muy detalladamente" y "colaboró mucho". 

La coalición de izquierda mantiene el nombre de Cendoya para eventualmente integrar el directorio de Antel. Tanto en el Poder Ejecutivo, que postergó la solicitud de venia, como en el Frente Amplio la postura ha variado poco en los últimos días. En filas de la oposición la decisión depende fundamentalmente del MPP, cuyos dirigentes han respaldado al abogado en tanto la Justicia no se pronuncie, pero pidieron "tiempo" al resto de los sectores. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...