Economía y Empresas > Análisis de coyuntura

Las incertidumbres que desvelan a los exportadores uruguayos para 2019

Hay varios factores de la política internacional y regional que están lejos de resolverse y a nivel interno se repiten los problemas de competitividad por costos elevados 

Tiempo de lectura: -'

13 de diciembre de 2018 a las 12:54

Con una recorrida por los situación económica de los principales socios comerciales de Uruguay, la responsable de asesoría económica de la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU), María Laura Rodríguez, realizó una exposición este jueves en la que deslizó que a pesar de haber algunas certezas para 2019, algunos cambios de gobierno pueden provocar aún ciertas incertidumbres.

El sector está cerrando un 2018 pautado por números rojos tras un arranque de años más auspicioso. Las solicitudes de exportación, incluyendo zonas francas, disminuyeron 9,8% en términos interanuales en noviembre, totalizando US$ 711 millones, mientras que en el acumulado anual suman US$ 8.356 millones, lo que implica una leve disminución (0,2%) respecto al mismo período de 2017. 

Como primer eje, la economista de la UEU se refirió a la guerra comercial que enfrenta a Estados Unidos con China y como principalmente esto repercute en la economía global.

Rodríguez estimó que la Reserva Federal norteamericana subirá la tasas en 0,25 puntos y que esta tendencia se mantendrá durante 2019, provocando un fortalecimiento del dólar a nivel global, así como un encarecimiento en el crédito y un freno en la economía de ese país.  

La economía estadounidense se desaceleró en el último trimestre pasando de un crecimiento de 4,2% a 3,5%, tras la reforma tributaria realizada por el gobierno de Donald Trump que generó un aumento en el consumo y la inversión, incluso alcanzando la tasa de desempleo más baja de los últimos 50 años. Sin embargo, el endeudamiento sigue creciendo, “lo que  hace insostenible la relación ingresos-egresos” que tiene EEUU.

En relación a China, Rodríguez manejó que la potencia asiática debe enfrentar dos desafíos por delante, la guerra comercial con EEUU y su desaceleración económica. La experta explicó que China ha basado en los últimos años su crecimiento en el consumo de la clase media, pero que su apuesta a futuro es “dejar de ser la fábrica del mundo”. En parte, esto se sustenta a partir del hecho de que en las últimas décadas los salarios en ese país han mejorado sustantivamente, lo que ha provocado un encarecimiento en la producción que desembocó en que empresas chinas se estén mudando hacia el sureste asiático.

Un pantallazo por la región y Uruguay

A pesar de la tranquilidad financiera que tiene Argentina hasta noviembre de 2019, una vez que le toque enfrentar mercados con mayor deuda y sin financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) puede acarrear nuevamente problemas de confianza. Si bien se espera que el PIB en Argentina caiga 2,4% este año, dada la situación actual, la está sacando “regalada”, reconoció Rodríguez. Para 2019, a la soja es altamente probable le vaya mucho mejor que este año, añadió. 

Por su parte, el gobierno de Brasil liderado por Jair Bolsonaro que asumirá en enero de 2019, deberá lidiar con un déficit fiscal de 8% y la necesidad de avanzar en una eventual reforma del sistema de pensiones que es el principal problema que acarrea el país norteño. Según explicó Rodríguez, en términos políticos avanzaren esa necesaria reforma va a ser muy difícil, a la vez que se presenta una incertidumbre en el sentido de que mientras el futuro ministro de Economía (Paulo Guedes) ha mostrado una posición extremamente liberal, la que será ministra de Agricultura, Tereza Cristina Correa da Costa, se ha manifestado con sesgos bastantes más proteccionistas.

Sobre Uruguay, Rodríguez señaló que el factor sequía afectó con mala cosecha de soja que repercutió considerablemente en el PBI en 2018, a lo que se suma para 2019 la previsión de una caída del 30% de argentinos que vengan a hacer turismo al país, según datos de Cinve. El 49% de la venta de servicios que realiza Uruguay es en turismo, recordó. 

A su vez, se indicó que Uruguay se encuentra en el lugar 53 de competitividad en un ranking que engloba a 140 países. Después de un cambio en la forma de medir ese ranking en el que se incluyeron derechos laborales, Uruguay avanzó varios casilleros. El rubro más destacado, se destacó, es que en tecnología el país ocupa el lugar número 12.

Sobre el tipo de cambio, a partir de una corrección de 3,7% en octubre, Uruguay finalizará 2018 con una diferencia de 30% del tipo de cambio real con Argentina y de 5% con Brasil. A su vez, se señaló que la tasa de desempleo va a finalizar en 8,6%, un punto más que el año anterior, lo que llevado a números implica unas 150 mil personas.

En relación a déficit fiscal, la economista mencionó que el gobierno tiene poco margen de maniobra para bajarlo al corto plazo, por lo que si se piensa de punto de vista de las tarifas públicas, es difícil pensar que vaya a haber una baja en, por ejemplo, los combustibles a pesar de que el petróleo bajó un 25% en el último mes. El precio de referencia de Ancap hoy está 16% por encima, apuntó.   

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...