Estilo de vida > NOT ONLY SALAD

Los secretos para preparar las mejores frutillas con crema chantilly

Un plato simple, rico, fácil y fresco

Tiempo de lectura: -'

16 de octubre de 2019 a las 05:03

Este blog fue publicado originalmente en el blog Not Only Salad.

Servir frutillas con chantilly es, a mi entender, servir una belleza de postre. Simple, rico, fácil, fresco… Muchos son los adjetivos que se me ocurren para describirlo, y todos se quedan cortos. La combinación de fruta con crema batida es un clásico, ¡y no en vano! Hoy le dedicamos un espacio a las frutillas con chantilly, y les develo esos pequeños tips para lograr que sean no diez, sino ¡11 puntos!

Frutillas

La temporada de frutillas es bastante corta y hay que aprovecharla. Este año, seguramente por designios climáticos, empezó bastante antes. A principios de julio ya empecé a verlas en el supermercado, y claro está que me les tiré encima estilo paloma porque no daba crédito. Normalmente las encontramos a finales del invierno, principios de primavera, y me acuerdo exacto porque las asocio a los cumpleaños de agosto, septiembre y octubre.

Justamente, el año pasado, a fines de octubre, hice una torta de frutillas, crema pastelera y chantilly que recibió muchos aplausos. Se trataba de una versión más simple del clásico postre francés “Fraisier”, y que lleva capas de génoise, crema pastelera, frutillas, y por supuesto crema batida.

Tips para elegir las mejores frutillas

Hay varios tips a tener en cuenta para elegir las frutillas más ricas.

  1. Primero que nada, olerlas. Un rico aroma a frutilla es indicio de una fruta bien madura, con buen sabor.
  2. Observarlas. Una frutilla madura está completamente roja, sin partes verdes. A diferencia de otras frutas, las frutillas no maduran más luego de ser cortadas de la planta.
  3. El tamaño importa. Las frutillas más grandes generalmente son las más insípidas. Elegirlas de tamaño pequeño, y si las estamos eligiendo para decorar una torta, cuanto más parejas, mejor.
  4. Observar sus hojas. Las hojas de la frutilla, el cabito, son imprescindibles para que se mantengan bien por más tiempo. Buscamos frutillas que tengan hojitas verdes brillante, y que no estén marchitas.
Cómo conservar las frutillas en casa

Luego de llevarlas a casa, recomiendo que las desinfecten en abundante agua fría y 3 gotitas de cloro, dejándolas reposar sumergidas por diez minutos. Con las frutillas no hay que usar demasiado desinfectante ya que son como esponjitas, y esa cantidad es segura. Luego enjuagarlas con abundante agua, escurrirlas bien, y guardar enteras, con cabito y todo, en un boul abierto. Las frutillas, así como cualquier otra fruta, se echa a perder mucho más rápido si se guardan en una bolsa o envase cerrado.

Si van a servir las frutillas como les propongo hoy, les recomiendo sacarle el cabito y cortarlas el día mismo que las van a servir. Maceradas con un poco de azúcar, por supuesto.

El mejor tip para lograr las frutillas más ricas

Me acuerdo que cuando era chica y las frutillas estaban en temporada, eran el postre por excelencia. Mamá las preparaba en un enorme bowl, cortando al medio las chiquitas y en fetas las más grandes, y las espolvoreaba con un poco de azúcar. Este gesto, el de “empoderar” a las frutillas con un poquito de azúcar, es el que hace la diferencia en sabor y textura. Ellas largan un delicioso jugo y quedan más blanditas, dejando un almíbar increíble en el fondo del boul.

Para que las frutillas con azúcar hagan su magia, sólo necesitan dejarlas macerando un mínimo de 30 minutos.

Crema Chantilly

Antes de pasar a darles un gran tip para hacer la mejor crema Chantilly, quería compartir con ustedes su historia. Esta, que si bien no es del todo conclusa, aparece en la web de información turística de Chantilly, Francia, y dice así:

Se sabe que cremas batidas son servidas en la época de Catalina de Medicis. Pero el azúcar está ausente en esta receta.

Hay que esperar un siglo para encontrar la aparición de la apelación “Chantilly” en los libros de cocina.

En 1750, Menon, autor culinario, en su obra da la receta de queso a la chantilly. Pero no es hasta el fin del siglo XVIII, treinta años más tarde, cuando una verdadera asociación de la crema conocida como “Chantilly” y el sito mismo es confirmada en la Aldea de Chantilly.

En 1775 Luis José de Bourbon, príncipe de Condé, propietario del domaine de Chantilly, inspirado por los escritos de Rousseau, el regreso a la naturaleza, la vida sana y simple de los campesinos hace construir la Aldea de Chantilly.

Siete casas de campo, son entonces construidas al este del parque: un establo, una lechería, un molino, un cabaret, un granero y dos pequeñas casas rústicas, con tejados de paja. Formando un pequeño pueblo dentro de un paisaje sombreado.

El establo, la lechería y el molino cumplen con sus verdaderas funciones, en el interior de los otros dos edificios, nos encontramos con la sorpresa del lujo de los apartamentos de los príncipes: un comedor, una sala de billar, un salón…

Desde 1775, el príncipe de Condé organiza aquí regularmente cenas, meriendas para sus seres queridos. Recibe aquí también huéspedes importantes como, en 1777 al emperador José II, hermano de María Antonieta (quien se inspirara de esta Aldea para construir la aldea de Trianon) o incluso a las hijas de Luis XV.

La aldea se convierte en lugar de fiestas magnificas, conciertos, paseos en piragua en el pequeño canal y de cenas refinadas.

En 1784, la baronesa María Féodorovna, da informaciones preciosas acerca de la recepción: “nunca antes había comido una crema tan buena, tan apetitosa, tan firme. Tenía un plato de frutas en conserva y los primores mezclados, envueltos con una mousse, flores del campo con nidos de pájaros en las cuatro esquinas, formaban la más bella copa jamás admirada”.

Por fin por primera vez se situaba la crema Chantilly en Chantilly!

Pero queda un gran misterio entre las “cremas batidas” del siglo XVII y la crema Chantilly de 1784. Que cocinero tuvo la idea de poner azúcar en la crema? Que invitado de los príncipes de Condé la bautiza Chantilly? Numerosas recetas guardan el secreto de su nacimiento, dándonos la posibilidad de inventar maravillosas historias.

¿Y el tip del que les hablaba? Bueno, para que la crema chantilly quede bien endulzada y tenga mejor textura, media hora antes de batirla guarden la crema líquida mezclada con el azúcar. Los cristales, en contacto con el líquido, se derretirán y endulzarán mucho mejor.

La proporción de crema de leche y azúcar es a gusto. Como la crema chantilly se usa generalmente para acompañar frutas y otros postres, recomiendo que antes de agregar el azúcar piensen para qué va a usarse y lo añadan en base a eso para evitar pasarse.

*Stephanie Rauhut es gastrónoma profesional y autora del blog "Not Only Salad". Estudió cocina en Uruguay, en Francia, y tras haber tenido durante varios años su empresa de pastelería, se dedica actualmente a la comunicación gastronómica y de viajes.

 Frutillas con crema chantilly

Ingredientes

  • 1 1/2 kg frutillas frescas

  • 100 gr azúcar
  • Crema chantilly:
  • 250 ml crema de leche
  • 1/4 Taza (50 gr) azúcar
  • Opcional: merenguitos
Procedimiento
  1. Lavar, escurrir bien y sacarle el cabito a las frutillas. Cortar en mitades o fetas, dependiendo de su tamaño. Mezclar con el azúcar y dejar macerando refrigeradas por al menos 30 minutos.
  2. Mezclar la crema de leche y el azúcar en un boul y refrigerar por al menos 30 minutos para que el azúcar se disuelva. Batir hasta que quede firme. Si tenés dudas del punto y tenés miedo que la crema se transforme en manteca, mejor batí un poco menos. Cuando veas que las aspas de la batidora empiezan a formar dibujos en la crema, frenás.
  3. Servir las frutillas con un copete de crema chantilly por encima, y si se desea servir también con merenguitos rotos por encima.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...