Fútbol > MUNDIAL SUB 17

Las sensaciones de jugar un Mundial a los 16 años, en tu país y con 10.000 personas alentando

“La gente siempre nos apoyó”, señalaron Daniela Olivera y Belén Aquino, quienes hablaron en la zona mixta

Tiempo de lectura: -'

14 de noviembre de 2018 a las 13:32

La capitana de la selección femenina uruguaya sub 17, Daniela Olivera, y la delantera, Belén Aquino, dejaron el Charrúa con el gesto amargo de recibir una dura derrota ante Ghana por 5-0 en el debut mundialista celeste, pero con la satisfacción del apoyo recibido por el apoyo del público que llegó al partido, unas 10.000 personas.

Tras responder las preguntas sobre lo estrictamente deportivo que dejó encuentro, sus caras cambiaron al hablar de lo que fue jugar un mundial y que los y las hinchas respondieran en gran forma.

“Eso te llena de orgullo”, dijo Olivera en la zona mixta. “Sabíamos que iba a estar lleno por lo que se dijo. Y eso también lo tomamos en cuenta. También nuestra familia que vino, gente de afuera, los niños. Para nosotras fue un gran orgullo que esté toda esta gente apoyándonos y que empiece a cambiar el fútbol femenino”, agregó.

En tanto, Aquino señaló que “realmente fue lindo, jugar con un estadio lleno y que durante los 90 minutos apoyó”. “Eso es lo que uno rescata, que la gente más allá de ir 4-0 o 5-0 abajo, siempre nos apoyó, hasta después de terminar el partido”, señaló.

La delantera manifestó que sintió la diferencia entre jugar por el medio local, con poca gente en las tribunas, a estar en un Mundial FIFA. “De pasar a jugar de un campeonato local a una Copa del Mundo es diferente, obvio. Estoy agradecida a toda la gente que vino”, explicó.

Con respecto a las horas previas al debut mundialista, la capitana celeste manifestó que “había ansiedad y muchos nervios”. “Bajamos media hora antes de salir para venir al partido. En el ómnibus también se notaban las ganas y los nervios, pero siempre con la mente positiva”.

Aquino agregó que “en el día capaz que hubo un poco de nervios entre todas”. “La venida al estadio fue muy linda, cantando en el ómnibus con las chiquilinas. Hubo un poco de nervios y ansiedad”, sostuvo.

“Con los dientes apretados”

“Fue un golpe duro, en un debut perder 5-0 no es fácil. Es una potencia”, comentó Aquino al analizar el partido. “Fue un primer tiempo malo. Ariel (Longo) nos dijo que las cosas no estaban saliendo y había que revertir la situación. Salimos a un segundo tiempo que queríamos revertir la situación, pero Ghana nos superó en los 90 minutos, hay que aceptarlo”.

La delantera indicó que en el segundo tiempo se salió con otra actitud. “Nosotras ante la adversidad seguimos corriendo y metiendo, porque es algo que el grupo tiene, ante la adversidad sigue. No se nos dio de encontrar un momento bueno para achicar la diferencia y después Ghana siguió haciendo lo que hizo en el primer tiempo”.

Por su parte, Olivera dijo que estuvieron “mal en las marcas” en el comienzo del partido. “Después lo supimos manejar un poco más, tuvimos un poco más de control. Pero ellas son muy rápidas, manejaron muy bien las pelotas largas y eso a nosotros nos dañaba, además la cancha estaba mojada y nos costó mucho”.

“Los dos primeros goles en 25 minutos obvio que afectan pero no te podés poner a pensar en esos dos goles. Hay que pensar en los 80 minutos que quedan. Seguimos por lo que somos, porque luchamos hasta el final por la gente y por todo”, señaló la capitana.

Uruguay jugará el próximo viernes ante Nueva Zelanda en el Charrúa y el martes cerrará el grupo frente a Finlandia en Maldonado.

“Ahora hay que pensar en los próximos dos partidos, todavía no terminó. Había que lucharla. Sabíamos que la gente nos estaba apoyando”, agregó Olivera.

“Tenemos que salir a proponer de arranque, con los dientes apretados, y hacer lo que no pudimos hacer ante Ghana”, dijo, a su vez, Aquino.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...