Economía y Empresas > Sistema Financiero

Maduro usa al Bandes Uruguay ante restricciones del sistema bancario global

Las empresas estatales realizan sus transacciones financieras con el exterior a través de la filial local, según informó el BCU ante el Parlamento 

Tiempo de lectura: -'

27 de febrero de 2019 a las 17:29

Las sanciones impuestas por Estados Unidos han restringido el acceso de Venezuela al sistema bancario mundial. En ese contexto, el gobierno de Nicolás Maduro y sus empresas estatales están utilizando la filial de Bandes Uruguay para canalizar su actividad con el exterior.

Además de su operativa doméstica, el Bandes Uruguay tiene operativa de negocios internacionales, particularmente de gestión de liquidez y de pagos de instituciones que están relacionados con su accionista que es Bandes Venezuela, un banco público en el país caribeño.

El superintendente de Servicios Financieros del Banco Central del Uruguay (BCU), Juan Pedro Cantera, explicó días atrás en el Parlamento que cuando Venezuela adquiere bienes y servicios, canaliza los pagos, en parte por el Bandes Venezuela y en parte a través de Bandes Uruguay. En ese contexto, explicó que hay un número importante de personas jurídicas públicas y personas jurídicas no estatales que se relacionan en ese negocio.

Dentro de los depósitos del sector no financiero no residente “hay depósitos que son de una suma importante de entidades públicas venezolanas, no solo del gobierno central, sino de empresas venezolanas, gobernaciones y distintas entidades públicas que necesitan relacionarse con el exterior y lo hacen a través de Banco Bandes Venezuela y el negocio lo transfiere a través de un negocio en el exterior que es el Banco Bandes Uruguay”, dijo Cantera, según la versión taquigráfica de la Comisión Especial con Fines Legislativos de Transparencia, Lucha contra el Lavado de Activos y Crimen Organizado de la Cámara de Diputados.

Los depósitos de no residentes pasaron de US$ 53 millones a US$ 96 millones el año pasado. Según Cantera, del análisis que se realizó “surge claro” que resulta de la operativa natural del banco relacionada a la gestión de pagos y de liquidez. El funcionario dijo que lo que existe particularmente es un incremento de saldos y no tanto de clientes.

En 2017 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó en una lista de posibles infractores a la ley de lavado de activos y de financiamiento al terrorismo a Simón Zerpa Delgado, el presidente del banco venezolano Bandes, quien ante el BCU figura como la máxima autoridad de la filial que tiene en el país.

Esa situación llevó también a que Bandes Uruguay perdiera la mayoría de sus corresponsales en Estados Unidos y solo quedara con dos que hoy siguen vigentes, además de los que conserva en Europa.

Además, el Bandes Uruguay tiene una licencia completa como banco, a diferencia de Bolivia donde tiene actividad financiera pero restringida al otorgamiento de créditos y de microcréditos, por lo que no puede realizar actividades de comercio exterior.

El disparador

A comienzo de mes el diputado opositor venezolano Carlos Paparoni denunció que el gobierno de Maduro intentó sin éxito transferir fondos por cifras millonarias a cuentas del sistema financiero uruguayo. Eso puso en el ojo de la tormenta al sistema financiero local. El BCU negó estar en conocimiento de una transferencia millonaria frustrada.

Durante su comparecencia en el Parlamento el presidente del BCU Alberto Graña explicó en detalle cómo se hacen las transferencias de fondos, cómo se documentan y cómo se controlan. Allí dijo que cuando se realiza una transferencia de estas características, no importa el monto, se formaliza a través de mensajes electrónicos interbancarios (swift) utilizados en los sistemas financieros internacionales, para que el dinero pase de las cuentas de un banco hacia otro.

“Ningún mensaje swift llegó en ningún momento al Banco Central del Uruguay. ¿Qué quisieron hacer los titulares de cuentas en el Nuevo Banco (Portugal)? No lo sabemos ni nos corresponde saberlo. Lo que sí sabemos es que si eso efectivamente hubiera ocurrido, obviamente, íbamos a poner en marcha todos los mecanismos de control de la operación y origen de fondos”, afirmó Graña.

También aclaró que la plata no pasa directamente de un banco a otro, sino a través de corresponsales. Si hubiera existido alguna venida de capitales del Novo Banco de Portugal hacia Uruguay habría pasado primero por el J.P. Morgan que es corresponsal del BCU. Ahí habría operado un doble filtro: los controles del JP Morgan y luego los del BCU, según Graña.

El BCU sostiene que hasta el momento no se han detectado operaciones sospechosas hacia o desde Uruguay vinculada con Bandes y el gobierno venezolano.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...