Mundo > Mirá el video

Macri y la pandemia: si fuese presidente "hubiera ido por la línea de Lacalle en Uruguay"

El exmandatario argentino afirmó que Cristina Fernández de Kirchner tiene "secuestrado el peronismo desde hace 10 años" y que es ella la que "conduce el gobierno" de su país

Tiempo de lectura: -'

13 de octubre de 2020 a las 11:29

El expresidente Mauricio Macri reapareció luego de la quinta jornada de protesta de la tarde del lunes contra el gobierno de Alberto Fernández.

Macri recibió en su casa de Acassuso, en el partido de San Isidro, en el norte del Gran Buenos Aires, al periodista Joaquín Morales Solá, con el que conversó durante casi 40 minutos en el espacio Desde el llano en el canal Todo Noticias. 

El exmandatario comenzó comentando la jornada de protesta, de la que resaltó "el coraje y la convicción en forma pacífica", y apuntó que las manifestaciones tienen que ver con dos razones que conectan la jornada, —como un hilo, dijo—, con las "30 marchas" que se hicieron en su cierre de campaña, y esas razones son: "No al atropello y sí a la cultura del trabajo y la libertad".  Macri afirmó que eso es lo que pide la gente hoy en Argentina.

A lo largo de la más de media hora  de entrevista, el exmandatario aseguró que Cristina Fernández de Kirchner es la que "conduce el gobierno", hizo un autocrítica sobre su propio mandato y cómo perdió la capacidad para escuchar, condenó por "dañina" la cuarentena e hizo dos referencias sobre Uruguay. Una para apuntar, en el caso de que hubiese sido presidente en la actualidad, que frente a la pandemia hubiera seguido la línea del presidente Luis Lacalle Pou de "ser respetuoso de la libertad de la gente".

La otra para recordar su primer encuentro con Tabaré Vázquez —"un ser maravilloso", dijo— , que lo llamó para encontrarse tan pronto asumió la presidencia argentina. Conversaron brevemente antes de un asado y el ahora expresidente uruguayo le dijo, según contó Macri: "En dos minutos hemos resuelto una década de conflictos". Macri usó el ejemplo para señalar la disposición de Juntos por el Cambio a dialogar con el gobierno argentino. "Con gente razonable, nosotros hacemos un acuerdo en cinco minutos, Joaquín", le dijo a su interlocutor.

Macri cuestionó que alguna de las manifestaciones del lunes se hayan producido frente a la residencia de la vicepresidenta Cristina Fernández porque "uno tiene que expresarse desde un lugar neutral". Y añadió "no en la casa de una persona, no hace falta". Fue una crítica, en todo caso, light del mandatario, porque el asunto, en buena ley, podría ir más allá de ese "no hace falta", siguiendo el tono de su defensa de las libertades individuales.

Morales Solá llevó pronto a Macri por otros ámbitos, como, por ejemplo, el examen de su gobierno y el brusco declive a partir de las elecciones legislativas de 2017. 

El exmandatario dijo que el año de reflexión, desde su salida del gobierno, se centró en capitalizar los aprendizajes para que Juntos por el Cambio vuelva con otro tipo de experiencia. Contó entonces que muy pronto al asumir el mando se dio cuenta de que el "estado argentino estaba quebrado" y en ese momento tuvo un dilema: "Si decirles esa realidad crudamente a los argentinos o a apostar a ese brote de esperanza como para empezar a reconstruir".

Macri dijo que optó por lo segundo. "Creo que me equivoqué, porque después se sucedieron los esfuerzos y esos esfuerzos fueron agotando a la ciudadanía y yo los entiendo, porque sé el esfuerzo enorme que hizo esta clase media que ahora está saliendo a la calle", dijo. Macri apuntó que el esfuerzo realizado por esa clase media no tenía relación con la expectativa que él les había generado.

De esa forma, explicó, cuando se llegó en agosto de 2019 a las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), la gente estaba muy agotada, remando y que sentía que su presidente se había equivocado el rumbo. "Y decidió (la gente) volver al pasado, yo entendía las razones, pero me llené de tristeza porque para mí era obvio lo que iba a pasar", comentó.

Reiteró que no estuvo a la altura de la expectativa y apuntó otro asunto más: a partir de diciembre de 2017 su gobierno se puso a la defensiva por la hostilidad permanente, las dificultades financieras, la sequía. "Y ese modo defensivo me llevó a perder la capacidad de escuchar a la gente, todo el gobierno estábamos igual", expresó.

En ese contexto, entiende que la gente pensara que aquello no marchaba e indicó que solo al final de su gobierno pudo recuperar la capacidad para comunicar en las "30 marchas" pero, destacó, ya "era tarde". También, en su balance, admitió que como presidente nunca debió haber delegado la negociación política, aunque duda de si hubiera obtenido acuerdos para rescatar a su país.

Hoy se ve eso, continuó. Un tema fundamental es que el peronismo está "secuestrado" por Cristina Fernández de Kirchner hace más de 10 años y eso significa que el peronismo "ha sido cooptado por la irracionalidad". 

Luego comentó: "Todos teníamos la esperanza" de que el kirchnerismo volviera aprendiendo algo, pero no ha sido así y eso "destruyó" la credibilidad en el gobierno de Alberto Fernández. Más adelante, al comentar el tema de la justicia, Macri afirmó que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner es la que "conduce el gobierno, como casi todos pensábamos que iba a ocurrir", y que tiene una agenda propia "que tiene que ver con sus problemas" y que eso hace que "ella quiera dominar y someter la justicia y está en ese camino". 

Fue un poco antes, cuando Macri criticó con dureza la política de la cuarentena, que Morales Solá le preguntó que habría hecho él en el caso de ser el presidente: "Para simplificar, yo hubiera ido por la línea de Lacalle en Uruguay, ser respetuoso de la libertad de la gente", dijo

Macri pidió parar la cuarentena y cuestionó con vehemencia, la política de "miedo con autoritarismo" desarrollada por el gobierno de su país.

Al final del diálogo con Morales Solá, el exmandatario dijo que no extrañaba el poder, que no se veía como candidato en las próximas legislativas del año 2021 porque se sentía cómodo en "esto de acompañar a los que tienen vocación de liderar". Reconoció la las figuras emergentes en Juntos por el Cambio y apuntó que observaba "con mucha alegría la consolidación de Horacio (Rodríguez Larreta) en su primera experiencia sin estar debajo de un paraguas (en referencia a su liderazgo como presidente) en un momento difícil que le ha tocado".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...