Nacional > INUNDACIONES

Los tanques de agua gigantes que se esconden debajo de la ciudad en Montevideo

Hay seis en el departamento, uno de ellos en construcción, en Luis Alberto de Herrera y Mateo Vidal

Tiempo de lectura: -'

19 de febrero de 2020 a las 05:03

En Montevideo hay una serie de obras que no se ven. Además de la recuperación de parques, calles y todo tipo de espacios públicos, las ciudades tienen infraestructura que está por debajo de la superficie, como todas las que tienen que ver con el saneamiento y el drenaje de aguas.

La Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) empezó a lo largo de esta década a construir tanques subterráneos de grandes proporciones que tienen como objetivo almacenar el agua de grandes lluvias –así como de aguas residuales o servidas–, para luego expulsarlas en las playas.

El primer tanque subterráneo de grandes proporciones se construyó en 2011, en la zona de la avenida Rivera y Francisco Solano López (ex Comercio), en el marco del proyecto de las torres Diamantis Plaza. Aunque ese fue el primero, esta modalidad de construcciones continuó y, al momento, la ciudad cuenta con seis tanques de este tipo.

El último, todavía en construcción, se encuentra por debajo de la intersección entre avenida Luis Alberto de Herrera y Mateo Vidal, donde está la plaza Giacomo Matteotti.

Los demás tanques subterráneos están por debajo del liceo N°26 en Jacinto Vera, la ex plaza Goes, el espacio libre Teresa de Calcuta en el barrio Larrañaga, y en la calle Cufré.

¿Cómo funcionan estos tanques subterráneos? Pablo Guido, responsable de Estudios y Proyectos de Saneamiento de la IMM, explicó a El Observador que cumplen una “función básica”, similar a la de las represas.

Actualmente, lo que sucede es que hay un colector (caño) por el que circula un caudal de aguas servidas y cuando empieza a llover, sube el nivel. Según describió Guido, llega un momento en el que el nivel queda a tope y el caño se llena “abruptamente”, por lo que empieza a salir por las bocas de tormenta.

Con estos tanques subterráneos (que están conectados a los colectores) lo que se busca es que cuando el agua llega a un tope se mantenga en ese nivel, para que no genere grandes inundaciones en la superficie. “Antes de llenar el colector el agua cae dentro del tanque. Mientras está cayendo, el tanque empieza a mantener el nivel”, aseguró Guido.

Por lo general, las inundaciones en Montevideo se dan en los sistemas de saneamiento que fueron construidos antes de 1940, cuyos colectores quedaron chicos con la expansión de la ciudad.

En el caso de la zona de Luis Alberto de Herrera. Por allí pasa una de las nacientes del arroyo Pocitos, también conocido como “de las lavanderas”. Ese arroyo, que todavía existe pero que pasa por debajo de la superficie de Montevideo, en el sistema de cañerías, desemboca en la rambla y Buxareo.

La construcción de esos tanques es bastante compleja, porque primero se hace el techo, sostenido por pilotes, y después el piso. Una vez que el techo está listo, se excava por debajo y se construye el piso, así como los canales. “Es una obra que, en general, tiene complicaciones similares a construir un garaje de un edificio importante con varios subsuelos y con medianeras. En este caso es algo muy grande y lo que tiene que mantener en funcionamiento no es una medianera, sino, nada más y nada menos, que Luis Alberto de Herrera”, explicó el técnico de la intendencia.

El último tanque subterráneo que se está construyendo sobre esa calle, en el marco de las obras de ensanche de la avenida, tiene 1.600 metros cuadrados y tres metros de altura. Permitirá almacenar hasta 3.520 metros cúbicos de agua una vez que esté listo, algo que se estima será en junio de este año.

La obra de este tanque, incluyendo las obras de microdrenaje (bocas de tormenta y regueras), tiene un costo de $ 89.487.546, equivalentes a unos US$ 2,3 millones.

El agua que almacenan estos tanques, entre aquellas servidas y las de lluvia, se expulsan en las costas del departamento, en diferentes puntos. Es por eso que después de cualquier lluvia se recomienda no bañarse en las playas, ya que hay una concentración alta de aguas servidas.

La intendencia estudia colocar en estos tanques subterráneos que se están construyendo un sistema de compuertas, que permitirá en los días de lluvias de pequeños volúmenes no expulsar el agua en las playas, sino almacenarla en los tanques. Esto evitará que después de una lluvia menor los montevideanos no se puedan bañar.

“Tendrá un impacto ambiental beneficioso sobre las playas, para aumentar los días en los que uno se pueda bañar sin problemas”, explicó Guido.

El jerarca señaló que siempre que se ensancha una calle, aumenta el porcentaje de pavimento y vereda en la ciudad. “Se va organizando, se construyen servicios, cada vez más calles, veredas y va desapareciendo el verde. La tierra no chupa agua y como pasan más autos, tenemos que poner más bocas de tormentas, por lo que el agua entra más rápido a los caños”, dijo y agregó que eso es lo que constituye el impacto hidrológico de las obras.

Los tanques subterráneos no son infalibles y mucho menos lo es el sistema general de bocas de tormenta con el que cuenta Montevideo, que no está preparado para soportar eventos extraordinarios.

El pasado lunes una lluvia de verano registró valores extraordinarios en materia de acumulación de agua, sobre todo en el barrio Malvín. Uno de los puntos que se inundó es el del tanque subterráneo de Rivera y Francisco Solano López (Comercio), que se vio desbordado por el caudal de agua.

Guido explicó que la intendencia está haciendo un análisis sobre las características de la lluvia que cayó. “Fue un fenómeno típico de verano, con lluvias de muy corta duración y muy fuertes”, señaló. En algunas casas el agua llegó a la altura de un metro.

El jerarca de la IMM dijo que fue uno de esos eventos para los cuales “el sistema de pluviales no está preparado”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...