Economía y Empresas > negocio del gas

Las alternativas del gobierno para garantizar el suministro de gas por cañería

Tras el acuerdo con Petrobras, deberá hacerse cargo de la distribución en todo el país desde setiembre 

Tiempo de lectura: -'

26 de julio de 2019 a las 05:00

Hace 10 días el presidente Tabaré Vázquez concordó con el titular de Petrobras, Roberto Castello Branco, la salida de la petrolera brasileña del negocios del gas en Uruguay. Tras el acuerdo, el Estado ahora debe buscar alternativas para mantener el abastecimiento a la población y todas las opciones tienen a Ancap como principal protagonista.

El ministro de Industrias, Guillermo Moncecchi, se presentó este miércoles ante una comisión parlamentaria, convocado por el senador del Partido Nacional Álvaro Delgado luego de conocido el acuerdo entre el gobierno y Petrobras.

La multinacional es dueña de MontevideoGas y posee la mayoría (55%) de las acciones de Conecta, distribuidora en el interior. En el encuentro entre Vázquez y Castello Branco se estableció que las dos concesiones vigentes deben finalizar antes del 30 de setiembre. Por tanto, desde el momento que eso ocurra alguien deberá encargarse del servicio de gas por cañería. Consultado por Delgado, el ministro expuso que el gobierno trabaja en esa transición.

“Hay posibilidad de que Ancap, por ejemplo, tome el control de Conecta (en la que tiene el 45% de las acciones) y luego Conecta tome el control de MontevideoGas”, dijo. Otra posibilidad es que “Ancap tome el control, por un lado, de MontevideoGas y, por el otro, de Conecta”, agregó.

Moncecchi transmitió que hay más alternativas sobre la mesa que se están evaluando. “También está el tema de si se devolverá la concesión al Estado o se mantendrá. Es probable —aunque me adelanto a lo que estamos negociando— que se mantengan las concesiones y que se cambien los accionistas”, señaló.

La manera de efectuar esa transacción es que Ancap realice una compra con un valor simbólico de las acciones de las dos empresas concesionarias.

Al día siguiente del acuerdo, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, había manejado otra opción. “Va a haber un período de transición donde se hará cargo el Estado, seguramente en forma indirecta a través de una empresas privada de capital estatal”, dijo.

La reestructura

Monceccchi informó a los senadores que el llamado para una nueva concesión formará parte de una segunda etapa. “Primero nos interesa efectivizar el retiro de la empresas, es decir, que se cierre todo y que se empiece esa nueva etapa”, explicó.

“Nuestra intención es precisamente tener un nuevo concesionario. El mecanismo formal no lo podría decir ahora, pero definitivamente no es la intención mantener esto en una situación intermedia indefinida”, sostuvo Moncecchi en la comisión, según consta en la versión taquigráfica.

Recordó que hasta hace unos días el Estado era contraparte de la concesión. “Esto pasa a ser, recién a partir de ahora, responsabilidad de quien tome el control de la empresa, en este momento estamos viendo las medidas que se pueden tomar para ser más eficientes y disminuir los gastos”, indicó. En ese sentido, el ministro mencionó que “se vio la posibilidad de fusionar ambas empresas para lograr eficiencia; también se pensó en los posibles mecanismos para aprovechar el hecho de que Ancap quedaría en toda la cadena”.

Agregó que la prioridad actual es “lograr una salida ordenada para poder empezar a mirar hacia adelante desde la nueva posición y por hoy no podemos dar una fecha respecto a una nueva licitación”. A su vez, sobre la llegada de capitales interesados en el negocio del gas concluyó que “es muy difícil que un inversor desee venir cuando una empresa está anunciando irse y con litigios sobre la mesa”.

Las pérdidas

Moncecchi se presentó ante la Comisión de Industria del Senado acompañado de asesores. Uno fue el economista Agustín González que se refirió a los números rojos de las dos distribuidoras.

“Los últimos datos que tenemos auditados del balance de MontevideoGas —dejando de lado pérdidas por deterioros y algunos ajustes contables que se hicieron— dan un resultado de ejercicio de US$ 1 millón negativo”, informó.

Refiriéndose a Conecta expresó que la empresa “ha estado un tanto más lejos de los equilibrios económicos. Su último estado auditado —también dejando de lado los ajustes contables— es de unos US$ 3,5 millones negativo”. En total la pérdida de las dos empresas se ubica entre US$ 4,5 y US$ millones, dijo.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...