Opinión > narco

Las jefas del narco uruguayo

Negocian mejor y utilizan menos violencia; cada vez son más

Tiempo de lectura: -'

13 de octubre de 2018 a las 05:03

Cuando Pablo Escobar Gaviria no había llegado aún a ser el más poderoso y famoso narcotraficante colombiano y era apenas uno más en una banda de la que quería despegarse para iniciar su propio negocio, quien le concedió una ruta de ingreso de cocaína a Estados Unidos fue una mujer: Griselda Blanco, la reina de la cocaína.

Ya socia de Escobar, un día este le mandó una partida y faltaba un kilo de lo acordado. Resultado: ordenó enterrar vivo al piloto de la avioneta que le había llevado la cocaína. Algunos investigadores estiman que entre las técnicas más violentas utilizadas por el narco, los sicarios por ejemplo, se impusieron por el impulso que le dieron mujeres. Historias como esta aparecen reflejadas en el libro “Las jefas del narco”, del mexicano Arturo Santamaría Gómez.

En su libro, el sinaloense centra la creciente participación de mujeres en el narco en el hecho de que sus maridos fueron cayendo uno a uno –a la cárcel o al cementerio- y ellas se vieron obligadas a mantener el negocio funcionando.

En Uruguay, la creciente participación de mujeres en cargos de responsabilidad en organizaciones delictivas tiene un origen más multicausal. Mientras que en otros países el crimen se organiza en cárteles, maras o en las llamadas Bacrin (Bandas Criminales), en Uruguay lo que prima es el clan familiar.

Las mujeres tienen virtudes que los hombres no: evitan la violencia y negocian mejor, generalmente con hombres,

Ya en la década de los 90 un informe de la Junta de Drogas indicaba que el consumo y tráfico de marihuana estaba “popularizados y generalizado”, y mencionaba casos en que abuelas eran las jefas de grupos de narcotraficantes.

Actualmente hay 549 presas de las cuales 139 fueron recluidas por delitos vinculados al tráfico de drogas, o sea una de cada cuatro prisioneras.

Hábiles negociando

A pesar de su ilegalidad, o quizás por eso, el narcotráfico es un negocio que debe respetar las reglas del mercado, las leyes de la oferta y la demanda y de captación de personal.

En general, la participación de la mujer en el mercado laboral ha aumentado pero en estos sectores la existencia de hogares monoparentales, con jefas de hogar, obligan a las mujeres a parar la olla. Y algunas eligieron ingresar en el mercado de las drogas sin necesidad de que hubiese un hombre en la familia que tomara la decisión.

Sí, también están las que toman la bandera que por alguna razón dejó el marido así como hay otras que insertas en el mundo del delito se reconvirtieron de la rapiña al narcotráfico. La rapiña se pena con cuatro a 16 años y el tráfico con 20 meses de prisión a 10 años de penitenciaría. Pero, además, la rapiña requiere el uso de la fuerza o la violencia. El tráfico no necesariamente. Y, según expertos locales, las mujeres tienen virtudes que los hombres no: evitan la violencia y negocian mejor, generalmente con hombres, ante los cuales pueden aprovechar el ambiente machista del negocio con un efecto judo, usar la fuerza del adversario –el macho capo narco- en beneficio propio.

El divorcio con el barrio

En las últimas semanas la Policía desbarató a la banda de los Chingas, que opera en Casavalle, liderada por mujeres. Uno de los hijos de la líder Chinga mató a su abuelo por razones estratégicas y, muerto el patriarca que tenía su propio prontuario, Mónica -así se llama la jefa narca- cometió un error estratégico al aceptar la propuesta de su vástago y comenzar con los desalojos a punta de pistola.

Y algunas eligieron ingresar en el mercado de las drogas sin necesidad de que hubiese un hombre en la familia que tomara la decisión.

Además de dinero y tecnología, los capos narcos como Escobar o más acá en el tiempo y más arriba en el mapa el mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, se tornan escurridizos para las autoridades porque cuentan con el apoyo, y en algunos casos el respeto y admiración, de parte de la población.

La estrategia Chinga quebró la última barrera de los códigos barriales y con ella perdió apoyo y empezaron a aparecer denuncias que terminaron prácticamente con la organización.

En los últimos días le tocó el turno del embate policial al complejo Quevedo, ubicado en Jardines del Hipódromo. Allí el clan Figueroa-Verón cercó el complejo con concertina, como en las cárceles, ocupó ilegalmente una vivienda y colocó 36 cámaras de vigilancia. El hombre ocupaba una vivienda donde tenían el centro de monitoreo y funcionaba como el seguridad de la organización. La venta y el lavado a través de un almacén, lo regenteaba ella.

Mientras que a Mónica la de Casavalle antes de enviarla a prisión había logrado negociar una detención domiciliaria, en este caso la mujer había zafado tres veces de la Justicia que la declaró inimputable. Esa definición surgía porque la mujer cobra una pensión por discapacidad. 

Cualquiera medianamente informado sabe, y sino los magistrados deberían saberlo, que en algunos sectores abundan estas pensiones porque funcionan muchas veces como un apoyo social. Porque la supuesta “discapacidad” que sufría la traficante de Jardines del Hipódromo no le afectaba en modo alguno la cordura. Cuatro detenciones fueron necesarias para que la mujer terminara en prisión (la discapacidad parece que esta vez no se tuvo en cuenta) y se espera aplicarle el código no solo en tráfico sino también en lavado de activos.

Este tipo de operativos continuarán y quizás sigan develando el peso que están teniendo en Uruguay “las jefas del narco”.    

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...