Cargando...
El presidente de la Cámara de Industrias, Alfredo Antía.

Economía y Empresas > Comercio exterior

Las advertencias de los industriales uruguayos sobre la firma de un TLC con China

La Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) pone énfasis en la necesidad de realizar los ajustes, cambios y reformas que están pendientes en el país para avanzar en una agenda amplia de competitividad

Tiempo de lectura: -'

08 de diciembre de 2021 a las 05:03

La Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) presentó este martes a autoridades del Poder Ejecutivo un informe del sector sobre el estudio de prefactbilidad que está realizando el gobierno uruguayo para la firma de Tratado de Libre Comercio (TLC) con China y el inicio de una eventual negociación.   

La actividad estuvo encabezada por el presidente de la CIU, Alfredo Antía, y contó con la presencia del ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, la directora de Política Económica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Marcela Bensión y el subsecretario de Presidencia, Rodrigo Ferrés, además del Fernando López Fabregat, jefe de Gabinete de cancillería y líder del equipo negociador de Uruguay para el TLC con China. 

El informe realizado por la CIU tuvo el apoyo técnico de los economistas chilenos Andrés Rebolledo  —quien fue jefe negociador de los equipos que Chile integró para la negociación y posterior firma de diversos TLC, incluido el con China— y Milenka Montt.

Antía dijo en rueda de prensa que este informe realizado por la CIU se presentó al gobierno como “una oferta” para “sacar el mejor resultado posible y para que este tratado de comercio sea de oportunidades de desarrollo, inversión y empleo”.

Cámara de Industrias del Uruguay (CIU)

Ganadores y perdedores del sector industrial

En el informe presentado por la CIU, al que tuvo acceso el diario El Observador, se diferenció con los colores de las luces de un semáforo a los distintos sectores industriales según el impacto que podría llegar a tener un TLC Uruguay – China.

En color rojo se ubicaron los sectores denominados “sensibles” frente a un posible acuerdo comercial. En verde estuvieron aquellos con intereses “ofensivos” y que podrían verse beneficiados con el TLC. En amarillo se incluyeron aquellos sectores con una posición neutra al respecto.

Dentro de los sectores sensibles se destaca el metalúrgico y del aluminio, el automotriz, el del calzado, el textil y de vestimenta, el de la perfumería, tocador y cosmética, el de curtiembres, el siderúrgico, el de plástico y el de vidrio.

Ejemplos de los principales productos con intereses defensivos para la industria

Ejemplos de los principales productos con intereses defensivos para la industria

Entre los sectores “ofensivos” se encuentran el de los molinos arroceros, la industria frigorífica, los lácteos y los vinos, mientras que los sectores que tienen una posición neutra están la Cámara Industrial de Alimentos, el sector farmacéutico, el químico, el de la industria naval y el de la maquinaria agrícola.

Ganancias y oportunidades potenciales en la industria uruguaya

Las políticas públicas complementarias 

Según el informe elaborado por la CIU, el TLC con China es “una oportunidad para abordar los desafíos de una agenda amplia que garantice una buena implementación y aprovechamiento del acuerdo” permitiendo “realizar los ajustes, cambios y reformas que están pendientes en el país para avanzar en una agenda amplia de competitividad”.

La modernización de las relaciones laborales y la negociación colectiva es para la CIU un factor “fundamental” para poder tener condiciones apropiadas de competitividad. “Pasa por abordar los diferentes mecanismos que existen en la legislación laboral que rigidiza este mercado y hacer perder competitividad al país y a sus sectores exportadores en los mercados globales”, señala el documento.

Otro de los puntos señalados en el documento es el costo de la energía, que a criterio de la CIU, a pesar de que Uruguay es líder en penetración de energías limpias, sigue siendo alto y eso complica al sector industrial.

“El país registra los precios más elevados del Mercosur y también de América Latina y el Caribe, con el consiguiente efecto negativo y pérdida de competitividad relativa para el sector exportador”, dice el informe.

Los costos logísticos y de comercio exterior de Uruguay son de los más altos de América Latina y el Caribe. Este es otro de los factores en los que la CIU considera fundamental trabajar ya que, por ejemplo, el costo de los combustibles en el país es el doble de la media regional y está muy por encima de los países de la región.  

“Es primordial trabajar conjuntamente para ser más competitivos en servicios logísticos, los que también hacen parte de la oferta exportable del país. Si Uruguay quiere aprovechar de mejor manera el TLC con China y constituirse en un centro logístico, debe mejorar sus costos internos para ser competitivo en la región”, sostiene la CIU.

Otra de los factores que se deben considerar a la hora de elaborar políticas públicas según la CIU es el de evitar que el TLC con China concentra la oferta exportable del Uruguay, apuntando a una diversificación productiva.

Dada la diferencia de tamaño relativo con China y las escalas en los negocios, la CIU considera “importante” poner atención en “la eventual concentración de la oferta exportable de ciertos rubros de Uruguay en el mercado chino, como consecuencia de la apertura arancelaria contemplada en el TLC”.

En ese línea, señala que “un principio fundamental del desarrollo exportador es la diversificación de productos, mercados, y empresas”, por lo que el TLC “será una contribución a ello”. Sin embargo, debería ser parte de una “política de negociaciones más amplia que permita disponer también de otros mercados abiertos para ampliar la base exportadora del país”.

Instrumentos de política pública

Avanzar con regulación y certificación 

Reforzar las capacidades regulatorias y de certificación son otros de los factores fundamentales para la competitividad del sector exportador y su ingreso a los mercados internacionales “de forma consolidada” y dando “mayor predictibilidad y seguridad al comercio de bienes agrícolas, alimentos procesados, químicos, etc…”.

En este sentido, para la CIU, los acuerdos comerciales y el TLC con China “son una oportunidad” para avanzar en la “incorporación de cláusulas que permitan avanzar en estas materias” además de “medidas y compromisos de facilitación de comercio y establecer mecanismos para desarrollar modelos de reconocimiento mutuo entre las instituciones responsables de estas materias en los países partes de estos acuerdos”.

Aprovechar el TLC con China como una oportunidad de repotenciar la promoción de exportaciones y reimpulsar una campaña de imagen-país con foco en mercados asiáticos y China en particular es otro de los ejes que marca la CIU para un mejor aprovechamiento del acuerdo.

El objetivo es potenciar estas acciones y aprovechar que esta negociación, hará de Uruguay un socio más atractivo que pudiera abrir una nueva senda de negociaciones comerciales con nuevos socios para seguir abriendo oportunidades al sector exportador nacional”, apunta el informe.

Los industriales también señalan la necesidad de “disponer y analizar con flexibilidad” la aplicación de medidas de defensa comercial “frente a prácticas desleales de comercio” ya que “existen precedentes de estas prácticas de socios comerciales de Uruguay que no han sido abordados oportunamente, lo que ha provocado un daño significativo en ciertas ramas de la producción industrial del país”.

Las conclusiones del informe

  • Los sectores productivos indicaron mayoritariamente que un TLC con China, sería beneficioso para Uruguay. No obstante, existen visiones e intereses muy dispares respecto al impacto del acuerdo en los diferentes sectores productivos.
  • Un TLC con China debiera ser un primer paso en una política de profundización de la inserción económica y comercial de Uruguay en los mercados mundiales.
  • Persiste gran incertidumbre respecto a lo que pueda ocurrir en el ámbito del Mercosur, a partir de este eventual TLC Uruguay-China
  • Es fundamental contemplar y propiciar la participación activa del sector privado durante las etapas de realización del ECF, negociación e implementación del TLC. Particularmente, el proceso de negociación debe ser conducido con transparencia y contemplar un intercambio dinámico y efectivo entre el equipo de negociación y el sector privado.
  • El TLC debe contemplar la flexibilidad necesaria que permita alcanzar un balance sostenible para todos los sectores productivos industriales.
  • Pensar en más inserción comercial internacional, requiere mejorar las actuales condiciones de competitividad, por lo que resulta impostergable avanzar en la implementación de un Plan para la Competitividad de la Industria Exportadora.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...