Nacional > LANZÓ CANDIDATURA

Manini Ríos lanzó su candidatura con duras críticas a Vázquez

El excomandante se refirió al Tribunal de Honor militar que juzgó a Silveira y Gavazzo y trató de canalla e irresponsable al presidente

Tiempo de lectura: -'

04 de abril de 2019 a las 05:00

Liberado de cualquier prohibición de participar u opinar públicamente sobre política, el excomandante en jefe del Ejército Nacional, Guido Manini Ríos, lanzó su candidatura a la Presidencia de la República por el partido Cabildo Abierto y no escatimó en críticas hacia el gobierno del presidente Tabaré Vázquez, a quien tildó de canalla. 

El general retirado llegó acompañado de su esposa Irene Moreira al hotel Ibis de Montevideo donde lo esperaban una decena de personas, muchos de ellos militares retirados, para aplaudir su entrada. Con un clima más parecido al de un partido de fútbol que un acto político, Manini Ríos aceptó ser el candidato de este nuevo partido. El auditorio se quejó e insultó a los periodistas que quisieron consultar a Manini Ríos sobre los hechos relacionados a la actuación del Tribunal de Honor que juzgó a los militares Jorge Silveira y José Nino Gavazzo. El público también abucheó a la prensa cuando preguntó al excomandante por la búsqueda de desaparecidos. 

Manini Ríos era comandante en jefe cuando sesionó el tribunal y fue cesado el pasado 12 de marzo por criticar el accionar del Poder Judicial en los casos de violaciones a los derechos humanos en la dictadura (1973-1985).

A pesar de criticar a Vázquez por haber querido "eludir su responsabilidad" y actuar con "total ligereza de procedimiento", defendió al exministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez. "Me duele muchísimo la forma canallesca en la cual fue cesado el ministro de Defensa Nacional que está gravemente enfermo", afirmó Manini Ríos en relación al severo cáncer de páncreas que padece Menéndez.

El Poder Ejecutivo insiste en responsabilizar al Ministerio de Defensa Nacional por no haber elevado a la Justicia las declaraciones de José Nino Gavazzo, quien, según informó el pasado sábado El Observador, admitió ante el Tribunal de Honor haber arrojado al río Negro el cuerpo del tupamaro Roberto Gomensoro. Una vez que trascendió la confesión de Gavazzo, el presidente decidió remover a la cúpula del ministerio, incluido Menéndez y el subsecretario Daniel Montiel, así como a las más altas jerarquías del Ejército Nacional.

Según la versión de la Presidencia de la República, el secretario Miguel Ángel Toma instruyó al Ministerio de Defensa Nacional para que presentara ante la Justicia el expediente con las declaraciones de Gavazzo. Sin embargo, pasaron varias semanas desde la segunda quincena de febrero hasta que este 1 de abril, después de que trascendiera públicamente la confesión, el material llegó a la Fiscalía General de la Nación.  

Pese a esta confesión de Gavazzo, los miembros del tribunal consideraron que no fue por eso que lesionó el honor de la institución, sino por haber permitido que otro militar, Juan Carlos Gómez, haya ido preso por ese asesinato. El Tribunal de Honor -y luego el Tribunal de Alzada- decidieron pasar a reforma a Gavazzo, algo que implica que sea excluido de la institución y que no pueda hacer uso del uniforme. Para Manini Ríos esta es la "máxima pena posible que se le puede aplicar a un militar".

El excomandante en jefe del Ejército también aseguró que la filtración de las declaraciones de Gavazzo ante el Tribunal de Honor provienen de aquellos que "desde siempre odiaron y quisieron destruir al Ejército Nacional y a las Fuerzas Armadas". "Se ha dicho que el Tribunal de Honor hizo algo así como encubrir a Gavazzo, cuando realmente hizo exactamente lo contrario", manifestó Manini Ríos, provocando los aplausos del público. 

Manini Ríos aseguró en la conferencia de prensa de este miércoles que instruyó a los integrantes del Tribunal de Honor para que siguieran adelante con las actuaciones, pese a que los generales le advirtieron a su superior sobre la confesión de Gavazzo, tal como indica el artículo 77 del decreto 55 de 1985. "Yo mismo hice que el tribunal siguiera adelante con las actuaciones para que, de una vez por todas, se pudiera llegar al fallo que finalmente llegó y que fue condenatorio", afirmó el general retirado. Manini argumentó que la confesión de Gavazzo era una "chicana" para lograr que el tribunal no avanzara.

Una vez que la institución terminó de juzgar a los militares, Manini Ríos pidió al Poder Ejecutivo homologar los fallos a los que se había arribado. Entregó el expediente completo, con las sentencias incluidas, así como un alegato de ocho páginas en el que se refirió a la actuación del Poder Judicial. Manini Ríos argumentó que hubo militares que fueron condenados sin que existieran "pruebas suficientes" y que la Justicia, al juzgar delitos cometidos durante la dictadura, "se apartó de los más elementales principios del Derecho, no dando garantías a los acusados". "En definitiva, aplicó una suerte de derecho para el enemigo", escribió el entonces comandante en jefe. En ese documento, sin embargo, no hizo referencia alguna a la declaración de Gavazzo sobre el asesinato de Roberto Gomensoro. 

"No hubo ni un solo ocultamiento de información. Yo, personalmente, le entregué al señor ministro de Defensa todo el expediente completo sin que faltara ni una sola línea. Le comuniqué todos los pormenores y me consta que el señor ministro lo elevó a Presidencia de la República en las siguiente horas", explicó Manini Ríos. El excomandante en jefe alegó que no criticó al Poder Judicial en su escrito, sino que enumeró los casos en los que la Justicia actuó "como venganza y no como justicia". 

También consideró que el presidente tenía "arriba de su mesa" el expediente completo, donde estaba "clara" toda la información. "El señor presidente firmó la homologación sin haber leído el expediente. Eso es grave. A quien debería haber relevado era a otro y no a los mandos intermedios de las Fuerzas Armadas", agregó Manini Ríos, quien evitó hacer mayores comentarios sobre la actuación del Tribunal de Honor y su vinculación con esos episodios mientras era comandante en jefe del Ejército. 

Pese a estar retirado Manini Ríos se arriesga a recibir una nueva sanción por parte del Poder Ejecutivo. La ley orgánica militar prevé que los retirados puedan ser sancionados por el gobierno si este entiende que realizan declaraciones que afectan a la institucionalidad democrática o ponen en tela de juicio resoluciones de otro poder del Estado. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...